Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Blog

La mudanza a la nube es HOY

25 Junio, 2020 | Cuando se trata de eficiencia, productividad y ahorro de costos en general, siempre es buen momento. Sin embargo, la situación actual ha obligado a las empresas a hacer “mucho más y más y más con menos”. Las oficinas, que quedaron vacías en colaboradores, siguen llenas de sistemas y herramientas tecnológicas, que no sólo ocupan campo, y con esto implican gastos de mantenimiento y espacio físico, sino que se han visto también difícilmente accesibles por las restricciones de distanciamiento social y el cierre de instalaciones.  Aquellos que habían decidido “moverse a la nube” poseen debido a lo anterior, mayor flexibilidad en el manejo de costos, así como en cuanto a la capacidad y al acceso a la información. Pero para aquellos que aún no han tomado la decisión de “Move to the Cloud”, a continuación, unas razones para hacerlo HOY. 1. Ahorro de costos Sí, aunque suene una frase “cliché” e irreal. Esta eficiencia se da debido a varios factores, como el que se mencionó más arriba del espacio físico; pero también se obtiene debido a la economía que se da en costos de mantenimiento (alquiler, energía, etcétera) y en el costo de los servidores per se. Y, por si fuera poco, también se presentan ahorros en todo lo que implique mantener estos equipos en forma, como por ejemplo los softwares y actualizaciones que haya que instalarle, así como las políticas y la seguridad en general que debe asegurarse. 2. Accesibilidad cuando y desde dónde sea La información está almacenada en la “nube” y, a pesar de que el concepto es algo etéreo, hay que tener claro que es sólo el nombre que los de mercadeo (¡mis geniales colegas!) crearon para referirse a la web para temas de almacenamiento de datos y otros. Por lo tanto, no nos debe asustar. Lo importante es que al estar los archivos y datos guardados de esta forma, con tan solamente poseer una conexión a internet, podremos verlos, revisarlos y actualizarlos desde y cuándo queramos. Esto permite mucha mayor flexibilidad en el acceso para los colaboradores y usuarios de esta información. Además, su gestión es más sencilla pues permite que los colaboradores estén fuera de las oficinas físicas de la compañía y aún así puedan seguir trabajando; lo cual es de gran prioridad en estas épocas que estamos viviendo. 3. Flexibilidad que se ajusta a las necesidades Los servicios de nube tienen la ventaja – se puede decir que por definición – que son flexibles en cuanto a su consumo. Es decir, en este caso el cliente que los adquiere paga solamente por lo que usa. A lo contrario de lo que sucedería si se tienen los servidores en las instalaciones propias; se debe pagar todos los meses una cantidad fija, aunque se utilicen o no. La flexibilidad beneficia en ambos sentidos, si en alguna época se requiere mayor almacenamiento, se puede contratar la cantidad necesaria, o bien si se consumió menos capacidad lo utilizado es lo que se paga/cobra. Es por ello, que decimos que se ajustan a las necesidades de la empresa, y, lo mejor de todo, es que toda esta gestión se hace también de forma remota. 4. Seguridad garantizada Se dice mil y una veces, que la información es el activo más valioso que posee una empresa. El cuidar los datos debe ser una responsabilidad de primer orden. Al contratarse los servicios de nube, el proveedor elegido debe proveer un nivel de seguridad certificado y definir en conjunto los niveles de acuerdo o SLAs (por sus siglas en inglés de Service Level Agreement). Para ello, la identificación de vulnerabilidades, la protección de la información y los lineamientos o políticas que se establezcan deben ser temas que se deben cubrir por parte del proveedor contratado y un dolor de cabeza menos para el negocio. 5. Continuidad del negocio Llueve, truene, ocurra un desastre natural, social o económico, el negocio debe continuar operando. Entre el proveedor y el cliente deben acordar lineamientos o estándares de seguridad y de continuidad, así como establecer opciones de “backup” o respaldo de la información. La instalación y actualización del software y hardware para que los equipos funcionen siempre de manera óptima es responsabilidad de la empresa que brinda los servicios. Por lo tanto, el tener los datos en la nube incrementa notablemente la continuidad y seguridad del negocio, pues los centros de datos de los proveedores están certificados y son construidos para cumplir su objetivo primordial que es cuidar la información de la empresa. No importa si la empresa es grande o pequeña, los servicios de nube se ajustan a las necesidades de cada una, así como a su presupuesto. Además, no se requiere una gran inversión inicial ni de instalaciones físicas donde se guarden los equipos ni profesionales altamente especializados que los instalen y les brinden mantenimiento.   GBM ofrece varios servicios de nube que pueden apoyar a las empresas, como por ejemplo servicios de colocación, de hosting, ambientes virtuales, monitoreo, control remoto, backup, recuperación, entre otros. Se puede brindar una asesoría previa para apoyar y acompañar al negocio a migrar a la nube, así como revisar las soluciones que más se ajusten a su medida. Con la modalidad del trabajo remoto, que se ha hecho imprescindible ante esta situación actual que estamos viviendo, se hace primordial que toda la operación empresarial pueda continuar de manera virtual. Los servicios de nube permiten y facilitan esa continuidad remota, reduciendo además los costos operativos del negocio y ajustándose a las necesidades de la compañía.

No tema en dar el paso a la nube híbrida

03 Junio, 2020 | San José – junio 2020. La dinámica de los mercados de nuestra época obliga a las empresas a ser más versátiles, con infraestructuras tecnológicas más flexibles, seguras y escalables. Ante este panorama, no hay dudas de que el almacenamiento en la nube llegó para quedarse. Suponemos que, a estas alturas del siglo, ya está familiarizado con este término. No obstante, partiendo del hecho de que todavía habrá personas o líderes de organizaciones que no tienen claro el concepto, lo volvemos a establecer. Las nubes son entornos de las Tecnologías de la Información que extraen, agrupan y comparten recursos escalables con una red. Imagínese así todo un con junto de nodos como computadoras, formando parte de una red, en donde estos dispositivos electrónicos pueden almacenar información, acceder a una misma documentación simultáneamente en el momento y sitio que así lo deseen. Esa disponibilidad sucede, precisamente porque los recursos no están hospedados en servidores específicos de su compañía o discos duros locales, sino que la información se aloja en la red (internet) dándonos esa independencia de acceso en todo momento. Dentro del concepto de nube, sobresale el término Cloud Computing. Aunque algunas personas han llegado a pensar que ambos conceptos implican lo mismo, estas no son tan siquiera tecnologías en sí mismas. Por un lado, las nubes son entornos donde se ejecutan las aplicaciones, mientras que el Cloud Computing es la acción o función que se encarga de ejecutar cierta carga de trabajo en una nube. Finalmente, las tecnologías per se son los sistemas de software y hardware que se utilizan para diseñar y usar las nubes. Teniendo una vez más este refrescamiento de conceptos, es necesario hacer un breve recorrido sobre los diferentes tipos de nubes que hay y cuáles representan hoy un mayor uso en el mercado por parte de las organizaciones. La nube pública La nube pública es un entorno de almacenamiento creado a partir de recursos ajenos al usuario final, que pueden redistribuirse a otros inquilinos. Estos servicios informáticos son ofrecidos por proveedores externos a través de la internet pública, estando disponibles para todo aquel que desee utilizarlos o comprarlos, tal es el caso de IBM Cloud. Estas nubes pueden ahorrar a las empresas grandes gastos relacionados con la compra, administración y mantenimiento de hardware e infraestructura de aplicaciones locales, pues de ello se encargan sus proveedores. La escalabilidad sigue siendo una característica de las nubes. Bajo esta característica, todos los empleados de una empresa pueden usar la misma aplicación desde cualquier oficina o sucursal, con el dispositivo que prefieran siempre y cuando se tenga acceso a internet. La nube privada En términos generales, estas nubes son entornos de almacenamientos diseñados exclusivamente para un usuario final. Esto es, por ejemplo, cuando una empresa realiza la inversión para que se le cree un espacio de alojamiento en la red donde pueda almacenar y consultar información. Esos recursos a su vez podrán ser consultados por sus colaboradores, desde cualquier dispositivo, siempre y cuando estén conectados a internet y dentro de su red física o virtual. Esta modalidad de nube ha empezado a ser utilizadas por las empresas en centros de datos alquilados de otros proveedores que se encuentran fuera de las instalaciones. Todas las nubes se convierten en nubes privadas cuando la estructura de la informática es exclusiva para un solo usuario. La nube híbrida  Si lo que anda buscando es una arquitectura de TI que incorpore las bondades de los dos entornos anteriores, posiblemente la nube híbrida sea su mejor opción. Este entorno de nube se compone de al menos una nube pública y una privada, dos o más nubes privadas, dos o más nubes públicas. La forma en la que funcionan las nubes públicas y privadas siendo parte de una nube híbrida es similar a como lo hacen de forma independiente. Una red de área local, una red de área amplia y una red privada virtual. Las nubes independientes se vuelven híbridas cuando esos entornos se integran y se comunican entre sí, de la forma más sencilla. Aunque todavía hay organizaciones que no se atreven (o se arriesgan) a tener su información dentro de una nube pública, esto por la amenaza que representa para sus datos, la nube híbrida es el paso intermedio ideal para esas compañías. Por un lado, está el centro de datos y la parte más crítica de nuestros procesos protegido y controlado, mientras que por el otro se resuelven el resto de las necesidades con soluciones en la nube pública.  Es importante destacar que los entornos de nube pública y privada que forman la nube híbrida son entidades únicas e individuales. La integración o la parte clave en que ambas se complementan para formar la nube híbrida es mediante una interfaz de programación de aplicaciones, quien se encarga de asignar las cargas de trabajo de una nube pública y una privada. Las ventajas más relevantes de la nube híbrida se derivan de su composición mixta. Hay un mayor control, haciendo que las compañías tomen la decisión de qué información crítica se queda en el ámbito privado y cuál se queda en el público, flexibilidad relacionada con su escalabilidad, así como los recursos que puede aportar la nube pública. También se pueden mencionar la optimización de costes, pagando solo por lo que se usa y la sencillez que implica su migración. ¿Cuándo deberían las empresas plantearse el paso a una nube híbrida? Sí es una realidad que muchas compañías están optando por las nubes híbridas. Los datos han demostrado que este mercado está en crecimiento. Para el año 2015, hace 4 años, más del 85% de los CISOs (Chief Data Security Officers por sus siglas en inglés), afirman que sus empresas están migrando a la nube, según un estudio realizado por IBM.  Bajo esta demanda, el responsable de aquellas compañías que están pensando en migrar a la nube debería plantearse algunas cuestiones antes de optar por esta opción: ¿Para qué y cómo se va a usar la nube pública durante los próximos 2 años? ¿Qué servicios de nube pública utiliza la empresa y cuáles se deben mantener? ¿Qué plataformas locales es necesario conservar? ¿Cómo se integrará la nube híbrida con las cargas de trabajo actuales? A medida que más empresas adoptan los lineamientos de una economía digital, se ha generado una fuerte demanda por parte de Directores de Tecnología (CTO’s) por estar en la nube. Ante este panorama, los entornos de una nube híbrida les permite acelerar el proceso de innovación para satisfacer las nuevas necesidades del negocio. De acuerdo con Joe Peterson, Vicepresidente de Cloud Services de Clarify360, las empresas que aún tienen temor de colocar su información en la nube, perfectamente pueden hacer un clasificación de la información más sensible del negocio y aquella que si bien le pertenece, no implicaría mayor daño en caso de ser consultada por terceros. Ante esa situación, la nube híbrida es la solución ideal. Las empresas por ejemplo podrían tener su portal web, donde los clientes ven información sobre sus horarios de atención y ubicación de oficinas. Este portal bien podría entrar en la nube pública, pero cualquier otra información asociada a datos del cliente, realización de transacciones, acceso a registro médico requeriría de un entorno seguro. De ahí que, la organización puede segmentar este acceso a datos, asignando diferentes direcciones, según la seguridad de asociados, es esto justamente lo maravilloso de los entornos híbridos.     Fuentes:  Concepto de nube – Red Hat https://www.redhat.com/es/topics/cloud Concepto de nube pública – Microsoft Azure https://azure.microsoft.com/es-es/overview/what-is-a-public-cloud/ IBM Blog Latinoamérica – La nube híbrida en una mentalidad de transformación digital https://ibm.co/2UPFhS7  

¿Es posible implementar un canal digital en seis semanas?

25 Mayo, 2020 | Hace pocos días el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica (Fecamco), Raúl Delvalle, comentó la gran preocupación por las complicadas consecuencias de la pandemia, ya que se estima una caída de las ventas cercana al 75%. Es así como la gran mayoría de industrias han replanteado la manera de cómo estaban llevando a cabo sus negocios y procesos de ventas; las cuarentenas y las restricciones de movilidad cambiaron la “normalidad” de los procesos de los negocios, por lo que los líderes empresariales, empezarán a buscar alternativas que contribuyan a minimizar los impactos negativos para mantener a flote la operatividad de las compañías. Todos hemos notado que la crisis transformó las prioridades corporativas de manera radical, donde en muchos casos la digitalización no era una prioridad y en este momento pasó a ocupar un primer plano. Las empresas entendieron que necesitan una vía eficiente para mantener una comunicación con sus clientes para seguir despachando productos y servicios, eso les significa en algunos casos, su supervivencia. Es por ello que hemos comenzado a ver en la región nuevas iniciativas de incorporar los canales digitales por ser un mecanismo seguro para llegar a clientes nuevos y para prestar un mejor servicio a los usuales. Quienes aplazaron estas herramientas durante años, ahora ven su necesidad de su habilitación de forma inmediata. Un punto muy importante, es que el servicio al cliente de las empresas es uno de los más afectados -por ejemplo- los call center que son contratados para esta función, deben cumplir los parámetros de distanciamiento en los recintos, por lo que deben disminuir su personal y no tienen la misma capacidad de respuesta, lo mismo pasa dentro de las organizaciones, entonces eso se verá reflejado en la comunicación con sus clientes, ya sea por diferentes asuntos como asesorías, ventas, despachos, acompañamientos o estatus, de allí la relevancia de la capacidad de las soluciones digitales, que no tienen este tipo de limitaciones. En ese orden de ideas, hemos desarrollado el producto SMART Commerce by GBM, para darle la oportunidad a nuestros clientes en la región de colocar una tienda en línea y un canal de comunicación con sus consumidores, clientes y colaboradores de la manera más rápida y segura posible, en un proceso veloz y económico. Consideramos que bajo este nuevo enfoque podemos colocar un salvavidas para las organizaciones, donde muchas pasarán de tener un 0% o un 20% de ventas digitales hasta alcanzar el 90% en estos momentos. Otro tema que le hace ganar vigencia, son las nuevas generaciones de compradores que son nativos digitales y así lo exigen, además desean procesos remotos, que es lo que la plataforma facilita. Pero los beneficios no paran allí, además de convertirse en un e-commerce, la solución también ofrece la alternativa a las empresas de innovar a muy corto plazo e incorporar procesos de medición de feedback de los clientes, sobre todo en lo que tiene que ver con el sondeo del ‘sentimiento’, es decir, el conocer cómo se sienten, evaluar a la organización y hasta para que los colaboradores indiquen si necesitan un apoyo adicional, lo que da un valor agregado que va más allá de las ventas, en lo que ahora llaman la economía de la experiencia. La estrategia de GMB ha sido transformar el modelo tradicional de consultoría e implementación, entendiendo que son tiempos de emergencia y hay que actuar en consecuencia, es así como el proceso está establecido para una ejecución acelerada de la siguiente manera: En las primeras seis a siete semanas se pone en funcionamiento la tienda o e-commerce para mantener comunicación con clientes, donde se podrán gestionar los pedidos. En las siguientes seis a siete semanas, se trabaja la fase de maduración en la que se incorporan más funcionalidades y se dispone de más variedades en el catálogo, para alcanzar una oferta completa. Para las seis semanas finales, se integra al sistema backoffice SAP y eso da como resultado que todos los componentes de la operación queden alineados y 100% integrados. En GBM entendimos lo importante que es evolucionar del modelo tradicional y por eso invertimos los factores de implementación, pues las compañías necesitan del contacto directo con su cliente de manera inmediata y de forma idónea, por lo que no pueden esperar tres o cuatro meses -como era usualmente- para tener lista la plataforma. A ello, se suma que la implementación se puede hacer -en su totalidad- de manera remota, lo cual disminuye costos, para ello se dispone de un equipo de trabajo de expertos que trabaja con los colaboradores de las organizaciones para obtener los beneficios esperados, al igual, está basado es un software de clase mundial que da la opción de seguir evolucionando con más funcionalidades. Sumado a la adopción técnica, estamos en la capacidad de hacer un diagnóstico previo de la implementación del canal digital que tiene una alta importancia; se han conocido casos de empresas que hicieron la puesta en funcionamiento sin considerar si estaban preparadas a nivel interno y acabaron teniendo muchos problemas, porque prometieron entregas o despachos y no cumplieron, ha pasado en los sectores de B2B y B2C, y eso las hizo perder clientes, generando dificultades de tipo reputacional por la decepción que ocasionaron. Entonces, asesoramos en ese aspecto, hay que organizar lo interior para fortalecer lo exterior y estar preparados logísticamente en todos los frentes al hacer la apertura del canal digital.

Ciberseguridad en tiempos de virus: ¿está preparada su empresa para enfrentar un contagio informático?

21 Mayo, 2020 | San José – Mayo 2020. Sin duda alguna, la nueva década del siglo inició con la noticia de que un nuevo tipo de Coronavirus había nacido en un mercado de animales silvestres en Wuhan, ciudad de la provincia Hubei en China. Es así como, a partir de enero del 2020 y hasta la fecha, la enfermedad producida por el virus se propagó en la mayor parte del territorio de China y fuera de sus fronteras. Contagió a más de 160 países y obligó a todos los gobiernos a tomar las medidas necesarias, para resguardar la salud de la población de una eminente pandemia. El SARS – CoV2 se consagró como un ser microscópico, con una tasa de contagio de 1,4 a 2,5, es decir, cada persona infectada puede a su vez infectar a entre 2 a 3 personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Hoy los gobiernos de muchos países luchan contra el SARS – CoV2 causante de la enfermedad COVID – 19, por evitar a toda costa el contagio y frenar la pandemia que colateralmente ha dado un duro golpe a la economía por interrupción de la cadena de valor de las principales industrias. Está claro que cuando se trata de salud pública y está en juego la vida humana, se deben tomar acciones para garantizar su estabilidad. No ponemos en duda que las autoridades de salud, los esfuerzos conjuntos de los gobiernos del mundo y la disciplina de las personas para acatar las recomendaciones finalizarán con esta propagación. El tema que atañe a este artículo nos obligaba a conocer los principales datos de la situación actual y dicho lo anterior, el contexto nos demanda hacernos una pregunta. ¿Se ha puesto usted a pensar cómo afectaría el contagio de un virus al mundo cibernético? Sin duda, en lo que respecta a este otro plano, vale la pena recalcar que las compañías y los gobiernos del mundo son poseedores de uno de los activos más importantes de la época: los datos y la información. El espacio cibernético ha estado con predisposición a estas posibilidades desde que la red se globalizó. Tan solo en el año 2019, los malware’s se posicionaron como el principal ataque a los sistemas de las compañías, según el Reporte de Referencia de Cisco del 2019.  Esta forma de afectación consiste en un código malicioso diseñado para infiltrarse en un sistema con el fin de dañar o robar los datos. El correo electrónico es el vector de contagio principal, según los expertos. Los virus informáticos como una peligrosa ofensiva a las compañías del mundo Así como la expansión de la pandemia del COVID – 19 ha llamado la atención en el mundo, primero por el peligro que representa para las vidas humanas, seguido por la recesión y estancamiento de las economías globales, una infección en los sistemas informáticos no debería minimizarse en el mundo de los códigos binarios que resguarda las transacciones, gestiones, información y datos en general de miles de compañías. ¿Están preparados los gobiernos corporativos de las empresas para un contagio cibernético? Un virus informático realmente es capaz de tumbar y sustraer la identidad de un sitio en cuestión de segundos. Según datos de expertos, los ciberataques hoy por hoy están a la orden del día. El origen de estos ataques es incentivado por varias razones, entre ellas curiosidad, fama, explotación de vulnerabilidades, burla, etc, pero la principal de ellas es la extorsión y dinero. Según expertos, se cree que están generando más dinero que el trasiego de drogas. El mundo empresarial está lidiando a menudo con 4 tipos de ataques cibernéticos. Un 90% lo están haciendo contra el Malware, un 89% contra el Phishing, un 47% contra el Social Engineering y un 28% contra el DoS. El caos que estos virus podrían generar en las compañías van desde provocar malestar temporal en el usuario, impedir el funcionamiento de algún equipo, hasta incluso borrar o extraer data sensible de las empresas. ¿Tiene el equipo de ciberseguridad de su empresa un plan de acción para actuar frente a estos ataques? Aunque la pregunta puede resultar obvia, las últimas cifras globales dicen lo contrario. Aunque las compañías y sus directivos de TI mencionen estar preparados para combatir el cibercrimen, la realidad es otra. Solamente en el 2019, el 57% de las empresas de América Latina fueron afectadas por ransomware, el 55% atacadas a través de vulnerabilidades no gestionadas y 53% se vieron afectadas por temas de malware, según el Estado de Seguridad de la Información en la Región. Según Kaspersky, el pasado 2019 confirmó lo importante que es la ciberseguridad en entornos corporativos, donde se registraron fugas de datos significativas tras ataques a empresas públicas, gobiernos municipales y entidades críticas. Tras ese panorama, vaticinan un 2020 con aumento de los ataques en la región, especialmente en aquellos identificados con un impacto mayor en la reputación. Esto también impulsara la expansión de crímenes que no se han desplegado por toda la región, como el SIM swapping y ciertos tipos de ataques financieros. La Guía para el Manejo de Incidentes Computacionales del National Institute Of Standards and Technology (NIST, por sus siglas en inglés), existen 4 fases para la creación de una metodología que prepare al personal ante cualquier incidencia: Fase de preparación: Esto va desde entrenar al equipo de respuesta, hasta la adquisición de las herramientas necesarias, pero también debe prevenir posibles incidentes asegurando que su infraestructura esté lo suficiente segura. Fase de detección y análisis: Como el riesgo residual es inevitable aún después de estos controles mencionados en la fase de preparación, esta fase se vuelve vital para alertar a la organización cuando ocurra un incidente. De acuerdo con la gravedad del ataque, la empresa podrá mitigar el impacto y finalmente contenerlo. Fase de contención, erradicación y recuperación: durante esta fase puede que se regrese a la etapa de detección y análisis. Por ejemplo, mientras erradicamos un incidente de malware en un equipo, verificamos si hay equipos adicionales infectados. Fase post accidente: en esta fase se emite el informe donde se detallan las causas, el costo del incidente y los pasos que la organización debe tomar para prevenir incidentes a futuro. Desde luego, tener un plan de acción o metodología para hacerle frente al panorama de ataques se debe complementar con la actualización de los equipos y las herramientas involucradas en la defensa de la red. En el mercado existen muchas de ellas que pueden ayudar a prevenir estos inicidentes. Un gran ejemplo de ello es Qradar, el SIEM de IBM disponible a través de GBM, el cual valiéndose de Inteligencia Artificial permite análisis cognitivo, ayudando a detectar y tomando decisiones de una forma más agilizada. Virus hay de muchos sabores y colores. Al igual que sucede en el campo biológico con los virus, en el cibernético estos están en una mutación constante y cada día pueden surgir nuevos tipos de ellos. Puede que se logre inmunizar los equipos de un virus basado en vulnerabilidad aplicando un parche o una actualización, pero diariamente se están creando nuevas versiones de ellos, unido a la astucia e innovación con la que están actuando los malhechores del internet.   Fuentes: Instituto Salud Global de Barcelona: https://www.isglobal.org/coronavirus Organización Mundial de la Salud: https://bit.ly/2UvpsQq Johnns Hopkins University and Medicine: https://coronavirus.jhu.edu/map.html Reporte de referencia Cisco 2019: https://bit.ly/2Up3P43 Estado de Seguridad de Información en las empresas de la Región - https://bit.ly/3aGOFxn Cumbre Latinoamericana de Seguridad de Kaspersky - https://bit.ly/2S4RstM National Institute of Standards and Technology https://bit.ly/3duvoAZ Guía del NIST https://nvlpubs.nist.gov/nistpubs/SpecialPublications/NIST.SP.800-61r2.pdf

Mejore su experiencia en trabajo remoto con estos 5 beneficios

29 Abril, 2020 | San José – Abril 2020. La pandemia por coronavirus que inició con la nueva década 2020, trajo cambios en el paradigma laboral a nivel mundial, haciendo que las empresas tomaran nuevas medidas para la continuidad de sus operaciones y sustentabilidad de la economía. En la región centroamericana y del Caribe esta coyuntura sanitaria impulsó a los comercios de productos masivos a migrar sus ventas a través del ecosistema digital de la mano del e-comerce; y a las compañías de todo tipo de industrias a implementar el teletrabajo  o trabajo remoto. Aunque son muy pocos datos los que existen de momento en relación al trabajo remoto y que incluya a todos los países de la región de Centroamérica y Caribe, se sabe que el teletrabajo ha aumentado indiscutiblemente. Por ejemplo, Cisco registró 14,000 millones de minutos en llamadas a través de su plataforma Webex y más de 300 millones de usuarios solo en marzo. Esto es más del doble de su uso en un mes normal. América Latina creció 8 veces en el uso de la herramienta.  Como bien se dice, no fue ni el CEO ni el CIO que impulsó la transformación digital, en muchos casos, fue el COVID-19. Esto ha generado que los negocios hayan tenido que permitir, en tiempo récord, que los empleados puedan trabajar de manera remota y que la operación de la empresa pueda continuar. Para ello se han habilitado tecnologías que a lo mejor no habían ni considerado o las veían como futuristas. Con la forma tan repentina en que las empresas optaron por trabajo remoto, se ha dejado entrever que hay que ponerle especial atención a la tecnología esencial con la que deben contar las empresas para garantizarse productividad, seguridad, eficiencia, agilidad e innovación aún estando fuera de la oficina física con el fin de diferenciarnos de la competencia, mantenernos competitivos y brindar una experiencia de gran valor a nuestros clientes  Ante este panorama, muchos expertos afirman que el haber atravesado esa resistencia al cambio por parte de muchas compañías de la región, podría hacer que aún después de superada la emergencia sanitaria, la mayoría de ellas opten por mantener muchas de las herramientas y normas establecidas durante este período. Para GBM, como empresa líder en tecnología de la región, es importante que las compañías que ya están experimentando las bondades del trabajo remoto, se aventuren aún más para dotar a sus empleados de la mejor experiencia en lo que a facilidades tecnológicas se refiere, garantizándose así no solo la continuidad de la operación y migración a la digitalización, sino también una mayor satisfacción de sus clientes internos y externos, de la mano de estos otros beneficios: Productividad: Las compañías deben asegurarse el espacio de trabajo completo para que los colaboradores puedan laborar desde cualquier lugar, en cualquier momento, desde cualquier dispositivo y de forma productiva. Para ello, GBM tiene a disposición desde los equipos básicos como computadoras y laptops, mediante sus servicios de gestión como Smart User, hasta softwares para incrementar la productividad de los equipos de trabajo, entre los que sobresalen Cisco Webex Teams o Microsoft Teams. Seguridad: No importa si se encuentra laborando dentro o fuera de su oficina, el espacio de trabajo debe ser una fortaleza contra las amenazas cibernéticas. Las soluciones de GBM abarcan seguridad en la red, punto final y en la nube. Como representantes regionales de Cisco, GBM ofrece soluciones para teletrabajo que tienen como fin resguardar el activo más importante de su compañía, los datos. Entre ellas se encuentran Umbrella, AMP4 EndPoints y Cisco AnyConnect, todos ellos orientados a brindar conexiones seguras, previendo las posibles amenazas. AppGate es otro de los aliados de GBM, que ofrece soluciones enfocadas en la protección de la red. Esta es una opción para aquellas empresas que han implementado de manera acelerada el trabajo remoto, brindándole seguridad mediante un perímetro definido por software. Por su parte, GBM como representante excluviso de IBM en la región, brinda además servicios de gestión de accesos e identidades para la protección de su organización ante infracciones. Eficiencia: La estrategia del negocio y su ejecución son primordiales para la continuidad de la empresa. Las soluciones en administración remota le permiten tener más tiempo para lo esencial, mientras un equipo técnico de GBM gestiona su tecnología con excelencia y con una disponibilidad 24x7. Este beneficio se logra gracias a las herramientas que GBM pone a disposición de sus clientes para administración 100% remota de sus ambientes de TI, garantizando altos niveles de servicio y disponibilidad. GBM además le apoya en la gestión de SAP, brindando renovación de infraestructura, crecimiento de la capacidad, continuidad de negocio, entre otros apoyos funcionales. Agilidad: En este nuevo normal, las aplicaciones, los sistemas y la información deben estar al alcance de los colaboradores, pero de forma segura. GBM, como líder en nube híbrida de la región, le ofrece toda una gama de soluciones ajustables a todos los presupuestos de las compañías relacionada con nube híbrida, servidores y contenedores. En lo que respecta a servicios en nube, GBM pone a disposición la nube privada o bien, las opciones de IBM Cloud, Microsoft Azure, GBM Cloud o la de su preferencia. Sea cual sea su elección, esto le permitirá que su gestión sea ágil y flexible, con cargas de trabajo y capacidad escalable. Si lo que requiere para complementar la seguridad de su compañía es espacio para resguardar su información, nuestra oferta en infraestructura de servidores también forma parte de este beneficio. Innovación: Para los negocios que quieren diferenciarse de sus competidores y brindar mayor valor a sus clientes, la innovación es crítica. Soluciones de inteligencia artificial, automatización de procesos y asesorías, facilitan su trabajo, optimizan el tiempo y agilizan la toma de decisiones. Las soluciones de GBM en este ámbito son variadas y pueden adaptarse a cualquier sector corporativo. Desde sistemas interactivos en los cuales delegue la gestión operativa, hasta consultorías para entender, prototipar y construir los procesos. Como parte de este beneficio, las soluciones en educación, como cursos y certificaciones, apoyan en la formación de sus colaboradores para el desarrolo de habilidades tanto técnicas como blandas para poder contribuir de mejor manera a la organización. La transformación digital de las empresas ya era una realidad. Esta pandemia solamente vino a acelerar el proceso. Los beneficios enlistados en este artículo, resumen la experiencia que GBM brinda a sus clientes desde el ámbito tecnológico, con el fin de apoyarlas desde la asesoría, la implementación y el seguimiento de sus necesidades de TI en general y específicamente para estos tiempos de teletrabajo.  

¿Cómo sé si mi compañía es apta para implementar Inteligencia Artificial?

29 Abril, 2020 | San José – Abril 2020. Uno de los buscadores de internet más populares de los últimos tiempos, sin duda es Google. ¿Ha visto cómo este predice su búsqueda a partir del momento en que se dispone a escribir cualquier tema que desea buscar? La lógica bajo la cual funciona Google es a partir de la Inteligencia Artificial (AI). AI utiliza análisis predictivo para recomendar búsquedas, que surgen a partir de datos que Google recopila mediante los historiales de búsqueda, ubicación, edad, etc. La Inteligencia Artificial está más presente de lo que se cree en nuestras vidas. El ejemplo anterior es solo una de las variadas aplicaciones de esta tecnología, que nació alrededor de 1950 como parte de la ciencia de datos. La AI tiene como objetivo principal simular la inteligencia humana en las máquinas con la ayuda de acciones programadas, que respondan a la mayor cantidad de escenarios posibles a los que se exponga. Es decir, si queremos ver más allá de esto, el fin que persigue esta ciencia es la de llegar a ser tan autosuficiente, con máquinas que permitan pensar como lo harían lo humanos en términos de capacidad. Dentro de esta tecnología, se encuentran varias disciplinas que funcionan bajo el principio de Inteligencia Artificial. Entre ellas se encuentran: el Machine Learning y el Deep Learning, las cuales buscan utilizar grandes capacidades de datos para encontrar patrones que trabajen con o sin supervisión. A partir de estas disciplinas, es que hoy por hoy las industrias más importantes del mercado están haciendo uso de la AI, diseñando y entrenando máquinas que, alimentadas por la gran cantidad de datos que arroja tanto su operativa interna como externa, puedan automatizar principalmente aquellas acciones que repetitivas. Es así como, desde la perspectiva corporativa, se trata de utilizar la Inteligencia Artificial (AI) para la automatización de tareas, que mejoren los tiempos de respuesta y faciliten la toma de decisiones a partir de los datos. Según el Estudio Global Ejecutivo e Investigación de Inteligencia Artificial del año 2019, 9 de cada 10 líderes de empresas consideran a la Inteligencia Artificial (AI) como una oportunidad nueva para mejorar y optimizar el negocio. En consecuencia con lo anterior, según este mismo estudio, hay un temor latente entre los líderes de las industrias con respecto a que la competencia implemente antes que ellos la Inteligencia Artificial (AI) en sus negocios. Tan solo en el año 2017 este pensamiento estaba presente en el 37% de los empresarios y para el año 2019, el temor crecía a un 45%. Sin duda, lo anterior demuestra una mayor conciencia y preocupación por parte del sector empresarial, en donde se deja ver a la AI como un fuerte componente de la competitividad y elemento decisivo para la sobrevivencia de los negocios en nuestra época. Hoy cualquier empresa, de cualquier tamaño e industria puede beneficiarse del uso de la Inteligencia Artificial. De la mano con la computación y servicios en la nube, es posible construir soluciones de manera rápida y escalable. No obstante, a pesar del temor que corren los tomadores de decisiones de las empresas por quedarse atrás en la implementación de tecnología basada en la Inteligencia Artificial, paradójicamente se enfrentan al desafío de cómo rentabilizar la implementación de AI en sus organizaciones, pues más de un cuarto y casi la mitad de ellas, hacen inversiones significativas en estas soluciones tecnológicas sin notar de inmediato retorno o mejora en la gestión. Para los expertos, esto responde al hecho de que, más que implementar la herramienta per se, debe haber una conciencia de cuáles son los procesos actuales con los que cuenta la compañía y cómo se pueden automatizar. Aunado a eso, la AI no solo supone la solución en sí, sino que busca también empapar, desde la alta gerencia, jefaturas, mandos medios y colaboradores en general, de una cultura corporativa alineada con el pensamiento tecnológico. Para Carlos Portocarrero, Consultor de GBM y experto en AI, las empresas podrían adaptar más de la mitad del porcentaje de su operativa con la Inteligencia Artificial, no solo en compañías de manufactura, sino en industrias de gestiones que generen transacción. Para él, pensar en un alto porcentaje de automatización, aunque si bien es cierto es realizable, conlleva a factores más allá de la tecnología, como por ejemplo: cultura empresarial, resistencia al cambio, que tan avanzada están las organizaciones para tomar decisiones a partir de los datos, contar con procesos claros, definidos y funcionales, así como qué tan impregnada está la Junta Directiva, el C – Level o cualquier tomador de decisión estratégica.   ¿Cómo saber si mi compañía está preparada para implementar la Inteligencia Artificial en sus procesos?   Para Portocarrero, las empresas que deciden implementar Inteligencia Artificial AI, deberán ver esto como una transformación integral, que cruce transversalmente a todas las áreas de la organización y no fijarse en el objetivo único de nada más automatizar. Lo anterior, si se trata de visualizar a la AI en un proyecto grande, pues se puede empezar primero con algo muy pequeño y que genere buenos resultados. ¿Qué significa esto? Primero debe haber un fuerte convencimiento por parte de la alta gerencia, de querer mejorar los procesos de la mano de la tecnología. Seguidamente, deben trabajar cuanto antes de la mano de departamentos como Recursos Humanos y Comunicación Interna, en una estrategia integral de cultura corporativa, que abone el terreno para impregnar en la filosofía organizacional el ADN de la innovación. Lo que sigue después de las acciones anteriores es mapear dentro de la organización todos aquellos procesos que se podrían optimizar y automatizar con la AI. Por último, válgase de los mejores aliados en el mercado que le asesoren, implementen y hagan posible la Inteligencia Artificial en la compañía. Tenga en consideración cuál es el perfil hoy de las compañías que generan valor apoyadas de la Inteligencia Artificial, ya que estas usualmente: Descubren cuáles son los procesos del negocio clave e identifican cómo mejorarlos con IA.  Se involucran en proyectos usualmente riesgosos, que priorizan el aumento del revenue por sobre la reducción de costos.  Unifican la adopción de iniciativas de IA con los esfuerzos de transformación del negocio.  Invierten en talento experto no solo en IA, sino también en datos y cambios de procesos. Reconocen que la IA no es comprender solamente el componente tecnológico. El éxito genuino de la IA depende de la generación de revenue y la inversión de las habilidades de la organización, de utilizar la Inteligencia Artificial de forma transversal.  Adquieren tres objetivos fundamentales: aumento del revenue, eficiencia y reducción de costos. Siguiendo con el perfil, entre las industrias sobresalen tres grandes áreas que las empresas podrían aprovechar para visualizar la Inteligencia Artificial, estas son cadena de valor interna, customer experience y digitalización de productos a través de los servicios. Todas ellas tienen un común denominador: generan registro, es decir base de datos y se basan en transacciones constantes. Justamente, una de las principales industrias que sobresalen en la región centroamericana, corresponden a los centros de contactos o de llamadas. Países como Guatemala y Costa Rica constituyen los principales mercados con más volumen de operaciones  de Contact Center, de acuerdo con el Estudio de Mercado de Contact Center de Centroamérica y México elaborador por la firma Frost and Sullivan. Esta industria de outsourcing se mueve principalmente por el servicio de Customer Experience y por su naturaleza, muchos de sus procesos podrían rentabilizarse de la mano de la Inteligencia Artificial. Solo en este mercado, existen soluciones que podrían automatizarse, mejorarando la experiencia al cliente final, aumentando el rendimiento financiero, disminuyendo el riesgo y creando nuevos modelos de negocio. Con respecto a esto, el Estudio de la firma Frost And Sullivan, menciona dentro de sus recomendaciones que, los Proovedores de Servicio de Contact Center (CCSP por sus siglas en inglés), deben reposicionarse como impulsores de la transformación digital y expertos en la implementación de tecnologías para mejorar procesos. Dentro de este mismo ámbito, el segmento de banca y finanzas podría verse beneficiado con soluciones basadas en AI,entre ellas las gestiones de cobranza de las carteras de clientes, tareas que están en constante generación de transacciones. Para este segmento, GBM como líder en servicios de tecnología de la región, ofrece soluciones tecnológicas en gestión de cobranza, Cognitive Voice Response, Custormer [CP1] Basket Insights, Soluciones internas para RRHH y TI. Estas buscan mejorar la experiencia de los clientes mediante la interacción automática a través de herramientas que simulan la interacción humana, comunicación mediante puntos de contacto como lo son SMA, web, Whatsapp, correo electrónico, redes sociales. GBM, con su expertís en el tema, pone a disposición de sus clientes un enfoque integral para la adopación de inteligencia artificial, bajo el entendido de que no solo se trata de implementar una tecnología. Por medio de diferentes metodologías, áreas de conocimiento y profesionales con experiencia, GBM guía a clientes que se decidan por la AI, a encontrar la ruta para automatizar sus procesos, diseñar soluciones, dar soporte, capacitación y seguimiento a través de todas las etapas que conlleva el implementar Inteligencia Artificial.   El futuro de la AI en las compañías del mundo Cualquier empresa, de cualquier tamaño, en cualquier industria, puede beneficiarse del uso de la Inteligencia Artificial. A partir del insumo principal que necesita la AI, que son los datos, se pueden empezar a construir soluciones. De hecho, la mayor parte de las compañías saben que deben implementar Inteligencia Artificial tarde o temprano. No hacerlo hoy, sería el equivalente a que las empresas de los años noventas no hayan identificado al internet como una catapulta de su productividad. Quienes no se tomen en serio o no consideren la AI relevante tendrán serios problemas de competitividad y servicio al cliente al cabo de los próximos 3 años. Se espera que para el 2021 el 75% de las iniciativas de transformación digital saquen provecho de la AI. Recuerde que la AI no debe ser una estrategia por sí sola, sino una herramienta para alcanzar los objetivos de negocio, alineados con una estrategia global. Es decir, no se inicia con Inteligencia Artificial viendo donde puede ayudar a la estrategia, sino ver en qué parte de la estrategia se necesita soporte y cuál es la mejor forma de proveerlo.   Fuentes: Findings from the 2019 Artificial Intelligence Global Excecutive Study and  Research Project – Winning with AI Estudio Mercado de Contact Center en Centroamérica y México – Frost and Sullivan https://bit.ly/2UFZWaS La Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático – Eureka Blog https://bit.ly/3dwVAf2 

La táctica de defensa 3C contra los riesgos cibernéticos

06 Marzo, 2020 | ¿Qué lecciones hemos aprendido? Riesgos cibernéticos en las Empresas de la Región. Los ataques cibernéticos en las empresas siguen propiciando la necesidad de la seguridad cibernética y de los pasos que deben seguir las organizaciones para prevenir y mitigar los daños dentro y fuera de sus perímetros. Las organizaciones y Juntas Directivas si pueden acompañar sus estrategias con la seguridad cibernética.   Las empresas se pueden preparar para un ataque cibernético y controlar sus daños primeramente entendiendo que pueden ser el blanco de un ciberataque. Tienen que pensar en términos del impacto sobre su marca y reputación; si algo llegara a suceder y el impacto en los patrones de compra de sus clientes, posibles litigios que pudieran seguir, etc. Desde una perspectiva de gestión de crisis, en el supuesto de una brecha de seguridad, hay tres acciones fundamentales para ejecutar lo que llamamos las 3C:  Contener: significa cavar profundo para entender lo que está sucediendo y limitar o contener el incidente. Esto también significa tratar de preservar la integridad de la escena del crimen cibernético si alguien se ha introducido en sus sistemas,  mientras que no permite que cualquier otra cosa, como el malware, inicie a penetrar la organización. Comunicarse: conlleva que participen las comunicaciones corporativas y la asesoría jurídica. Esto es esencial, pero igualmente importante, las organizaciones deben tener una estrategia para involucrar a los interesados, incluidos los consumidores, empleados, socios comerciales, proveedores y medios de comunicación. Debe haber coherencia en lo que se debe decir acerca de un evento y qué no decir. Colaborar: se refiere a saber cuándo involucrar a las autoridades legales, recurrir a especialistas en seguridad cibernética, investigación forense y a los instrumentos legales de privacidad, y comprender cuáles podrían ser los efectos posteriores. Si es atacada, una empresa debe trabajar para minimizar la interrupción de la organización y acelerar su capacidad de respuesta. Para hacerlo de manera eficaz, las organizaciones deberían ver un ciberataque como un problema general del negocio y el riesgo, no sólo uno de seguridad, IT u operaciones. Cualquier organización con datos sensibles debe hacer que la protección de estos sea la responsabilidad de todos en la organización, y que debe extenderse a terceros, tales como los contratistas o proveedores de outsourcing. Desde la formación de los empleados y directivos a los protocolos de comunicación para la implementación de medidas de protección contra amenazas cibernética, tales esfuerzos deben orientarse a mejorar el riesgo cibernético através de una mayor seguridad, la vigilancia y la capacidad de recuperación, y un enfoque en la contención de los daños y la prevención de graves pérdidas en lugar de aferrarse a una expectativa poco práctica de un mundo cero pérdida.  

Ideas para Innovar

09 Diciembre, 2019 | Ideas para Innovar En mi trabajo actual, consultor de Innovación del Innovation HUB de GBM, me toca ver muchas industrias de distintas empresas con diferentes mercados, especialidades, recursos y tecnologías; pero hay una palabra que se escucha en todos los sectores sin importar el producto o servicio que desarrollen, esa palabra es la INNOVACIÓN. Es tan importante para el futuro de las empresas actuales que compañías como Google, dedican el 20% del tiempo de sus colaboradores para nuevas ideas que se desarrollan y se convierten en negocio. Desde que han implementado esta regla, Google ha logrado mejorar procesos disminuyendo costos operativos y han desarrollado nuevos productos generando nuevos ingresos y servicios como Google Maps, que utilizan para que más clientes los conozcan para hacer su marca más grande y adquirir clientes fieles por todo el mundo. Sabiendo esto, me pregunto: ¿Cuantas empresas utilizan la capacidad de sus trabajadores para crear negocio y bajar costos?  La realidad es que la mayoría de las empresas en el mundo utilizan a sus colaboradores para hacer trabajos repetitivos y operativos, del cuál no se requiere mucho conocimiento, ni análisis, ni solución de problemas ni mucho menos creatividad. Nuestra educación ha restringido nuestra capacidad de ser creativos, de imaginarnos nuevas formas de hacer las cosas y esto se ha replicado dentro de las empresas. Según Albert Einstein “la inteligencia es la imaginación” y también dijo que: “la medida de la inteligencia es la capacidad de cambiar”, sin la imaginación es imposible cambiar y si no se puede cambiar no se puede mejorar.  Las empresas piensan que por ser exitosas o porque han sobrevivido operando de una manera por muchos años no se deben someter a un proceso de innovación, lastimosamente existen datos que nos dicen todo lo contrario. Que compañías como: 1) Blockbuster, franquicia estadounidense de videoclubes que llego a controlar el 25% de la cuota de mercado mundial de videoclubes, 2) Kodak, que en los años setenta el 90% de las películas vendidas en USA y de cámaras pertenecía a esta empresa y 3) Nokia, que durante catorce años consecutivos fue la marca líder en telefonía móvil en el mundo. Tan rentable que la casa matriz, ubicada en Finlandia aportó 25% del crecimiento económico del país entre los años 1998 y 2007 hayan sido victimas de estos cambios hasta desaparecer, son ejemplos bastante claros de la necesidad de transformarse constantemente buscando estar en línea con los clientes. Sabiendo esto, deberíamos empezar a pensar en ¿Cómo podemos cambiar constantemente? ¿Cómo podemos innovar para estar acorde a las nuevas generaciones? ¿Qué métodos son los más útiles para innovar sin importar el tamaño de la empresa?  Mi primera recomendación sería que conozca a sus colaboradores, saque un espacio para conocerlos utilice herramientas como el IKIGAI o el FODA personal para saber que les gusta, en qué son buenos, con quién y con qué se identifican y utilice esta información para mantenerlos motivados y generar en ellos retos que los hagan crecer y creer en ellos mismos.     En segundo lugar, prepare constantemente a sus colaboradores hacia un pensamiento innovador, enséñeles distintas herramientas que ayuden a modificar el modelo o los modelos de negocio, como el “Business Model Canvas” o el “Blue Ocean Strategy”.  Un ejemplo de éxito es Cirque du Soleil, que utilizó el “Blue Ocean Strategy” para diferenciarse de los demás circos y crear algo innovador atrayendo nuevos mercados. La herramienta le permitió ordenar lo que hacían sus competidores y en que espacios podían innovar y tomar ventajas competitivas, además de esto le permitió saber realmente lo que los clientes potenciales NO querían ver en los circos de ahí el porque en ninguno de sus espectáculos hay animales. En tercer lugar, saque provecho del talento, capacidades y conocimientos de sus colaboradores. Para que se den una idea de lo impresionante que es la capacidad humana el cerebro esta formado por unas mil millones de neuronas, estas neuronas se combinan de modo que cada una contribuye con muchos recuerdos a la vez aumentando la capacidad de almacenamiento a algo más cercano a 2,5 petabytes (1 Pb = 1 millón de Gigabytes); el mayor disco duro creado hasta el momento ha sido de 100 Terabytes (1 Pb = 100 000 de Terabytes), tenemos una capacidad 2 500 veces más alta que el record mundial de disco duro (ExaDrive DC100 Nimbus Data), el problema es que toda esa capacidad de utilizar esos recuerdos para crear y desarrollar nuevos productos y servicios no es aprovechada, ni desarrollada en casi ninguna empresa del mundo, excepto que trabajemos en el Top 10, que a diferencia de las empresas promedio aprovechan el talento interno. Google, Apple, Facebook, LinkedIn, y Amazon son algunos ejemplos de empresas que si aprovechan ese talento constantemente. Empresas que destinan parte de su presupuesto y tiempo permitiendo margen de error a sus trabajadores para obtener nuevos productos y servicios.  En cuarto lugar, encuentre problemas o necesidades que hay en el mercado o bien dentro de la empresa y utilice metodologías ya inventadas para desarrollar soluciones: Concursos de innovación: se centra en un tema en particular que viene relacionado con un problema o necesidad que tiene la empresa o el cliente. En el concurso se escogen distintos equipos y compiten por una mejor solución obteniendo un premio monetario + algo más (más días de vacaciones, compras en alguna tienda de preferencia, una cena, o un paseo en algún lado bonito). Desarrolle intra-emprendimientos para crear distintas Startups dentro de su empresa, es un Win – Win para los involucrados. Las empresas grandes que lo utilizan aportan a los intraemprendedores: Tiempo, capacidades, tecnologías, procesos y herramientas. Por su parte, los intraemprendedores a cambio les dan un % de sus empresas. Estas empresas son rápidas para crear proyectos, sin burocracia, con mayor capacidad para llegar a distintos clientes generando cash flow constante a las grandes empresas. Si estas Startups son escalables, estas empresas grandes terminan comprándolas y ampliando su catálogo de servicios/productos. Un Win – Win para las dos partes. Cree su departamento de innovación: con personas con distintos perfiles usando procesos agiles metodologías  y herramientas para la mejoría de la experiencia al cliente poniendo en práctica la creatividad para solucionar problemas y crear nuevas formas de generar ingresos. Ya para concluir recuerde que la innovación debe de ir entrelazada con la estrategia de la empresa de nada sirve aplicar las recomendaciones si desde los altos mandos no se destina tiempo, dinero y recursos para lograr cada una de las metas propuestas.  Ahora, se que algunos pensarán como aplicar lo comentado anteriormente, pero por falta de tiempo, recursos, o dinero no avanzarán. Otros trataran de hacerlo ellos mismos, a prueba y error. La realidad es que innovar no es sencillo, y mucho menos en nuestra región y es por lo que aquí en GBM tenemos un equipo de Innovación (Innovation Hub) con una asesoría que ayuda a empresas a formar sus equipos de innovación con las capacidades, herramientas, tecnologías y metodologías necesarias.  1) Educamos al personal de nuestros clientes para que tengan un pensamiento de cambio. 2) Quitamos sus miedos dotándolos de conocimiento. 3) Los hacemos creer en ellos mismos dándoles nuevas metodologías y herramientas para que mejoren constantemente como trabajadores y como equipo. Todo esto con el propósito de que puedan lograr no solamente permanecer en el mercado por muchos años sino para que puedan agregar valor a la compañía internamente y al consumidor con nuevos productos y servicios. 

La Importancia de la innovación

02 Septiembre, 2019 | En el año 2018 estudié emprendimiento e innovación en Europa, recuerdo que me impresionó lo avanzados que están en infraestructura con respecto a Costa Rica (el país en que resido) y cómo esa buena infraestructura aumentaba la calidad de vida de sus habitantes. Me di cuenta que para ellos era normal caminar todos los días por aceras amplias, limpias y seguras; utilizar el tren o los buses eléctricos, el metro o inclusive todas las compañías que dan servicio de transporte como UBER, Cabify, myTaxi, Car2Go o bien bicicletas y scooters eléctricos.  Esto me tenía asombrado y me parecía innovador porque en Costa Rica es impensable no utilizar el carro para movilizarse de forma segura, cómoda y “rápida” (a pesar de mucho tráfico es considerado la mejor opción). También quede impresionado al darme cuenta qué las generaciones debajo de los 36 años (con los que compartía día a día) se quejaban constantemente de que el transporte público podría ser aún mejor, que hacían falta más líneas de metro, más paradas para los buses eléctricos, que comprar los tiquetes debía ser más sencillo, que en algunas partes las aceras no eran tan anchas como deberían de serlo, etc. Fue ahí donde me di cuenta lo rápido que las personas se acostumbran a las cosas buenas, y que innovar y crear nuevas soluciones a las necesidades del mercado es algo constante, simplemente por el hecho de ser seres humanos. Estamos constantemente pidiendo mejores productos y servicios que mejoren nuestra calidad de vida. Según estudios hechos por psicólogos las nuevas generaciones son aún más exigentes con los productos y servicios que consumen, aún más que los millenials, y es por ello que para toda empresa es imprescindible estar en constante innovación y desarrollo de productos digitales que hagan la vida de sus clientes más cómoda, sencilla, interesante y divertida de alguna forma, si no, desaparecerán del mercado más rápido de lo que se imaginan. Ahora, veamos algunos números que soportan la idea de lo mucho que está cambiando el mundo y de la exigencia de los consumidores. Según Fortune 500 y S&P 500 el 80% de las empresas cotizando en bolsa en 1980 ya no existen, y el 17%, del restante 20%, en 5 años ya no existirán si no empezaron a innovar entre el 2016 y 2017. Según un estudio de Gallup en 1960 el promedio de vida de una empresa consolidada era de 64 años y para el 2025 ese promedio será de 12 años. La universidad de Dartmouth hizo un estudio con más de 29000 empresas, en el que concluyó que en 1970 el 92% de las empresas sobrevivían los primeros 5 años; este porcentaje para el año 2000 ya había bajado a un 63%, y según el periódico El País para el 2017 el promedio de vida de un emprendedor sería de 3.28 años. Después de ver estos números y teniendo clara la importancia del tema le invito a preguntarse ¿qué tan innovadora es la cultura de la compañía a la cual pertenece? Según un estudio creado por MIT Sloan, en el cual se estudiaron 759 empresas de Estados Unidos (consideradas innovadoras en su sector) las compañías más innovadoras son las que demuestran tener más bases para permitir al recurso humano crear, inventar o innovar con más libertad. Estas empresas innovan constantemente basándose en los “6 bloques” que ayudan a crear una cultura de innovación en cualquier empresa de cualquier industria. Son los siguientes: Valores. Comportamientos. Clima laboral. Recursos. Procesos. Nivel de éxito. Los primeros 3 son meramente soft skills o habilidades blandas y son, de acuerdo con muchos autores, la base de la innovación; después vienen 3 bloques de hard skills o habilidades duras que la empresa necesita para que la cultura innovadora sea impregnada en cada uno de sus trabajadores, sin importar su posición. No es suficiente con tener la misión y la visión clara, es necesario crear un modelo de negocio, con una cultura laboral que promueva la innovación. Ahora, qué se recomienda para que una empresa empiece a ser innovadora, sea cuál sea su tamaño e industria. La respuesta no es otra que empezar con que sus valores promuevan la innovación, ya que éstos impulsan la toma de decisiones y sus prioridades hacia ello ¿En qué se está gastando el tiempo y el dinero? ¿En qué se está invirtiendo el dinero? Son algunas de estas preguntas que deberían enfocarnos hacia procesos de innovación. Una vez que los valores dirigen a la empresa para que las prioridades y decisiones sean basadas en la innovación, se establecen comportamientos y acciones que llevan a las personas a innovar, esto genera un clima de entusiasmo, compromiso, aprendizaje rápido y constante, alentando a un pensamiento independiente, creativo y creando nuevos retos. Ahora bien, para que se den estos retos y que la gente no pierda esa motivación es importante que existan recursos que ayuden a estas personas a desarrollar su idea, como sistemas de comunicación, de aprendizaje, de creación, y proyectos que hagan que las personas pongan en práctica lo que aprenden. Estos recursos correctos crean procesos ideales, que serán las rutas que guían el desarrollo de la innovación dentro de la empresa ¿Qué sistema se usa para capturar ideas? ¿Qué sistema revisa y prioriza estas ideas? ¿Qué proceso se utiliza para crear prototipos a bajo costo validados por potenciales clientes? Estos procesos cambiarán las reglas de juego junto con la forma de trabajar y obligarán a todos los que trabajan en la empresa a moverse de una misma forma. Por último, cada empresa mide o debería medir su nivel de éxito, al final de cuentas, como dijo Peter Drucker (autor de más de 35 libros de administración de empresas) “no se puede gestionar, lo que no se puede medir”, el nivel de éxito tiene que ser capturado internamente (qué piensa nuestro personal) y externamente (qué piensan nuestros clientes y el mercado en general), esto con el objetivo de demostrar año a año si vale la pena seguir por este camino de la innovación ¿Qué seguiré haciendo? ¿Qué empezaré a hacer? ¿Qué dejaré de hacer? Muchas empresas no han desarrollado sus estrategias hacia la innovación y es por esto que en GBM existe el InnoHUB que ofrece varios servicios y asesorías para ayudarle a aquellas que no tienen esta cultura a innovar en: un servicio. un producto. un proceso interno. Creando productos digitales que ayuden a una transformación digital para generar nuevos ingresos o bien, para disminuir costos. Se cuenta con personas especializadas en metodologías como el design sprint o design thinking para probar ideas rápido y unir equipos que regularmente no trabajarían en conjunto para fortalecer las sinergias y valores de las diferentes unidades de la empresa.  Para terminar, les compartola siguiente frase: “Si usted siempre hace lo que siempre ha hecho, siempre va a ser lo que siempre a sido” Tony Robbins. No podemos esperar algo distinto, si no cambiamos el cómo hacemos las cosas.

Smart IT - a GBM Summit

22 Enero, 2019 | “Ideas que impulsan los negocios. Tecnología creando valor e innovación”. En la actualidad, no procede hablar de tecnologías sólo por hablar de ellas. Hoy en día, “tecnología” no se refiere únicamente a la infraestructura, el software, las aplicaciones y los sistemas, sino que es un concepto bastante más amplio. Actualmente, hay avances tecnológicos todos los días; y la tecnología es hoy parte importante de la estrategia integral de la empresa. Sin embargo, no es suficiente mostrar la última tendencia. Lo que verdaderamente importa es descubrir aquellas ideas que cambian, en mayor o menor medida, nuestra forma de vivir e interactuar.  En el año 3,000 antes de Cristo se creó el ábaco en Babilonia. Fue hasta más de 4,500 años después que se inventó la primera calculadora mecánica. Alrededor de 300 años después nació la primera computadora y 40 años después la computadora portátil. Este ejemplo, tiene dos significados importantes. El primero, tiene que ver con la reducción en tiempo que demoran las innovaciones, que son cada día más aceleradas; lo que antes tardaba cientos de años en crearse, hoy en día demora mucho menos. Este hecho es conocido como “exponencialismo” (o exponentialism en inglés), concepto usado para describir la idea de que las innovaciones están evolucionando actualmente explosivamente y aumentando el cambio en la sociedad como nunca. El segundo significado, se refiere a la importancia que tiene la tecnología detrás de estas invenciones, propiciando no sólo la reducción en el tiempo de innovación, sino en los costos de producción, en el tamaño de los dispositivos (e.g. pasar de una computadora que ocupa casi un cuarto completo a una portátil de 3 libras), así como la automatización y la eficiencia en los trabajos.  Continuando con un poco más de historia, en el año 3,500 antes de Cristo se creó la rueda, y con ésta, el primer medio de transporte. Más de 5,000 años después se inventó el primer automóvil. Alrededor de 240 años después, Uber revolucionó la era del transporte. Y, un par de años después, el vehículo de conducción automática (o “self driving vehicle”) fue una realidad y estremeció nuevamente la industria. Hablar solamente de innovación ya no es suficiente. Las empresas buscan constantemente innovar y aunque no es sencillo hacerlo, ya no se busca sólo crear un producto o servicio, sino hacerlo de modo que éste cambie radicalmente el mundo de las personas y de los negocios. Hoy en día, una palabra de moda es “disrupción” y con ésta, las tecnologías disruptivas. Porque actualmente lo que sobrevive y se impone en el mercado son aquellas ideas que fundamentalmente modifican y evolucionan nuestro mundo.   La comercialización y la adopción de la tecnología ha pasado de ser una venta de producto únicamente, al que luego se le fueron agregando algunos servicios básicos como la instalación, el mantenimiento y el soporte. Hasta hoy en día, donde se ofrecen productos como un servicio, o lo que se conoce en otras industrias como "leasing" o alquiler. También están los servicios de nube, los de administración remota, de personal en sitio, entre muchos otros y casi cualquier servicio de TI que uno se pueda imaginar y que curiosamente en la industria y en nuestra región muchas veces desconocemos sus beneficios.  ​Smart IT es el nombre que hemos asignado al portafolio de servicios de tecnología de GBM y ahora al evento a realizarse en Costa Rica y Panamá, que refleja y celebra esta evolución de TI, así como que se referirá a las tendencias que revolucionan nuestro mundo empresarial y que generarán cambios que nos van a permitir enfocarnos más en la estrategia y en la innovación de nuestros negocios, al contar con herramientas tecnológicas que nos apoyen adecuadamente en nuestras labores diarias, así como en la toma de decisiones.  GBM es una empresa integradora de tecnología, y como tal, nos enfocamos en ofrecer la óptima solución de TI que se ajuste a la medida de nuestros clientes, enfocándonos en sus necesidades y en su presupuesto. Como empresa integradora, nos enorgullece contar con el apoyo de varios reconocidos y excelentes aliados, como lo son IBM, Cisco, Lenovo, Microsoft, Nutanix, VMware, entre otros, que estarán apoyándonos durante el evento Smart IT, ya sea como conferencistas o bien, dispuestos a que los asistentes puedan abordarlos con preguntas. La agenda de este evento es bastante variada tanto en contenido como en formato. Por ejemplo, tendremos charlas tipo plenarias, pero también 9 breakout sessions, un espacio de networking, y además estaremos incursionando en un espacio para reuniones de 30 minutos, donde los asistentes podrán reunirse con cualquiera de los conferencistas o de los especialistas tanto de GBM como de nuestras empresas aliadas. Contaremos con una conferencia de IDC, la empresa de investigación, que mostrará las tendencias de tecnología para este 2019, y comentará sobre el rol de los CIOs. Sin embargo, el evento además de contar con un contenido de gran valor y calidad acerca de temas actuales y de tendencia de tecnología; no es únicamente de una sola vía, en que se exponen los temas solamente. Sino que se tendrá un espacio de 3 horas para realizar networking y para reuniones uno a uno entre los asistentes que lo deseen y los diferentes speakers y representantes de nuestros partners. Es un evento que convocará una audiencia interesada en conocer las novedades de la industria de TI y la que desee actualizarse en las nuevas herramientas, metodologías y tendencias que trae la tecnología al mundo empresarial. El evento Smart IT quiere invitarles a conocer, entender e implementar las nuevas tendencias en tecnología para la innovación de sus negocios. Es el evento que: Reunirá las mejores ideas que, a través de la tecnología, cambian el mundo de los negocios. Dará a los participantes la oportunidad tanto de entender las megatendencias como de explorar y adentrarse en temas específicos. Así, cada persona creará su propia experiencia. Generará un punto de contacto entre tomadores de decisión y las soluciones tecnológicas a sus retos empresariales más apremiantes. Aprenderá a optimizar sus recursos, y así aprovechar al máximo su tiempo para la estrategia e innovación de su negocio. Será el lugar propicio para que los ejecutivos de altas gerencias puedan intercambiar experiencias, socializar y compartir tiempo de esparcimiento. Permitirá escuchar y compartir con speakers de primer nivel que hablarán sobre tendencias empresariales, el rol de la tecnología en los negocios y su visión de futuro. Facilitará compartir experiencias con líderes de industria, colegas y ejecutivos de distintas empresas. Smart IT se realizará a partir de las 9 de la mañana y hasta las 6 de la tarde el jueves 7 de marzo en el Hotel Crowne Plaza Corobicí en Costa Rica y el jueves 21 de marzo en el Hotel W en Panamá. Smart IT se referirá a las tendencias que revolucionarán nuestro mundo empresarial y que generarán cambios al contar con herramientas tecnológicas que nos apoyen adecuadamente en nuestras labores diarias y en la toma de decisiones, y así nos permitirán enfocarnos más en la estrategia y en la innovación de nuestros negocios.   Para más información y confirmar su asistencia, pueden adquirir sus entradas en www.gbm.net/smartit ¡Los esperamos el 7 de marzo en CR y el 21 en Panamá! Nos vemos.

¡Resoluciones 2019: en sus marcas, listos, y a ejecutarlas!

04 Enero, 2019 | ¿Propósitos de año nuevo? ¿Intenciones? Estas palabras tienen en su significado intrínseco un “voy a tratar” que no me parece adecuado para este blog ni para este año. ¿Resolución? Sí, mejor. Implica que se ha tomado una decisión para el futuro (próximo) y que, por consiguiente, se estará llevando a cabo una acción para ejecutarla.  Ésta fue la cuarta ocasión en que de manera casi como un ritual, me senté a pensar, antes de que finalizara el 2018, en lo que quiero lograr en el siguiente año. Y, al final de esta actividad, obtuve como resultado un documento donde están plasmadas mis metas. ¿Alguno de ustedes hace lo mismo? ¿Cómo lo hacen? Anteriormente, solía llevar a cabo este proceso, pero de una manera bastante informal y sin que quedara anotado. Solamente pensaba en lo que quería y lo guardaba en mi memoria. Nada más. Sin embargo, he aprendido que, si no queda por escrito, no sirve. El documento en sí es de suma importancia, pues se trata de una especie de contrato con uno mismo. Aunque no tenga firma. Ah, y mejor aún si está escrito en “puño y letra”.  Como todo en la vida, lo que se practica se mejora y por eso considero que hoy puedo brindarles algunos consejos para apoyarlos en la documentación de estas intenciones:   Momento: elegir un tiempo y lugar en el que podamos estar solos, y sin muchas distracciones. Aunque no me malentiendan, yo soy de las que estudiaba con música y para este tipo de actividades también está presente. Depende de cada quién cómo nos concentramos e inspiramos mejor. Lienzo en blanco: comenzar sobre una nueva página a realizar una lluvia de ideas de lo que quisiéramos lograr en nuestras vidas y anotarlas, sin importar si es algo a corto, mediano o largo plazo. Esta sesión de brainstorming consiste en anotar todos aquellos anhelos y metas por cumplir en nuestra vida, sin importar los prejuicios o las barreras que pensemos que pueda haber, como por ejemplo la insuficiencia de tiempo, de dinero, o por ser algo que requiera de terceras personas, o que requiera trasladarnos físicamente a otro lugar alejado, o porque sea muy difícil de conseguir, etc. No importa si es algo que nos pueda parecer ridículo en ese momento. Es importante para nuestro autoconocimiento, el entender cuáles son nuestros anhelos y nuestras metas por cumplir en la vida, pues al tenerlo claro, muchos de los pasos que demos nos llevarán eventualmente hacia esa dirección.   Organizar: separar las ideas por categorías, donde éstas pueden ser metas profesionales, personales, educativas, familiares, deportivas, etc. En esta organización, también se toma en cuenta el período, pues se deben ordenar por aquéllas que sí se pueden completar en el siguiente año, las que sólo se iniciarán, pero no finalizarán y las que aún no se pueden ni siquiera comenzar.   Arte: como último punto, recomiendo utilizar un poco de nuestra creatividad y acomodar las metas para el siguiente año de tal manera que se vean visualmente atractivas y/o que se nos hagan fáciles de recordar.  Este año, siguiendo mis recomendaciones anteriores, al quedarme sola en casa, lo cual les aseguro que sucede poco, logré hacer mi sesión de lluvia de ideas y plasmar una serie de resoluciones para este 2019.  Antes de mostrarles cómo quedó, y sin revelar muchos detalles personales, les comento que, después de una sesión de lluvia de ideas de calidad, las categorías que elegí para este año las considero bastante poderosas porque a pesar de ser simplemente tres, tienen mucho significado por sí mismas; y éstas son: Ser, Aprender y Crecer.  La primera es el “Ser” y se refiere en lo que nos vamos a enfocar a más corto plazo y que se va a ejecutar más repetitivamente durante el mes. Por ejemplo, planes de ejercicio, de alimentación, rutinas familiares (e.g. leer equis cantidad de tiempo con nuestros hijos al día o a la semana) y profesionales (por ejemplo, dedicar equis espacio diario o semanal a actividades estratégicas o de planeación en nuestros trabajos). La segunda categoría es el “Aprender” y significa aquellos tópicos que debamos reforzar a nivel educativo, como por ejemplo mediante la lectura, los cursos virtuales o físicos, los podcasts, etc. Se enfoca en temas que nos van a aportar conocimiento para la siguiente categoría o etapa, y que, por lo tanto, debemos tener clara la visión de hacia adónde vamos y qué queremos lograr a más largo plazo. Por último, la tercera categoría es el “Crecer” y se refiere a las metas personales y profesionales que hemos querido comenzar pero que por alguna razón (entre la más probable es el miedo) las hemos aplazado. Desde escribir un blog, desarrollar una aplicación o crear un negocio propio hasta tocar un instrumento. Son las metas a largo plazo, para las cuales hay que trabajar un plan más consciente y detallado sobre los pasos que hay que llevar a cabo para lograr concretar en algún momento (ojo que puede durar más de un año) estos objetivos. Es importante que, en cada una de las categorías, coloquemos las resoluciones y anotemos a su lado un KPI, que se convertirá en nuestra meta a corto plazo; por ejemplo, cuánto tiempo vamos a dedicarle al ejercicio o a leer, cuántos cursos vamos a llevar, cuántas horas vamos a invertir en etc.  Y por último, como consejo, recomiendo definir “To-do´s” para tener claro en lo que tenemos que enfocarnos. Por ejemplo, si decidimos llevar un curso de Marketing Digital en línea, un pendiente sería el tomar la decisión de cuál curso es el que estaríamos cursando; o bien, si decidimos correr una maratón, debemos decidir cuál; etc. Les adjunto un ejemplo de como puede lucir este documento. Sin embargo, cabe resaltar que al ser un ejemplo, aún faltan más categorías a incluir y más metas a cumplir. No lo compliquen mucho, pues entre más simple, más fácil de seguir el plan trazado. ¡Muchos éxitos!      Ahora sí, viene lo más complicado: la ejecución. Y no me refiero a la realización de este documento, sino al cumplimiento de estas resoluciones. ¿Quién se atreve? En el peor de los casos, algo habremos logrado aprender o alcanzar.  ¿Nos hablamos en un año para conocer cómo nos fue? Let´s #makeIT !!!

Re-imaginando TI…

20 Diciembre, 2018 | TI para todas las áreas. Recuerdo una frase de un profesor bastante reconocido, diciendo que es más sencillo contratar un profesional de TI para un puesto de mercadeo que un profesional de mercadeo para un puesto de TI. Como profesional de marketing, esta afirmación me hizo pensar… bastante. Y a lo mejor sea cierta. Pero no quisiera debatir este tema en este momento, sino que hago referencia a él para hacer un punto. Hoy en día, donde no existen las empresas sin tecnología, todos los profesionales, sin importar su especialización, debemos conocer de TI.  La tecnología está inmersa en toda la organización. Actualmente, un ejecutivo de cualquier área de la empresa debe tomar decisiones – ya sea solo o preferiblemente con asesoría de un especialista en TI – sobre herramientas y sistemas que le puedan facilitar su labor. O mejor aún, y dicho de una manera más correcta, debemos identificar cuáles son las tecnologías que se deben adoptar en nuestros departamentos, con el fin de hacer mucho más amigable la experiencia de nuestros clientes con nuestro negocio, sin importar si se trata de clientes internos o externos. Sean chatbots o asistentes virtuales inteligentes, programas de gestión de back-office, software de seguridad, aplicaciones, automatización de procesos, sistemas de manejo de datos o algún otro, deben aplicarse siempre pensando en el cliente o lo que se conoce en inglés como “customer-centric” o centrado en el cliente. En GBM tenemos una asesoría que me agrada mucho comentar. Se trata de sesiones de “design thinking” mediante las cuales la empresa cliente junto con personal de GBM, identifican primero la causa raíz de un problema de negocio; quiero detenerme aquí y hacer hincapié en que no se trata de un problema necesariamente de tecnología, sino uno estratégico para la compañía y que muy probablemente tendrá impacto en distintas áreas del negocio. Seguidamente, se buscan las posibles soluciones y caminos que pueden resolver dicha situación, para luego priorizar y definir cómo se va a implementar lo decidido por el grupo. Es interesante descubrir cómo de un problema que en un inicio era “vender más y aprovechar el crecimiento de la presencia de compradores en digital” hasta las soluciones que varían desde un “concierge” digital que atiende a clientes VIP; la automatización de procesos para que el cliente pueda tener acceso a líneas de crédito con mayor facilidad; la visibilidad de procesos donde se muestra el recorrido del usuario desde donde empezó, donde se encuentra en ese momento y cuánto le falta para concluir el proceso que está realizando; o un chatbot para responder preguntas más frecuentes, entre otros.   Tiempo invertido en innovación. Ahora bien, si nos detenemos a analizar, cuánto de nuestro tiempo lo invertimos en innovar e implementar soluciones diferentes, que nos diferencien notablemente de la competencia y que nos permitan ofrecerles un valor agregado a nuestros clientes, versus cuánto tiempo gastamos en “apagar incendios”, ser reactivos y estar inmersos en el día a día; ¿cuánto dirían ustedes que es esa relación en porcentaje? Según Gartner, en puestos de TI sólo el 5% del tiempo se dedica a la innovación, mientras que 70% se dedica a operar el negocio y el resto (25%) a diseñar y construir. Sin embargo, se espera que estos números cambien para el 2020 a 15% de innovar, 35% de operar y 50% de diseñar y construir.  Si los estudios de Gartner están en lo cierto, podemos analizarlo desde otro punto de vista y afirmar que el 70% de los recursos de una organización típica de TI se dedican a operar la tecnología, desde su infraestructura, sistemas de software hasta aplicaciones y requerimientos internos. Esto deja un 30% restante para hacer cambios y mejoras que estén alineados a los requerimientos de la organización y, para construir nuevas y mejoradas soluciones que automaticen procesos, apoyen en la toma de decisiones y brinden un valor agregado a nuestros clientes.  Siendo realistas, no podemos pretender que estos números cambien radicalmente en un corto tiempo, pero necesitamos comprender que, en nuestras ya saturadas agendas, debemos dedicarle tiempo a la innovación, sin importar el área en el que laboremos. Este tiempo será una inversión para el futuro nuestro y de nuestros negocios.  Innovando en TI (sí, el doble significado es al propio). Los profesionales de TI pueden ser quienes lideren la innovación en las empresas. ¿Por qué? Porque normalmente se utiliza cierto componente tecnológico para hacer cambios estructurales - no estoy hablando de los culturales - en las organizaciones.  Con el auge de las tecnologías digitales, las redes sociales, la nube, la creciente automatización de procesos y la explosión de datos, se hace cada vez más difícil el manejo de herramientas que permitan administrar la complejidad que conlleva el mundo digital. Esta situación hace más importante, pero a su vez reducido el tiempo invertido en innovación si no se administra de la manera correcta. Los especialistas de TI no pueden quedarse sin hacer nada y ser reactivos ante este panorama, pues de tomar este comportamiento se atienen a ser meramente proveedores de servicios “commoditizados”. Por el contrario, necesitan tomar una actitud proactiva y, a la vez que continúan ofreciendo servicios confiables de TI, aprovechar el uso de nuevas tecnologías y prácticas para redireccionar o liberar recursos que aumenten la innovación y el valor para la empresa.  Los nuevos modelos de tecnología están conduciendo cambios tanto tecnológicos como de negocio. Por ello, el perfil de los CIOs debe adaptarse a esta nueva era y convertirse en un híbrido entre habilidades de tecnología y de negocio. Los profesionales de TI tienen la oportunidad (y me gustaría pensar que también el deber) de construir un negocio con mayores probabilidades de éxito y de cambiar el mundo en el que vivimos (sí, así de idealista), simplemente al re-imaginar la tecnología.  ¿Está usted preparado para esta nueva era de TI? ¿Cuenta con los recursos (tiempo, presupuesto, habilidades, etc.) adecuados y correctos?  ¿Es parte de su resolución de año nuevo el dedicarle tiempo a pensar sobre cómo hacer cosas distintas? ¿Qué le parecería agregarlo a la lista de propósitos del próximo año? Sí, no importa si es para la organización para la que labora o para usted mismo.  ¡Te invito a innovar en TI! 

¿Por qué necesita un coach empresarial para analíticos?

05 Noviembre, 2018 | De acuerdo con Forbes el 66% de las compañías ya tercerizan entre el 11% y el 75% de sus aplicaciones de inteligencia de negocios. Forrester predice que hasta un 80% de las firmas van a confiar en proveedores de servicios de inteligencia para alguna porción de sus capacidades de descubrimiento durante el año 2018. Una analogía sencilla puede ayudarnos a comprender porque esta estadística tiene mucho sentido. Supongamos que usted ha querido mejorar su condición física por algún tiempo y ha llegado el momento de tomar la decisión y pasar a ejecutar su objetivo, podría tener las siguientes opciones: Ir a la tienda de deportes y comprar el equipo más sofisticado disponible. Adquirir la membresía de algún gimnasio reconocido. Contratar un entrenador que diseñe una rutina personalizada y le asesore con la misma. ¿Según su experiencia o criterio cuál considera que le brindaría los mejores réditos? Regresando al terreno de la inteligencia de negocios y la analítica, supongamos que a nivel empresarial usted ya tiene conciencia con respecto a la importancia de ejecutar iniciativas de analíticos para su transformación digital y el desarrollo de ventajas competitivas en su negocio. Veamos algunas de sus opciones: Realizar una inversión de capital en implementar una solución de analíticos que luego deberá aprender a gestionar. Aprovisionar los servicios de analíticos de un fabricante que involucre uno o más terceros para llevar a cabo su ejecución. Contar con especialistas de datos que le den acompañamiento continuo y trabajen junto con su equipo para obtener el mayor valor de sus datos. ¿Según su experiencia o criterio cuál convendría más? IBM DataFirst DataFirst es el método de trabajo enfocado en transformar su negocio, al tiempo que se obtiene el mayor valor y conocimiento de sus datos. Brinda la estrategia, la experiencia y la hoja de ruta para empoderarle en su viaje desde la primera base analítica hasta la monetización de una empresa cognitiva. Este método le ayuda a resolver sus necesidades más apremiantes, llenando los vacíos existentes y a creando valor en cada paso por medio de un enfoque iterativo, ágil, y centrado en la nube. De esta manera, es posible construir un caso de negocio para avanzar en su transformación analítica, mitigar los riesgos en la implementación de las soluciones y acelerar su tiempo para obtener valor. El método le habilita para… DataFirst consiste en elegir un problema para comenzar a enfocarse en el mismo, identificar las brechas existentes, así como las áreas que deben abordarse; con el fin de establecer un plan para validar y probar la solución propuesta. Como metodología ágil, las construcciones clave del método DataFirst se muestran a continuación: Usted puede COMENZAR EN CUALQUIER LUGAR, lo que le permite centrarse en sus mayores oportunidades de negocios. Le ayuda a LLENAR LOS VACÍOS, de estrategia, experiencia y habilidades demostradas en ciencia de datos y analíticos, ni más ni menos. Finalmente, DataFirst le permite CONSTRUIR VALOR EN CADA PASO, conduciendo en última instancia a una cultura basada en datos, una iniciativa a la vez. GBM su Coach Empresarial para analíticos Dentro del portafolio de Soluciones Integradas de Analíticos, GBM cuenta con iniciativas enfocadas en el Descubrimiento de Datos,  donde usted podrá contar con un servicio de científicos de datos, que por medio del DataFirst y otras metodologías complementarias tales como el Design Thinking, Lean Management y Ágil, le brindarán acompañamiento experto con el fin de generar conocimiento de las fuentes de datos existentes en su organización, discernir la información clave e información relevante, generar prototipos de los datos , así como divulgar a las áreas involucradas los hallazgos relevantes en un enfoque de equipo de equipos. Si quiere ir mas allá de la implementación de una pieza de analíticos, o la adquisición de un servicio que será implementado por terceros, contáctenos. Con gusto se le explicará que nos hace el coach empresarial para analíticos de nuestros clientes.

¿Cómo articular la transformación digital de su negocio?

22 Octubre, 2018 | El pasado martes 16 de octubre GBM participó en el Congreso Internacional de Innovación Tecnológica (CIIT) en San José, Costa Rica. Más de 500 líderes de las principales instituciones del sector público y privado en el país, se reunieron para intercambiar perspectivas de actualidad en el sector tecnología. En el marco del congreso, comparto el contexto más amplio de la Transformación Digital, así como algunas pautas para articular efectivamente la hoja de ruta de su negocio en este tema. ¿A qué nos referimos con Transformación Digital? La llamada Revolución Digital se refiere a la cuarta era industrial desde un punto de vista histórico, contando a partir de la primera revolución industrial que tuvo lugar en el siglo XVIII. Esta era se caracteriza por el surgimiento acelerado y la sinergia de tecnologías. De esta forma se genera un círculo virtuoso que permite el decenso de los costos y acelera la innovación. El progreso se acelera de forma exponencial teniendo la tecnología como multiplicador. La experiencia hace el fenómeno evidente con el surgimiento de nuevos emprendimientos y modelos de negocio, imposibles de imaginar hasta hace poco, y en algunos casos la verdadera disrupción de industrias completas. Hoy en día las compañías a lo largo y ancho del planeta se dan a la tarea de identificar y adoptar las tecnologías que tengan un mayor impacto en su desempeño. Y que les permitan transformarse en disruptores antes que ser víctimas de la innovación de un competidor. A esto es a lo que nos referimos con el concepto Transformación Digital. Tan popular hoy en día. En las palabras de mi colega Gustavo Cuervo durante el congreso: “la Transformación Digital no es simplemente la adquisición de una pieza tecnológica, es un proceso que conlleva cambios culturales y estratégicos que afectan a toda la organización y a todos los involucrados”. ¿Cuál es la realidad de su negocio hoy? Posiblemente una de las primeras acciones para iniciar un proceso de transformación será involucrar una firma consultora que brinde asesoría en el tema. Éstas enmarcan sus recomendaciones en modelos teóricos para dar estructura al tratamiento del tema. Si bien estos insumos son relevantes para diagnosticar el estado actual del negocio y encausar la toma de decisiones; es  recomendable que cuente con el apoyo de expertos en tecnología que sean interlocutores eficaces para dar acompañamiento y ejecutar iniciativas de esta índole. Con el fin de que la visión sea efectivamente aterrizada en soluciones relevantes e implementadas de manera adecuada.   Con el fin de ayudarle a responder la pregunta de la realidad de su negocio hoy, traemos a colación el modelo de Diddier Bonnet y otros en su libro Leading Digital. Los autores caracterizan tanto a compañías como sectores industriales en cuadrantes a partir de dos ejes:  -Capacidades digitales: uso de la tecnología digital para transformar la experiencia del cliente, los procesos operativos, y los modelos de negocios. -Capacidades de liderazgo: gestión de la transformación digital propiamente dicha, más allá que la simple implementación. Así se establecen cuatro categorías según la madurez en Transformación Digital. Veamos: Maestros Digitales: Compañías con alto grado de efectividad en la adopción e integración de tecnologías, lo cual les permite alcanzar múltiples ventajas competitivas que se aceleran con el tiempo. Vanguardistas: Compañías que invierten constantemente en las últimas novedades tecnológicas, sin embargo, sus múltiples iniciativas carecen de articulación, entre sí o con la estrategia del negocio. Principiantes: Compañías que por diseño o inercia no tienen iniciativas digitales relevantes, por muy diversas razones: regulación, aversión al riesgo, rezago de la industria, etc. Conservadores: Empresas muy efectivas en iniciativas de transformación digital, pero de alcance o impacto sumamente limitado, usualmente por razones de regulación. ¿En cuál de las categorías ubicaría usted su negocio y por qué razones? Entonces: ¿Cómo articular la Transformación Digital de su negocio? Desde la dimensión de las Capacidades de Liderazgo, comencemos por decir que las iniciativas de Transformación Digital deben articularse en el marco de un plan al más alto nivel estratégico en su organización, y de ahí permear hacia todas las áreas del negocio por medio de un liderazgo y un modelo de gobernanza eficaz. Desde el punto de vista de las Capacidades Digitales, los Maestros Digitales se concentran en tres áreas críticas para mantener su liderazgo: mejorar las experiencias de sus clientes, optimizar los procesos operacionales e innovar nuevos modelos de negocio.  En este contexto las siguientes son algunas pautas para articular de manera efectiva su hoja de ruta en la Transformación Digital de su negocio: 1. Céntrese en el cliente: La Transformación Digital está conducida por los consumidores. Para el momento que un cliente se engancha con sus canales, posiblemente ya ha estudiado sobre lo que anda buscando, conoce alternativas y ha pedido recomendaciones entre sus allegados vía redes sociales. Por lo que es vital mejorar la experiencia que ellos tienen con su negocio, tanto en canales físicos como en digitales. Nada más frustrante para los usuarios que encontrarse con compañías totalmente diferentes según el canal que utilicen.     2. Maximice el valor de sus datos: Los datos tienen un rol protagónico como eje para una experiencia que resulte significativa y que se traduzca en una mejora de su atracción y su retención. Muchas compañías han estado recolectando montañas de datos por años, sin haberse tomado nunca el tiempo para evaluar la calidad de éstos, o el potencial que verdaderamente tienen si se explotan con las herramientas adecuadas. 3. Asegúrese de alinear la estrategia digital con el negocio: Los equipos gerenciales están consumidos día a día por las necesidades del negocio y las urgencias que invariablemente se presentan en la operación. Por esto resulta critico brindarles el espacio y las herramientas necesarias para enfocarse de forma efectiva en la innovación y la definición de una estrategia digital que pueda ser luego diseminada a toda la organización. 4. Enfóquese en victorias rápidas: Si todo es una prioridad entonces nada es una prioridad. La parálisis por análisis es tan perjudicial en este tema como abordar iniciativas de transformación sin establecer adecuadamente los objetivos que se persiguen y los casos de uso que van a ser resueltos por medio de las tecnologías en cuestión. Maximizar capacidades actuales e incorporar de manera ágil nuevas capacidades alineadas con la visión resulta trascendental. 5. Priorice de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro: La voz del cliente debe ser incorporada en la estrategia digital, las optimizaciones en procesos y operaciones deben diseñarse tomando esta perspectiva en cuenta. Metodologías tales como el Design Thinking o el DataFirst permiten incorporar esta voz de manera efectiva desde el principio hasta el final del proceso. A manera de cierre, existen Maestros Digitales en cada industria y en cada sector, sin importar si un sector es tradicionalmente tendiente a la tecnología o averso a la misma. Con el paso del tiempo las ventajas competitivas de estos líderes posiblemente se aceleren y multipliquen. Le motivamos a que evalué la realidad actual de su negocio y ponga manos a la obra a su hoja de ruta de transformación digital. En este momento la pregunta no es si habrá que hacerlo o no, es un tema de cuándo hacerlo. Desde este punto de vista, recordemos el dicho de que un plan vigorosamente ejecutado ahora es mucho mejor que uno perfecto ejecutado luego.

Finalmente llegan los robots a la industria de servicios

09 Octubre, 2018 | Por años, las industrias de manufactura han gozado de trabajadores robóticos que ensamblan carros, repuestos, máquinas y productos. Lo hacen 24 horas al día, 7 días a la semana y sin cometer errores, malos juicios y además no se fatigan. Hacer uso de robots les ha permitido reducir sus costos drásticamente para convertirse en una industria altamente escalable, rentable y estandarizada. Al mismo tiempo, logran que sus operadores se concentren en lo que importa, la calidad, cadencia, innovar y, sobre todo en el cliente. Este escenario es el de los robots de hardware, que son los primeros que saltan a la mente al escuchar la palabra: Robot. Pero en este caso, al referirnos a RPA (Automatización Robótica de Procesos), estamos hablando de robots de Software.   ¿Qué es un robot de software? Un robot de software es un programa que observa el comportamiento en la computadora de un humano, graba los pasos y los puede repetir las veces que se lo comandemos. Puede leer un correo, revisar los archivos adjuntos, entrar a páginas de internet, aplicaciones de escritorio, leer hojas de datos, extraer datos y entrarlos en otra plataforma. Básicamente, puede hacer todo lo que hace un humano en la computadora, mientras no necesite emitir un criterio, juzgar o planear acciones por sí solo. ¿Para qué puedo utilizar un robot en mi negocio? Los bots de software están tomando el mercado rápidamente debido a su versatilidad, fácil implementación y alto impacto positivo en los costos de la operación. Se utilizan en: Contabilidad: procesos de conciliación y cierre Aseguradoras: reciben solicitudes y procesan reclamos Call centers y mesas de ayuda: manejo de tiquetes de resolución rápida y recepción de formularios Banca: solicitudes de crédito y de hipoteca ¿Cómo es diferente a un programa que puedo hacer internamente? RPA es una disciplina que integra inteligencia artificial, para ubicarse dentro del espacio de la pantalla de una estación de trabajo. Una vez que se le entrena para identificar una aplicación, un botón o una caja de texto, es capaz de ubicarlo aún cuando el botón o control se mueva dentro de la pantalla o cambie un poco de apariencia. Tiene adicionalmente la ventaja que es una tecnología no intrusiva. Esto significa que no se deben modificar o extender aplicaciones que ya se tengan en producción o inclusive sean obsoletas. Lo más probable es que el robot pueda identificar los controles y navegarla tal cuál lo haría un humano con un teclado y un mouse. ¿Perfecto, me interesa un robot que trabaja las 24 horas y no se equivoca, cómo inicio? El primer paso es identificar la necesidad de su negocio. De acuerdo con sus prioridades y procesos actuales: ¿cuál es el procedimiento que más impacto tendría si lo automatizo con un robot de software? La regla general es que sea un proceso que involucra muchas personas debido a su alto volumen y consiste en tareas altamente repetitivas, y podría estar asociado a una alta tasa de errores. Y la pregunta del millón… ¿Ya no somos necesarios los humanos? Falso, RPA debe ser visto como lo que es: una fuerza de trabajo digital que debe complementar a nuestra fuerza de trabajo actual, los humanos. Debemos velar porque las personas utilicen su potencial al máximo en tareas de alto valor, como lo es creación o mejora de productos cada vez más creativos, empatizar con nuestros clientes y entenderlos. RPA es excepcional en tareas repetitivas y rutinarias; el ser humano es lo contrario, somos creativos e imaginativos y nos sentimos motivados cuando trabajamos en algo nuevo y retador. Es hora de aprovechar a sus colaboradores para impulsar la empresa mientras los robots se encargan de mantener el motor andando.

Innovación digital para nube híbrida e inteligencia artificial

02 Octubre, 2018 | Si bien es cierto, es un imperativo para las organizaciones tomar acciones para incorporar innovación en  sus productos y servicios, al mismo tiempo éstas deben lidiar con sus limitaciones internas en torno a su presupuesto, disponibilidad de recursos y cultura organizacional, es por ello que los nuevos modelos exitosos para la innovación digital considera la incorporación de empresas externas que proporcionen una metodología de ejecución y gobierno que permita la habilitación de un circuito iterativo para el desarrollo de ideas que le permitan alcanzar una meta deseada, objetivo o resultado. Hoy la realidad de los negocios es que utilizan las capacidades digitales como un complemento dentro de su organización, sin embargo, en el futuro las empresas y organizaciones deberán transformarse completamente en un negocio digital y en donde la ventaja que no aprovechen hoy se convertirá en su desventaja futura frente a la competencia. El foco en la innovación para crear diferenciación y la renta de todo lo demás como servicio, son algunas de las posturas más comunes en las conversaciones con diferentes industrias y organizaciones, toda vez que los nuevos modelos de servicios en la nube híbrida permiten habilitar infraestructura y soluciones de una manera mucho más ágil y con capacidades para escalar en la medida que el negocio o servicio lo requiere. Generalmente podemos determinar que un negocio, cualquiera que sea, puede trasladar sus aplicaciones y servicios a la nube sin embargo dependiendo de la industria o modelo operativo esto puede o no ser una realidad.  De acuerdo con la consultora IDC, para el año 2021, el gasto empresarial en servicios e infraestructura en la nube alcanzarán los 530.000 millones de dólares y más del 90% de las empresas emplearán servicios y plataformas en la nube. Para 2019, el 40% de las iniciativas de transformación digital emplearán servicios de inteligencia artificial; para el año 2021, el 75% de las aplicaciones empresariales comerciales usarán IA. GBM es la empresa líder en integración de soluciones de tecnologías de información en Centroamérica y el Caribe, dirigida al sector empresarial y cuenta con la red de data centers más extensa de la región. Un ejemplo claro de una industria que puede hacer uso tal cual, de las ventajas de la nube, es el sector turístico, que por su naturaleza puede iniciar con un número muy bajo de recursos, sin infraestructura e inclusive sin oficinas siendo la marca de su producto el individuo y elementos tecnológicos que traiga consigo. En este sector, los componentes digitales que conforman sus servicios incluyen: servicios en la nube, aplicaciones móviles administradas en la nube e inteligencia artificial, esta última como elemento estratégico para crear nuevas experiencias a sus clientes.  Ahora bien, el resultado de esta evolución permite a este sector la capacidad de interactuar con sus clientes de forma automatizada, conocerlos mejor a través de diálogos ejecutados por asistentes virtuales, generando respuestas de valor sin importar su zona horaria, el volumen de mensajes o las pausas para almorzar. Mientras algunos sectores miran la inteligencia artificial y la nube híbrida como una amenaza, otros ven en esta la nueva forma de llegar a un mayor número de clientes, manteniendo un mismo nivel de servicio personalizado y con la capacidad de descargar un alto volumen de solicitudes en un asistente virtual para dedicarse a aquellas que realmente requieren de su atención. Sin importar el tamaño de la organización, cualquier decisión entorno a la adopción de estrategias para la innovación digital requiere de una planificación que deberá encontrarse en gran medida alineada a los objetivos estratégicos de la organización. Este plan deberá poseer una visión integral de todos los elementos que formarán parte de su plataforma inteligente de negocio y que considera diferentes áreas que son:                 Integrar al cliente: las iteraciones digitales como evolución en la cultura de gestión de clientes, desarrollando nuevos parámetros de velocidad de respuesta, nuevos métodos de decisión, nuevas reglas y en donde es necesario romper esquemas tradicionales existentes. Formación de empleados: permitiendo un alineamiento organizacional basado en objetivos específicos definidos a través de roles y responsabilidades, método de comunicación, empoderamiento de sus procesos aplicando innovación y mejora continua. Optimización de procesos: centrándose en el cliente, potenciando el valor de sus datos con soluciones y servicios para crear su ecosistema digital. Transformando su producto: con el uso de nuevas técnicas para el desarrollo de ideas ("Design Thinking"), creando historias de usuario, priorizando las mismas y cultivando la exploración a través de la prueba de hipótesis y prototipos. Hoy en día, las tecnologías y los actuales sistemas de cómputo han hecho más sencillo el comprender las expectativas de los clientes y ofrecer soluciones más apropiadas al interpretar el comportamiento humano. La Inteligencia Artificial puede en la actualidad interactuar con los seres humanos en lenguaje natural y a través de plataformas para comprender y analizar documentos escritos, audio o video, entre otros.  En la industria de la salud, la computación cognitiva será de gran ayuda para lograr la detección temprana o cura del cáncer o bien, identificar pandemias antes de que ocurran; son algunos de los escenarios que podrían facilitar la vida del ser humano. Los sistemas cognitivos pueden incorporarse en variadas industrias como salud, servicios financieros, telecomunicaciones, educación, gobierno y retail, entre otros. Realmente cualquier industria que necesite interpretar datos, ya sea que provengan de documentos en redes sociales, en repositorios de información internos o públicos, o relacionarse con clientes en su lenguaje natural, requerirá de herramientas cognitivas. A través de las soluciones cognitivas se abarcan todos tipo de segmentos desde grandes compañías, así como pequeñas y medianas.  El potencial transformador es enorme en todas las áreas de la organización, sea la atención al público, la generación de campañas, la optimización de los activos de la empresa, la gestión del riesgo, el cumplimiento regulatorio, el análisis de contratos, etc.

La ironía del servicio al cliente

27 Septiembre, 2018 | Sin duda parte del éxito en los negocios va más allá de vender buenos productos o servicios a los clientes, muchas personas además de obtener algo a cambio de su dinero/inversión, quiere una experiencia que asegure su buena decisión al adquirir el producto/servicio; en términos simples, buscan salir con una sonrisa en su rostro. Siempre que expongo acerca de la experiencia al cliente recuerdo una conversación con un gran ejecutivo, que tuve el privilegio fuera mi líder por muchos años, sobre la analogía de una aerolínea y el servicio al cliente.  Él me planteaba dos escenarios; el primero un vuelo de San José a Miami que llega a tiempo a su destino pero con una pésima experiencia durante el recorrido. Y la otra opción sería volar de San José a Miami y haber disfrutado del viaje en su totalidad, desde el check in hasta recibir las maletas en los carruseles. En ambos ejemplos se cumplió el objetivo (el famoso SLA o CX) llevar al pasajero sano y salvo a su destino ¿Pero a qué costo? El servicio al cliente, es una pieza fundamental en la relación entre empresa-consumidor. Y para alcanzar la verdadera lealtad de los usuarios, la calidad en el servicio que se les proporciona debe ser una prioridad. Si bien, a través de los años la forma en que se brinda atención a los usuarios ha ido sufriendo cambios y adaptaciones, este servicio ha recobrado un gran protagonismo desde que las nuevas tecnologías irrumpieron en los procesos de compra de los productos. Mucha de esta transformación ha sido gracias a la evolución de los canales de contacto (la famosa omnicalididad). La evolución de canales para servicio al cliente El teléfono reinó durante varias décadas como el medio por excelencia para comunicarse con el cliente. Desde un comienzo, hizo más fácil y rápida la forma de comunicarnos, acortando distancias y aumentando la satisfacción de los clientes, además de permitir una comunicación bidireccional e inmediata. Posteriormente, con la llegada de Internet, el correo electrónico permitió manifestar cualquier duda o inconveniente dejando un registro como soporte de dicha comunicación. Con el apogeo y el nivel de penetración de Internet en la vida cotidiana, las empresas y los clientes elevaron su nivel de interacción añadiendo la posibilidad de traer la vitrina de sus productos hasta la puerta de sus casas.  Posterior al Internet, el gran “boom” de los teléfonos móviles incrementó la capacidad de los consumidores para interactuar con las empresas, exigiendo respuestas más rápidas a través de múltiples canales, que ahora se encuentran al alcance de la mano. Hoy día, la comunicación de las empresas con los usuarios alcanza las redes sociales, manteniendo un trato directo y personalizado con los clientes quienes activamente manifiestan los aciertos y errores de las empresas, mismas que cuentan con la capacidad de responder y solucionar los problemas que se presentan cotidianamente. Las empresas se encuentran obligadas a maximizar su atención a través de diferentes canales, siendo congruentes en todos ellos, es decir, entregando la misma experiencia, lo que hace a la esencia de la famosa omnicanalidad. El gran “riesgo” de atender a los clientes  La “ironía” como yo lo llamo, es que podemos perder fácil y rápidamente a nuestros clientes brindando un servicio “ok” por nuestros canales de comunicación, porque el cliente quiere mucho más que un “ok”. Es claro que hoy nuestros clientes/consumidores están bien preparados, con acceso a mucha cantidad más de información que hace unas décadas, y saben lo que quieren. Ellos recuerdan una sonrisa después de su compra.  Muchos estudios de diferentes gurús a nivel internacional, predicen que los clientes estarán dispuestos a pagar incluso más por su producto y/o servicio, mientras logren esa “sonrisa “ que buscan.           Gartner en otro estudio, pero de la misma índole, dice que: “cuando se atiende a un cliente por teléfono en un contact o service center, la probabilidad es 4X a que después de la llamada el cliente considere cambiar de producto o servicio dada la mala experiencia o poca satisfacción que tuvo durante el llamado. Incluso los clientes prefieren autogestionar sus propósitos a través de los canales disponibles de servicio”.      De acuerdo a un estudio hecho por Customer Experience Index 2017 de IBM, 45% de las marcas se tardan más de 24 horas para responder preguntas enviadas por sus clientes a través de las redes sociales o llegan a no responder. Otro estudio muestra que en 2020, 85% de todas las interacciones con los clientes será hecha sin la necesidad de contacto humano. Esto va muy alineado a la tendencia que el cliente demanda su servicio o producto cuándo (hora) ellos dicen, cómo (autoservicio) ellos dicen, dónde (canal de atención)  ellos quieren. La omnicalidad le ayuda a atender dónde y cuándo ellos quieren, pero tal vez no como ellos quieren.  El servicio al cliente enfrenta nuevamente un reto de reinventarse. Hoy día debemos estar atentos a los cambios en el comportamiento de nuestros clientes y actuar rápidamente para ajustar rutas y estrategias. Esto es complejo hacerlo, con las soluciones que actualmente tienen muchos de los centros de servicios.  Agentes virtuales, una manera de cumplir con los nuevos requerimientos de nuestros clientes Los agentes virtuales o conocidos también como agentes cognitivos son una solución que permite a las empresas construir un agente virtual para atención al cliente, flexible y fácil de configurar, adecuado a las necesidades de los negocios. Esta gran innovación para aquellas empresas que cuentan con centros de servicio “Contact Centers”, promete una experiencia de autoservicio y conversación con capacidades cognitivas. Los agentes cognitivos son entrenados para reconocer las necesidades de los clientes y proveer una respuesta fácilmente personalizable. Tiene diálogos en lenguaje natural y se beneficia de las capacidades avanzadas de machine learning para que el sistema continúe aprendiendo.  Este tipo de soluciones definitivamente transforma el modelo tradicional de cómo atender a nuestros clientes. Más cuando existe este tipo de datos según IBM, que el 80% de las llamadas repetitivas de nuestros clientes, pueden ser resueltas a través de agentes cognitivos. Los asistentes virtuales no están para sustituir a las personas del Contact Center, su fin es habilitar tiempo valioso para que los agentes puedan dedicarse a atender temas de más valor y buscar esa lealtad del cliente.  Tengamos en cuenta que nuestros clientes en los próximos 10 años actualmente tienen entre 10 o 15 años de edad y debemos estar listos para atenderlos  hoy como ellos necesitan ser atendidos. Si tenemos en cuenta que, según un estudio de Accenture, los millennials serán una parte predominante del público atendido en 2020-2025 y que ellos demandan eficiencia en sus gestiones con las empresas, es seguro que estas nuevas soluciones sirven precisamente para preparar a los Contact Center para atender a ese cliente del mañana.

Inteligencia Artificial: Una tendencia que no es pasajera

19 Septiembre, 2018 | Hace no muchos días, el máximo representante de uno de los monstruos de Silicon Valley dijo: “la Inteligencia Artificial es una de las cosas más importantes que la humanidad está desarrollando en este momento. Es quizás más importante que lo que la electricidad o el descubrimiento del fuego representaron en su momento”. Una aseveración que quizás no debería tomarse a la ligera, considerando el salto cualitativo en el estilo de vida que el fuego y la distribución eléctrica para usos prácticos nos dieron. Otros gurús tecnológicos apremian a sus pares y a foros de expertos a tomar acciones inmediatas para regular el uso de la Inteligencia Artificial y lo que deberíamos permitirle alcanzar, a fin de proteger a la humanidad de escenarios donde las máquinas toman control de nuestras vidas. Sea o no acertado lo que estos señores mencionan, es innegable que la Inteligencia Artificial está dando de que hablar, generando muchísimo furor y expectativa a nivel global, y las razones son muchas y abarcan casi todas las aristas de la sociedad y los negocios. Dicho esto, ¿qué es Inteligencia Artificial? La podemos definir como la rama de la ciencia de la computación que busca emular la forma en que el ser humano entiende, procesa y razona sobre una base de conocimiento dada (es decir, datos), con el fin de generar resultados que permitan a las personas tomar decisiones. Una de las habilidades más destacables de la Inteligencia Artificial es la de analizar y entender datos no estructurados, a diferencia de los otros algoritmos usados en informática. Un dato no estructurado es toda aquella pieza de información sin un modelo predefinido o que no tiene una organización sistemática delimitada. Como ejemplos podemos nombrar:  fotografías, videos, artículos periodísticos, documentos en pdf, libros, correos electrónicos y clips de audio. Actualmente, se estima que el 80% de toda la información disponible corresponde a datos no estructurados, lo cual nos lleva a identificar inmediatamente la importancia de tener herramientas que nos permitan desgranar toda la información que se encuentra cruda pero al alcance.    La Inteligencia Artificial, por supuesto, también puede procesar datos que tienen un modelo definido y provienen de una fuente específica o un campo determinado en un registro. A éstos les llamamos datos estructurados. Ejemplos de ellos son: hojas de cálculo, registros, bitácoras y, en general, bases de datos y archivos de texto con columnas, títulos y etiquetas para un rápido acceso. El efecto “bola de nieve” de los datos Volviendo a los datos no estructurados, ¿quién es el mayor creador de este tipo de información? La respuesta es: nosotros mismos. Gracias al acceso que tenemos a generadores de contenido como teléfonos inteligentes, tablets, wearables y otros gadgets, cada día se generan 2.5 quintillones de bytes de datos digitales... ¡cada día! Para poner esto en términos fáciles de interpretar, es la cantidad de bytes que se necesitaría para llenar 36 millones de iPads. Está de más decir que esa avalancha de información es imposible de manipular para cualquier ser humano u organización sin la ayuda de un set de herramientas con una altísima capacidad de procesamiento, y es en este punto donde la Inteligencia Artificial juega un papel ineludible que va a transformar la forma en que nos comunicamos, tomamos decisiones, nos divertimos y hacemos negocios. En resumen, la Inteligencia Artificial nos permite clasificar, analizar y tomar decisiones de toda índole, con base en información de tres categorías: audio, texto e imágenes. Las empresas deben tomar cartas en el asunto ¡ya!  Voy a evitar la tentación de llenarlos de datos de estudios, encuestas y cifras y les voy a contar parte de lo que he podido rescatar. Tanto en Latinoamérica como en el resto del mundo, más del 70% de los tomadores de decisiones en las empresas (llámese C-Level o Mid-Management) saben que deben invertir en soluciones de Inteligencia Artificial, tienen planes de hacerlo o ya lo están haciendo activamente. Gartner, McKinsey & Company, World Economic Forum y Harvard Business Review, por mencionar algunos, publican amplia información sobre este tema, por lo cual los invito a consultar dichas fuentes y que corroboren lo que les digo por ustedes mismos. Ahora, muchas de estas empresas caen en la categoría de “early adopters” y cumplen con ciertas características como: ser transnacionales, tener madurez digital, dar prioridad al crecimiento por encima del ahorro, tener capacidad de adopción de múltiples tecnologías y contar con un C-Level que apoya las iniciativas de IA. En Latinoamérica tendemos al escepticismo y ser pioneros en ocasiones nos asusta; preferimos esperar y ver qué sucede con los que deciden dar el primer paso. Sin embargo, las organizaciones deben evitar sucumbir a la tentación de “ver los toros detrás de la barrera”, ya que puede ser una postura peligrosa que lleve a crear vulnerabilidad frente a la competencia (existente y emergente) y a los clientes. No es necesario adoptar una estrategia agresiva de implementación de soluciones basadas en IA, pero sí que se debe hacer un diagnóstico hacia adentro, evaluar las opciones, tendencias y empresas expertas en IA y empezar a dar pasos hacia la vía de la automatización, por muy pequeños que sean. Considero que la imagen anterior es sumamente ilustrativa, porque permite ubicarse en la relación beneficio / tiempo de cualquier empresa, extrapolada con el momento en que emergen nuevas tecnologías que nos afectan y llegan a convertirse en norma de mercado. Sería bueno preguntarse: “¿en qué punto está mi empresa y adónde estamos ubicando la posición de la Inteligencia Artificial?” Encontrar la receta ideal La Inteligencia Artificial no es una varita mágica que trae resultados y dispara los KPIs por sí sola. Para que un proyecto o solución con IA sea exitoso, debe haber una conjunción de ingredientes que van desde un adecuado levantamiento de requerimientos, procesos robustos, adopción de una estrategia digital y una cultura organizacional que permita llevar las implementaciones a buen puerto. Adicionalmente, se debe considerar el matrimonio natural que existe entre la Inteligencia Artificial y otras ramas tecnológicas como IoT, Blockchain, RPA, analítica de datos, robótica y muchas tantas más. Al final, todo se resume en buscar los mecanismos para sacar provecho de la gran cantidad de datos que se encuentran disponibles para capturarlos y utilizarlos para tomar decisiones bien fundamentadas. La adopción de la Inteligencia Artificial debe ir orientada hacia discernir cuáles son los casos de uso donde se añaden herramientas que mejoran o eficientizan las tareas de los trabajadores de la empresa, al mismo tiempo que se optimizan o eliminan los procesos, ojalá transversalmente en múltiples áreas de la organización. Antes de pensar en Inteligencia Artificial como un todo, las empresas deben entender cuáles son sus puntos de dolor y dónde existen oportunidades de mejora. Esto se logrará con un equipo multidisciplinario y comprometido, ya sea a lo interno de la compañía, con un aliado estratégico - tecnológico o una mezcla de ambos. La Inteligencia Artificial ya llegó y no se va a ningún lado ¿Qué esperar como sociedad y como fuerza laboral? Me atrevería a decir que un tercio de los artículos que salen publicados sobre la IA, se enfocan en subrayar cómo la difusión de esta tecnología va a eliminar millones de puestos de trabajo en un futuro no muy lejano. Recordemos que la automatización de labores se ha materializado en diferentes etapas de la humanidad, como durante Revolución Industrial y más “recientemente” con la adopción de los microcomputadores en prácticamente todas las etapas de una cadena productiva. ¿Se vieron millones de empleos perdidos gracias a esto? No, pero sí se dio una adaptación paulatina para adquirir nuevas capacidades y el trabajo físico cedió su lugar a habilidades más enfocadas en la resolución de problemas. Claro está, no podemos descartar la vulnerabilidad de ciertos puestos ante la adopción de la IA en las empresas, principalmente en logística, agricultura y manufactura, pero mi opinión es que, en términos generales, la tecnología no nos va a desplazar en el campo laboral, sino que va a potenciar nuestra productividad y nos va a ayudar a adquirir o fortalecer habilidades que no explotamos por falta de tiempo. Recuerde cuántas veces se debe haber dicho a sí mismo o ha escuchado en los pasillos de su empresa: “me gustaría poder enfocarme más en decisiones estratégicas y menos en actividades operativas”. Siguiendo con la idea anterior, me gustaría exponer algunos ejemplos más ilustrativos: El abogado que tiene a su disposición un asistente virtual legal con capacidad de procesar millones de documentos de litigios, le hace recomendaciones y le evita invertir horas de su tiempo en investigación, permitiéndole enfocarse en armar su caso basado en cantidades enormes de datos que de otra forma no habría podido procesar. El abogado sigue siendo necesario, pero su tiempo se invierte más eficientemente y puede atender más clientes para su firma. El obrero de minería que, ante la duda sobre cuál herramienta es la indicada para perforar en determinadas condiciones, consulta por voz a su smartphone qué pieza debe acoplar y obtiene respuesta con la imagen, dimensiones y características de la misma. El obrero no se vuelve imprescindible y evita cometer errores costosos y potencialmente mortales. El reclutador de personal que, en vez de leer, clasificar y desechar cientos de solicitudes de empleo, ingresa a su portal de reclutamiento y cuenta con una sugerencia para una terna de candidatos a ser entrevistados. El reclutador no deja de existir, pero se enfoca en convocar candidatos que se ajustan a lo que la empresa busca para un determinado puesto. El CEO que le solicita a su Asistente Virtual Inteligente que le muestre los dashboards actualizados mientras espera poder mover su vehículo en una congestionada vía. El CEO nunca va a ser imprescindible pero le va a encantar poder tener la información cuando la requiera. Casos de uso como estos son incontables. El punto al que quiero llegar es que no debemos ver la inclusión de la Inteligencia Artificial en nuestro entorno de trabajo como una amenaza, sino como una oportunidad de aprovechar nuestras capacidades intelectuales y cognitivas en tareas más gratificantes para nosotros y nuestro empleador. Si esto no es del todo tranquilizador, supongamos que se cumple lo previsto por muchos expertos, y para finales de la próxima década la Inteligencia Artificial ya es capaz de superarnos en traducir texto, escribir artículos y operar vehículos en las carreteras de forma totalmente autónoma. Van a haber aspectos en los que las máquinas todavía no van a poder superarnos y dudo que sea algo que nuestra generación pueda presenciar. Estas capacidades son las tan comúnmente llamadas “habilidades blandas” o “soft skills” como: pensamiento crítico, creatividad, adaptabilidad de nuestro cerebro al cambio, negociación, toma de decisiones, empatía y habilidad de comunicarnos con nuestros pares. La humanidad debe dar un giro hacia fortalecer ese set de habilidades que ya son inherentes a nosotros, para que, en conjunto con la Inteligencia Artificial, logremos avances realmente asombrosos y cambiemos nuestro destino para bien. Se dice que más de la mitad de los puestos trabajos del futuro aún no existen; pero lo que se requiere para desempeñarlos ya lo traemos desde que nacemos. No podemos tapar el sol con un dedo y negar que Watson de IBM nos supera en capacidad de almacenamiento, procesamiento y análisis, pero sí debemos estar claros en que tenemos que preguntarnos, como sociedad, si la definición actual que tenemos de la inteligencia humana es la correcta.

Recomendaciones sobre la gestión de la nube

14 Septiembre, 2018 | Estamos inmersos en una constante carrera contra el tiempo para acelerar la ventaja competitiva que permitirá a nuestras organizaciones alcanzar sus temas. Además, es indiscutible que la combinación correcta de recursos de cómputo en la nube privada, pública y/o híbrida es insumo indispensable para el éxito. Sin embargo, al inicio en esta ruta a la nube, no estaba tan definida la importancia de la gestión de la nube para garantizar su éxito.   En este artículo listaré los factores que son fundamentales a tener en cuenta con el objetivo de hacer viable y efectiva la utilización de la nube, sea donde sea que ésta se encuentre. El Reto Dar de alta cargas de trabajo en la nube pública, privada o híbrida puede ser una tarea más o menos compleja dependiendo del grado de integración entre éstas. Si bien es cierto que una máquina virtual es rápidamente desplegada en una nube pública, también es cierto que el integrarla al centro de datos local de su organización, cumpliendo con los estándares de seguridad y tomando en cuenta su escalabilidad, puede ser un reto que mantener en el tiempo. Gestionar no significa automatización del proceso o el uso de herramientas sofisticadas.  Más bien, significa lograr un control administrativo efectivo sobre las nubes, no importa donde estén. Este control administrativo debe proveer los medios para medir, planificar, reaccionar y ejecutar cambios en la nube de forma estandarizada y automatizada para minimizar las fallas humanas. En vista de las variantes de nube, sus combinaciones y la realidad de TI en las organizaciones no resulta sencillo lograr una vista única que brinde el valor que se requiere. Por la dinámica de los requerimientos, es crucial definir desde el inicio una estrategia clara y simple para garantizar el éxito de la gestión.   Características de la solución Hay múltiples opciones de herramientas y suites para la gestión de nubes. Cada cual tiene sus fortalezas y distintos niveles de madurez, sin embargo, deben contar con ciertas características fundamentales para lograr su objetivo, entre ellas: Manejo multinube Es fundamental que la solución de gestión de nube permita de forma natural y simple la interacción con múltiples nubes, inclusive con tecnologías mas allá del tradicional IaaS. Por ejemplo, se debería contar con soporte para la gestión “end-to-end” de contenedores como mínimo para garantizar la migración a nuevas tecnologías en un futuro cercano en caso de no contar con éstas. Automatización y autoservicio La agilidad en el proceso, desvinculando al usuario de la complejidad de la infraestructura y minimizando el error humano, es una de las promesas de la nube desde sus inicios. A pesar de esto, ahora que enfrentamos un mundo híbrido, la respuesta puede no ser tan obvia. Es crítico articular desde un inicio la capacidad de automatización de procesos. Por ejemplo, se pueden convertir las políticas de negocio en pasos realizables, necesarios para crear y administrar instancias de nube, sin intervención humana. Además de crear, colocar y ajustar instancias de nube, la automatización del flujo de trabajo ayuda a las organizaciones a cubrir la necesidad de creación de informes, implementación y cumplimiento. Por ejemplo, un sistema de gestión automatizado de la nube híbrida puede alertar al administrador cuando un ingeniero intenta trasladar una carga de trabajo de la nube privada a la nube pública, lo cual podría ser una violación de las políticas de cumplimiento o de seguridad de la empresa. Todo lo anterior, debería ser ejecutado por el usuario sin intervención de personal experto de infraestructura, o en otras palabras “autoservido”. Monitoreo y análisis continuo La gestión de la nube híbrida debe permitir el análisis continuo de equipos físicos y virtualizados (procesamiento, redes y almacenamiento), inclusive llegando hasta la experiencia del usuario. En un entorno de nube privada, TI debe garantizar que la infraestructura funciona correctamente mediante el balanceo de cargas correcto y una eficiente planificación de la capacidad. Por otro lado, en las nubes públicas, las métricas de rendimiento para la latencia ayudan a garantizar el cumplimiento con los acuerdos de nivel de servicio (SLA) del proveedor de la nube pública y por ende con el usuario final. Mediante las métricas, las organizaciones también pueden decidir si es el momento de migrar cargas de trabajo de nubes públicas a privadas o viceversa. Lo que no se mide, no se mejora. Finalmente, para asegurar el éxito de su estrategia de nube dependerá en parte de la selección y adecuación correcta de herramientas y su automatización, pero no hay que dejar de lado al personal de TI. Si planea realizar la implantación de una nube híbrida gestionada con las características ennumeradas arriba, dependerá mucho de su capacidad humana. La otra opción es acelerar su madurez con la contratación de una gestión “as a Service” que incluya conocimiento, herramientas e infraestructura. Mi recomendación es que sobre todo si su empresa inicia con la implantación de nube privada, pública y/o híbrida, considere soluciones como servicio administradas. Esto le permitirá cubrir rápidamente las brechas y acelerar sus objetivos de negocio.   Actualmente existen tecnologías como la de IBM Cloud Private (ICP) que permite la velocidad de la nube pública combinada con el control de una nube privada. IBM Cloud Private le permitirá: Una sola experiencia para las nubes privada y pública haciendo su estrategia híbrida realizable. Servicios operativos básicos, incluidos el registro, el monitoreo y la seguridad. Flexibilidad para integrarse con herramientas (virtualizadores, redes, etc) y procesos existentes. Las versiones en contenedores del middleware de IBM brindan una guía prescriptiva para optimizar las cargas de trabajo utilizando sus aplicaciones, datos, habilidades e infraestructura actuales. Abra la plataforma de contenedores basada en Kubernetes con Cloud Foundry para el desarrollo y la implementación de aplicaciones, junto con la integración de DevOps toolchain. Capacidades de integración para desbloquear su infraestructura y conectarlo con acceso seguro a servicios de nube pública como IBM Watson®, IBM Blockchain y más. En caso de requerir más información favor utilizar las siguientes referencias: https://www.ibm.com/cloud/private/faq Si usted requiere apoyo, la gestión que GBM ofrece por medio de los servicios de Nube, permite que las organizaciones le deleguen la responsabilidad de su operación de TI, para que éstas dediquen sus recursos a tareas relacionadas con su principal actividad comercial. No dude en contactarnos para cualquier necesidad de nube o bien de tecnología que requiera.

Cybersecurity Transformation

07 Septiembre, 2018 | A lo largo de los tiempos, las organizaciones se han ocupado de construir una línea de defensa que los proteja de las ciberamenazas. Haciendo la analogía con la edad media, las organizaciones se han esmerado en construir castillos para crear un perímetro de seguridad robusto y, lo que han venido haciendo a lo largo de los años, es hacer más altos y fuertes los muros de ese castillo para estar seguros. No obstante, en los últimos años, se han presentado cambios significativos que han hecho que las organizaciones replanteen su estrategia. El mundo interconectado, la nube, el IoT, movilidad y las distintas tecnologías disruptivas, han revolucionado la forma en que las empresas operan y hacen sus negocios. Estos cambios han obligado a los líderes de seguridad en reevaluar su programa de seguridad, dado que el enfoque de seguridad tradicional, el cual está basado en hacer crecer y robustecer los muros del castillo, ya no es suficiente. El proceso de transformación de la ciberseguridad que se ha derivado de estos cambios está conceptualizado en una forma diferente de pensar sobre la ciberseguridad. Las organizaciones ya no pueden escudarse detrás del Firewall perimetral, dado que sus aplicaciones y datos ahora están en la nube, se acceden desde cualquier parte, desde cualquier tipo de dispositivo y en cualquier momento. Dado esto, un nuevo enfoque ha emergido para abordar estos nuevos retos. Este nuevo enfoque está orientado a aplicar controles a los usuarios, datos y sistemas en los niveles apropiados, según la criticidad para el negocio. También, esta estrategia toma en cuenta muy fuertemente el enfoque de “Security by Design”, el cual permite formalizar el diseño de la infraestructura y automatizar los controles de seguridad para que pueda generar seguridad en cada parte del proceso de administración de TI. Algunos de los conceptos clave que sobresalen sobre este enfoque de transformación de la ciberseguridad está el definir controles, lo más cercanos a los datos posibles y el establecer un nuevo perímetro de seguridad, basado en la identidad de los usuarios. Dentro los principales controles que predominan en este nuevo enfoque están: La protección de la de la identidad de los usuarios. Control de acceso basado en riesgo. Técnicas de ofuscación de datos para la protección de la privacidad. Controles de acceso a los datos. Monitoreo del comportamiento de usuarios, endpoints, sistemas y la red. En la próxima entrega, vamos a profundizar sobre estos controles y sobre las capacidades de las tecnologías disponibles en la industria que nos permitirán apalancar esta transformación.

Evolución de la estrategia de administración y gestión de ambientes TI

28 Agosto, 2018 | Quince años atrás dentro de las compañías que formaban parte del top 10 de empresas generadoras de ingresos del mundo, únicamente Microsoft  representaba el rubro de empresas tecnológicas, esta particularidad ha venido cambiando en los últimos años al grado de que en el ranking del 2017 aparecen en el top 3  Apple, Google y Microsoft representando el rubro de TIC, y otras dentro del top 10 como Amazon y Alibaba.com que sustentan su core business sobre plataformas 100% tecnológicas. No podemos negar que los procesos evolutivos alcanzan todas las aristas de la vida y obviamente las áreas tecnológicas no son la excepción. Y es que este proceso de evolución significa también una evolución de las estrategias TI. Citando a Charles Darwin: "No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta a los cambios". De esa misma manera las estrategias en las áreas TI han venido adaptándose a cambios importantes en el entorno de los negocios, tales como:              La necesidad de ser más eficientes abrió las puertas para la automatización de procesos y parte de esta tarea, significa el surgimiento de paquetes como CRM, ERP que compañías como SAP impulsan, como resultado de contrarrestar los tradicionales desarrollos de programación “In House”. El fortalecimiento de los usuarios finales, convirtiéndolos en “súper usuarios” con mucho conocimiento y armados con un ejército de desktops, laptops y dispositivos móviles que consumen grandes cantidades de ancho de banda en la búsqueda de aumentar su productividad de manera exponencial. El posicionamiento del cliente como figura central sobre la cual orbitan las estrategias de negocio. Se volvieron también un habilitador en la evolución de la estrategia TI, y es que las iniciativas de Customer Experience o Customer Success, abrieron las puertas a otros aspectos como el Customer Understanding, que permitió tener conocimiento de las preferencias y patrones de compra de nuestros clientes. En este nivel las organizaciones reconocen la necesidad de una estructura TI que además de acompañar las estrategias del negocio, administre adecuadamente todas las inversiones y controle los gastos, que traducido a un lenguaje que entiende el negocio, genere más ingresos, mediante la mejora de la comunicación con el cliente. En esta etapa aparecen nuevas reglas del día como la “racionalización y optimización” por lo cual se gira la vista hacia nuevas posibilidades como offshoring y outsourcing. Finalmente, la aparición de la “tercera plataforma” y el fortalecimiento de conceptos, metodologías y estrategias que giran en torno a Cloud, Inteligencia Artificial, Analytics y Big Data, inicia la batalla por la transformación digital teniendo como desafío la aplicación de estas tecnologías mediante la implementación de las iniciativas dictadas por el negocio. Optimizando la estrategia de administración TI Las organizaciones TI están utilizando mucho esfuerzo de sus recursos para mantener las luces encendidas y el barco a flote; están siendo consumidas por las tareas relacionadas a la administración de Data Centers, el mantenimiento de la infraestructura, soporte a usuarios y finalmente queda muy poco “ancho de banda” para invertir en el futuro, en esas cosas que realmente se traduzcan en ventajas competitivas para el negocio y que potencialicen el valor de las áreas de TI dentro de las organizaciones. Basado en lo anterior traigo a colación el termino coloquial “el elefante en la habitación” esa metáfora que hace referencia a una verdad evidente que es ignorada o pasa inadvertida, aquel riesgo obvio que nadie quiere discutir…Y es que, el verdadero elefante en la habitación del que nadie habla es que el 80% del esfuerzo, presupuesto y tiempo se consume en actividades estrictamente operativas, y únicamente un 20% puede ser asignado a labores de planeación, estrategia y transformación. Tampoco podemos negar que uno de los más principales desafíos de las organizaciones TI, es que son vistas como los más grandes centros de costos y los líderes de estas áreas deben afrontar batallas muy complejas para demostrar el verdadero valor que tienen sus áreas y cómo son piezas clave en las estrategias del negocio. En este sentido, tres factores que deben sortear son los asociados a: Velocidad: procesos legados, el famoso “así lo hemos hecho siempre…” no debe ser un obstáculo en la innovación y creación de valor. Costos: presión para disminuir costos, vivir con la paradoja operativa “hacer más con menos recursos”. Tiempo: organizaciones en modo reactivo “apagando fuegos”. El futuro de la estrategia de administración TI, yace en dejar esas cargas operativas del día a día y enfocarse en las estrategias de innovación que estén asociadas a la estrategia dictada por el negocio. La firma consultora WGroup dicta una guía de cinco verticales que pueden ayudar a estructurar de mejor manera las formas y mecanismos utilizados para replantear la estrategia de administración: Insourcing: utilizar un equipo interno para la entrega de servicios que sean competitivamente valiosos para la compañía. Automatización: utilizar tecnologías como procesos robotizados para que puedan tomar tareas repetitivas y de bajo valor para la compañía. Colocación: instalar infraestructura TI en facilidades de terceros, que ofrezca una reducción del gasto y altos niveles de servicio. Cloud: utilizar servicios basados en la nube o infraestructura TI en modalidad de servicios. Outsourcing / Managed Services: trabajar con un tercero para la provisión de servicios que ofrezcan una reducción del gasto y altos niveles de servicios. GBM y su portafolio de servicios gestionados enfocado en administración remota y on premise, estandariza diferentes metodologías de gestión para garantizar la entrega eficiente de servicios y la satisfacción de nuestros clientes que lideran a las organizaciones TI, para que puedan transformar sus esfuerzos en tareas de mucho más valor al negocio. ¡Es cuestión únicamente de hacer esto una prioridad!      

Aprendizaje en equipos de desarrollo de software desde la perspectiva del cliente

20 Julio, 2018 | Este tema puede ser  abordado desde diferentes perspectivas, sin embargo, considero importante desarrollarlo desde la óptica de nuestros clientes ya que en la actualidad todo negocio tiene altos componentes de desarrollo de software; es decir, casi todos los negocios al final son negocios de software. Por tal razón, cada entrega debe generar valor y para ello es necesario alinear la creatividad, la capacidad de aprender rápida y eficazmente a una estrategia clara, la cual asegure un negocio sustentable y un cliente satisfecho. Para lograr esto, es necesario tener claro que aprender es un proceso continuo que requiere de entrenamiento para desarrollar una cultura de constante adquisición, capitalización y desarrollo de nuevo conocimiento, así como generar valor a los clientes a partir de lo que se haga con lo que se  aprende. Esto permite a la organización ser más atractiva para capital de inversión y por tanto generar crecimiento. Sin embargo, así como se deben desarrollar capacidades para aprender se deben también desarrollar capacidades para desaprender, identificar qué cosas se deben cambiar o dejar ir con el fin de estar preparados para hacer frente a los retos actuales y futuros. Si bien es cierto que el aprendizaje es fundamental, es sustancial recordar que es durante la estrategia cuando se debe definir el qué, porqué y para qué el equipo debe aprender. Cómo y cuándo son parte de la táctica y la operación. Así mismo son diferentes actores quienes deben dar respuesta a cada una de estas preguntas. A continuación, veremos más a detalle cada una de ellas. ¿Qué se debe aprender? Esto se puede responder en tres partes.  Aprender a conocer de manera proactiva y anticipada la necesidad del cliente o voz del cliente (VOC1), un equipo de desarrollo de software primeramente ocupa conocer qué necesita realmente su cliente.  Uno de los principios de Lean Software Development (LSD) es amplificar el conocimiento, el cual tiene como objetivo incrementar las habilidades de aprender rápida y efectivamente. Sin embargo, desarrollar productos o soluciones sin un enfoque en las necesidades de nuestros usuarios o clientes. ¿Qué sentido tiene? Por esta razón es necesario hacer uso de múltiples técnicas de ingeniería de requerimientos, inception, desing thinking, sig sigma, lean start up, entre otras. Sin embargo, indiferentemente de la técnica que se use, es vital que la necesidad y soluciones propuestas sean medibles en términos de ROI, retención o atracción de nuevos clientes, riesgo y capacidad operativa. Es decir, ¿se cuenta con las capacidades para desarrollar esta solución o no?  Si no se cuenta con estas capacidades, es necesario aprender técnicas, metodologías y estilos de pensamiento (cultura) para descubrir las necesidades de nuestros clientes. Esto aplica a todos los niveles de la estructura del ciclo de vida de desarrollo de software. Aprender a desarrollar conocimiento rápida y eficazmente. Es necesario aprender a “aprender”, desarrollar capacidades de aprendizaje constante y efectivo, es decir capacitarse en métodos y herramientas para acelerar el proceso de aprendizaje complementado por el trabajo o práctica de campo. Lamentablemente muchos sistemas educativos no han desarrollado esta importante habilidad. Sin embargo, si se quiere responder rápidamente a los constantes cambios tecnológicos debemos desarrollar estrategias que permitan contar con estas capacidades dentro de las organizaciones. Aprender a liderar y gestionar ágilmente. Diseñar, implementar y aprender a vivir (modelar lo aprendido) una cultura de aprendizaje constante, que permita tener una ventaja con respecto a nuestros competidores. Que motive, desarrolle el pensamiento creativo y crítico, y que democratice la innovación y la creatividad tanto individual como grupal. Aprender a gestionar un inventario de capacidades operativas que permitan proponer las soluciones de hoy y mañana, así como minimizar el riesgo técnico con el fin de brindar un producto de calidad.   Es necesario establecer procesos de inversión y capitalización de conocimiento desde la estrategia de manera que se pueda contar con bancos de conocimiento tanto dentro como fuera de la organización para poder responder de manera constante a las nuevas necesidades. Aprender a trabajar eficaz y eficientemente con otros equipos tanto fuera como dentro de la misma organización ya que el cambio constante requiere de trabajo pluridisciplinario. Debido a que   la unión de diversos componentes sumado a arquitecturas híbridas y equipos físicamente distribuidos  requieren de manera imperativa los principios ágiles de trabajo colaborativo y transparencia en pro de nuestro cliente. Entonces, desde una perspectiva del cliente, es necesario conocer su voz es decir sus necesidades y deseos. Se requiere tener y liderar la gestión del conocimiento con el fin de entregar soluciones en tiempo, costo y expectativas. ¿Cómo se debe aprender? Desde la estrategia, y, ejecutando en la operación, la organización debe desarrollar mecanismos que permitan la generación de espacios físicos, virtuales y sociales donde las personas tengan la posibilidad de desarrollar conocimiento, socializar y generar soluciones grupales, pero también proveer de los espacios individuales para que se pueda crear. Según (Whyte, 2017)“El intento más equivocado de una falsa colectivización es la pretensión actual de ver al grupo como un vehículo creativo… Las personas rara vez piensan en grupos. Hablan, intercambian información, deciden, llegan a acuerdos…pero no piensan. No crean.”. Por otro lado, durante el proceso de construcción, entrega y operación de productos de software, es necesario también el aprendizaje. Tanto de tecnologías como de métodos que permitan la mejora continua, la comunicación fluida y la capitalización de capacidades que permitan aprender y optimizar en cada ciclo (iteración, sprint u otra medida). Para ello, Lean Software Development (LSD2) provee algunas técnicas relacionadas a su segundo principio, nos referimos al principio de “amplify learning”. Entre los que se encuentran el “feedback”, interaciones, set base development y sincronización. Estas técnicas permiten que por medio de los ciclos cortos de construcción/testing (smoke, automation, regression) se pueda revisar y corregir más rápidamente, y, por tanto, aprender. Adicionalmente permite desarrollar mecanismos para trabajar con diversos equipos y componentes de manera que se logre sinergia, visión global e individual que permita optimizar el avance del trabajo en “features” o componentes sin perder de vista la integración fluida de todos las partes, relacionada al sétimo principio “optimize/see the whole”. Otro aspecto importante para tomar en consideración es que debe medirse y mejorarse lo que se aprende. Cuando se habla de medir, se debe tener claro previamente la economía del sistema. Es decir, definir los aspectos relevantes para la sustentabilidad y estrategia, así como el éxito del producto o solución en cuestión. Con respecto a estos aspectos, se define qué es relevante medir, los ciclos de medición, así como la correspondiente rendición de cuentas de manera que se optimice el proceso de construcción y se logre un enfoque claro en el time-to market. Cómo aprender desde un enfoque en el cliente requiere definición de políticas, procesos y estructuras (físicas y virtuales) de aprendizaje. Conocer la economía del negocio y establecer qué es relevante medir del proceso de aprendizaje y crear una cultura de trabajo colaborativo que permita sinergia de diferentes equipos, tanto intra como inter-organizacionalmente. De manera que las entregas por ciclo dejen de ser dolorosas, transmitan transparentes y sean costo efectivas. ¿Cuándo se debe aprender? Siempre se debe aprender. Sin embargo, es necesario identificar las condiciones (operativas, financieras) en donde nos encontremos, así como el time-to-market. Pues dependiendo de esto, la táctica es diferente.  Lamentablemente bajo el lente de agile muchos han manufacturado el proceso creativo de desarrollo de Software, perdiendo la perspectiva de algunos principios de Lean Software Development que pueden ser muy útiles. Amplificar el conocimiento se refiere a conocer la diferencia entre desarrollo y producción. Según (Poppendieck & Poppendieck, 2003). Desarrollo se ejemplifica como el chef que desarrolla mediante el proceso creativo e iterativo de prueba y error un fascinante plato nuevo o receta (nuevo producto o solución). Pero son los cocineros quienes con receta en mano recrean la receta una y otra vez, lo cual es equivalente a la manufactura o producción. No se pueden tener chefs reproduciendo recetas ya creadas, así como pretender que el cocinero diseñe recetas nuevas de alta cocina. Por tanto, esta diferenciación es importante tenerla clara cuando se está en el día a día. Otro aspecto importante a rescatar es que, durante el proceso creativo de diseño, la calidad es opcional pues el enfoque se centra en la creación de un producto/solución nuevo, en producción la variabilidad de la calidad del producto y el proceso, el retrabajo y la conformidad con los requerimientos son sumamente importantes y relevantes. Dado lo anterior la connotación de lo que llamamos creatividad y aprendizaje resulta claramente diferente para el chef como para los cocineros. Así también, la definición de los procesos de aprendizaje y el conocimiento que deben adquirir y desarrollar cada uno de ellos, máxime con la llegada de inteligencia artificial, donde tanto los cocineros como chefs requieren nuevas capacidades para complementarse con las nuevas tecnologías emergentes.  Aplazar el compromiso: Para (Larman & Vodde, 2010) este concepto de LSD, mencionado anteriormente, lo que pretende es aplazar la toma de las decisiones hasta que se cuente con toda la información necesaria, con el fin de contemplar todos los aspectos relevantes. Esto no significa paralizar la toma decisiones importantes, al contrario, la estrategia está en obtener todos los datos necesarios y conocimiento sobre la arquitectura o tecnología de manera que se tenga claro dónde están las brechas de conocimiento que debe adquirirse o desarrollarse internamente. De lo contrario el costo operativo, la imagen del producto y la organización pueden verse afectados y perder el momentum. Desde la perspectiva del cliente, se debe estar listo para proveer de soluciones reales a sus necesidades. Para ello, es necesario detener decisiones apresuradas que atenten contra la inversión a realizar, logrando poner en riesgo la organización, o bien atentando con la seguridad y reputación de nuestros clientes. Adicionalmente se requiere de un entendimiento claro acerca de la estructura organizativa necesaria para brindar las soluciones que requiere el cliente. Tomando seriamente en consideración los cambios abruptos que se vienen con la transformación digital, inteligencia artificial, IoT, Data science entre otras tecnologías que deben invitar a analizar cuántos y cuáles chefs y  cocineros realmente se necesitan, así pensar fuera de la caja  y analizar posibilidades para el desarrollo de nodos de conocimiento con otras organizaciones de manera que se logren economías de escala. En conclusión, aprendizaje y creatividad son palabras muy de moda, también mucho se habla sobre disrupción. Pero es necesario detenerse un poco, prorrogar una toma de decisiones rápida y analizar qué tipo de negocio somos. Cuál es la estrategia, qué tipo de productos/soluciones construimos, cuál es nuestro inventario de capacidades, qué nos interesa medir y mejorar, cuál es el time-to-market. Estas preguntas requieren de un análisis claro constante y realista, con el fin de desarrollar mecanismos que permitan desarrollar una cultura de aprendizaje y creatividad acorde a una estrategia clara que permita un negocio sustentable. No es posible ser disruptivo sin una cultura y estructura que permitan  procesos constantes de  aprendizaje inteligente a todos los niveles.  ---------------- Pies de página: 1. VOC Voice of customer.  Término usado en Six Sigma. 2. (LSD). Lean Software Development. Bibliography: Larman, C., & Vodde, B. (2010). Practices for Scaling Lean and Agile Development.Boston: Pearson Education. Poppendieck, M., & Poppendieck, T. (2003). Lean Software Development: An Agile Toolkit.ISBN 0-321-15078-3: Addison Wesley. Whyte, W. (2017). Retrieved from The Organization Man: https://salineropampliega.com/2014/09/espacios-de-trabajo-que-fomentan-la-creatividad-y-la-innovacion.html

El fin de la era “Pangea” de las tecnologías de información

04 Junio, 2018 | Es necesario separar la tecnología de los datos para explotar estratégicamente el valor de la información. Hace años, con el desarrollo de la tecnología, las empresas vieron la necesidad de contar con áreas especializadas en manejar todo lo relacionado con equipos, sistemas y cualquier gadget que fuera adquirido. Un solo departamento de tecnologías de información, eminentemente técnico, era suficiente. Con el paso del tiempo y la evolución tecnológica, estos departamentos han tenido que asumir cada vez más retos que trascienden lo técnico y que están, en muchos casos, más relacionados con el corazón del negocio, que con el tipo de solución o plataforma adquirida. Es así como hemos visto casos como el de un vicepresidente de TI, encargado de la implementación de un sistema ERP, cuyo objetivo justamente es la planificación de los recursos empresariales: ¡grave error! No porque la persona no cuente con la capacidad necesaria para liderar el proyecto, sino porque la tarea es un problema de negocio y no de tecnología.  Otro legado de antaño tiene que ver con la gestión funcional. Es decir, administrar con un enfoque en las áreas de la compañía, lleva a la creación de silos de información. Cada departamento aduce cumplir con sus responsabilidades y su rol, sin embargo, al elevarse unos metros y observar la totalidad, lo que generalmente se ve es un desastre: no hay definiciones unificadas sobre la información, ni tampoco repositorios adecuados y conocidos por todos.   Las consecuencias de esto son claras: la creación de nuevos datos se multiplica rápidamente, sin que exista confianza en ellos.  A partir de nuestra experiencia, la solución a este reto pasa por la existencia de una figura, con un enfoque de negocios, que administre la información. La razón principal para hacer esto es la complejidad tecnológica y de información que están alcanzando algunas empresas. Un nuevo rol: el Chief Digital Officer Una vez que las empresas se convencen de la necesidad de separar la gestión de TI, alguien debe desenredar el nudo de la información empresarial.  Es una responsabilidad compleja pero sumamente estratégica. El Chief Digital Officer o CDO, como lo han bautizado algunas empresas, debe ser alguien que entienda las necesidades del negocio y no se concentre tanto en la complejidad técnica.  De hecho, en organizaciones que ya crearon este nuevo rol, el encargado muchas veces carece de formación técnica. El CDO se convierte en el administrador de la información. Asimismo, es evidente que su trabajo se apoya en las herramientas que implementan todas las áreas y que el departamento de TI mantiene funcionales.  Pero su equipo se asegura de que la información se capture y gestione de manera adecuada. Es decir, esta es la persona encargada de romper y evitar los silos de información y crea una democracia organizacional de los datos para explotar su valor estratégico.                  En conclusión, si su empresa sigue viviendo en la era Pangea de los departamentos de TI, donde todo está unido, es hora de replantearse el enfoque. El valor estratégico de la información es demasiado alto para perderse en medio de ese súper continente que concentra todo. Los datos no pueden ser una función más para un equipo técnico, sino que deben ser una tarea de foco organizacional.

Banca Digital 2.0

01 Junio, 2018 | Para innovar en el sector de Servicios Financieros, se requiere partir de las necesidades de los segmentos de clientes, y desde ahí construir modelos de servicio que generen una ventaja competitiva. Parte importante de la banca entendió la transformación digital como la adquisición de "paquetes" comerciales, nuevos “Core Bancarios”, aplicaciones o plataformas de Banca Digital para mejorar sus canales existentes. Estos paquetes ofrecen Omnicanalidad y rápida implementación, pero pocos han podido materializar estos beneficios por múltiples razones: Los usuarios esperan funciones específicas de acuerdo al canal. Los canales ofrecen capacidades distintas y se requiere adaptar la funcionalidad a las mismas (smartphones, POS, quioscos, IVRs, chatbots, ATMs, Smart Watch, asistentes virtuales, APIs para Fintechs, Contact Center, Corresponsales No Bancarios, redes sociales, entre otros). Diversas generaciones de usuarios perciben y utilizan productos de los bancos en forma muy diferente. Integraciones con los sistemas en el backend y flujos de trabajo se convierten en un proyecto paralelo de mayor complejidad que el proyecto principal. Modificaciones a la aplicación para adaptarla a necesidades específicas son de gran impacto debido a la rigidez de la arquitectura. Canales que una vez fueron innovadores, como la banca en línea o la banca móvil, hoy día son un commodity. Una vez que estos son resueltos en el mejor de los casos permiten una nivelación con el promedio de la banca, entregando lo que el promedio de clientes requiere. Sin embargo, las Fintech han llegado para agitar el mercado y las necesidades de los clientes. La rapidez de ideación y despliegue en el mercado, la capacidad de probar nuevos conceptos y de reconstruir un servicio basado en el feedback inmediato de segmentos de clientes, están generando verdadera disrupción e innovación. Y todo esto es posible gracias a que las Fintech no usan un “paquete” sino un lego en constante expansión. A partir de la influencia de las Fintech y de startups que lograron dominar nichos en forma exponencial, la banca está adaptándose rápidamente y las primeras decisiones que toman sus recientemente creadas unidades de innovación son: Utilizar metodologías ágiles para la creación de nuevos productos, servicios o canales. Conducir procesos de Design Thinking que permiten reducir el ciclo de ideación a producto mínimo viable de meses a días. Selección de plataforma de nube pública para habilitar contenedores, servidores de aplicación, bases de datos, seguridad, APIs, en segundos, en lugar de meses. Seleccionar un toolchain para DevOps, para desarrollo, integración, testing y deployment continuos; reduciendo los tiempos de creación, modificación, e implementación a producción. Utilizar APIs de terceros que agreguen valor en el producto o servicio que se está ideando tales como: reconocimiento de voz, autenticación biométrica, generación de diálogos en lenguaje natural, evaluación de riesgo, procesamiento de pagos, geolocalización, IoT, Streaming, traductor de idiomas, reconocimiento visual, entre miles. La velocidad de innovación en la banca se ha incrementado con la adopción de los nuevos esquemas de desarrollo, metodologías ágiles, cloud y uso de APIs. Aquellos proyectos de años son cosa del pasado. Se busca la entrega incremental a partir de un producto mínimo viable que puede ser construido en pocas semanas, y la validación constante de la experiencia de los usuarios y su adopción. Ante este escenario, las aplicaciones de Banca Digital deben replantearse y ajustar su arquitectura y forma de entrega. Deben evolucionar hacia una plataforma 2.0: Implementable sobre nubes públicas (IBM Cloud, Azure, AWS, Google, entre otras) con los mismos niveles de seguridad, o incluso mayores, que los Data Center de los bancos. Basada en componentes independientes o microservicios que ofrezcan funcionalidades integrables como piezas de lego, y que permitan así construir nuevas funciones más complejas. Abierta a integrar APIs de terceros para suplir funcionalidades completas o parciales en una forma transparente. Entregable a través de un toolchain de DevOps que facilite la integración y el deployment continuo a medida que se liberan nuevas funcionalidades o se modifican las actuales. Con mayor foco en la capacidad de construir nuevas funcionalidades rápidamente, partiendo o no de las existentes, aportando sus componentes a una metodología ágil de desarrollo. Con el poder de exponer las funcionalidades a través de cualquier forma de front-end (web, móvil, conversacional, redes sociales, entre muchos otros) o API. Un recorrido rápido por el catálogo de APIs de IBM Cloud para Financial Services nos muestra cómo un número importante de empresas de desarrollo exponen sus APIs para que puedan ser integradas en cualquier aplicación para Servicios Financieros, desde servicios para “Know Your Customer” (KYC),  Anti Money Laundering (AML), antifraude, contenido según geolocalización, inversiones en bonos, riesgo y cumplimiento, agregación de datos financieros, visualización de analíticos y data histórica, estadísticas de manejo de portafolios de inversión, generación de lenguaje natural, procesamiento de pagos, análisis predictivo de créditos, patrimonio de clientes, monitoreo de riesgo, blockchain entre muchos otros. Al consultar el roadmap de las plataformas de Banca Digital más reconocidas a escala mundial podemos constatar que algunos ya están tomando una dirección en este sentido. El resto aún está enfocado en entregar una solución para canales ahora tradicionales (banca en línea y banca móvil), con las funcionalidades comunes (consulta de saldos de productos, transferencias y pagos). El éxito futuro de las plataformas dependerá de su capacidad de transformarse para aportar valor en la dirección que los servicios financieros y sus procesos de innovación ya están recorriendo. La transformación digital alcanza incluso las bases y herramientas.

Los retos del testing en la Era Ágil

17 Mayo, 2018 | Las metodologías ágiles, SAFE, prácticas como continuos integration (CI) y DevOps han venido cambiando los procesos de construcción de productos de software.  El mercado requiere de entregas más rápidas y aplicaciones más flexibles que permiten transformar los servicios ágilmente para responder a las necesidades cambiantes de los clientes finales. Adicionalmente es indispensable que las entregas sean de calidad.  Para lograr este objetivo es necesario que los ciclos de testing también sean ágiles, lo cual representa un reto para las estructuras tradicionales como “waterfall”.  El cambio de paradigma conlleva considerar el proceso completo, es decir desde la concepción del producto o mejora del mismo, construcción y pruebas con el debido levantamiento de historias de usuario o casos de uso, hasta la implementación y soporte. Los procesos de integración continua y DevOps hilvanan todo el macro proceso productivo y la calidad no está exenta de ello, ya que esta práctica  debe asegurar tanto la calidad del proceso como la del producto y finalmente verse reflejada en la satisfacción del cliente y un retorno sano de inversión. Para ello, se hace necesario una estrategia de calidad que sea clara y realista que considera la situación actual con respecto a la capacidad productiva, nivel de madurez metodológico en la línea operativa y gerencial, así como la capacidad financiera (inversión), es decir la estrategia tiene que ser realizable desde la perspectiva financiera y operativa. Desde el área financiera, es necesaria una gestión del costo de la calidad de los productos, conociendo cuánto cuesta probar un sprint de manera que se puedan hacer los ajustes en períodos de tiempo cortos, con el fin de optimizar los procesos del equipo "solucionador" para el siguiente sprint o iteración  y así sucesivamente  hasta el cierre del release.   Poco se habla sobre la gestión del costo de la calidad y el foco mayor se ha dado en las capacidades técnicas, sin embargo una sana y efectiva gestión de este rubro permite al responsable conocer dónde exactamente se tienen los problemas y por consiguiente qué debe ajustarse para volver a medir y proseguir con la mejora continua. Sobre este mismo camino, también es importante el análisis de costos y beneficios, FODA o cualquier otro instrumento de medición que desde una visión negocio-técnica permita construir un ecosistema sano financieramente hablando. La ecuación debe contener las variables negocio, herramientas, procesos y personas. Negocio: Debe existir un claro alineamiento de los procesos del negocio con las estrategias de testing, donde se responda a las preguntas. ¿Qué realmente se ocupa testear? ¿Porqué? ¿Cuánto le cuesta al negocio una falla en este flujo? ¿Cuánto cuesta la hora de down time?   Herramientas: Es indispensable que las herramientas permitan obtener resultados rápidos y confiables para tomar decisiones técnicas y financieras entre un ciclo y otro. Un error muy común es comprar un set de herramientas por moda o carente de un análisis riguroso de las capacidades y/o características técnicas y operativas como se mencionó anteriormente. Es de vital importancia que las herramientas sean ágiles, flexibles, de fácil uso, implementación y configuración. Así también que sean robustas para que permitan reducir el tiempo de procesamiento de resultados y redistribución de costos de mano de obra calificada. Dando como resultado un aumento en el retorno de inversión del negocio en cada iteración realizada.  Otro aspecto relevante es la integración de estas herramientas con el resto de los componentes del ecosistema. Metodología/Procesos: Los marcos metodológicos y procesos realizan la amalgama entre las herramientas, el negocio y las personas. Sin embargo, son estas últimas quienes precisan de un claro liderazgo y cultura que les permita realizar el cambio de una manera organizada y debidamente gestionada. Personas:  El recurso humano es uno de los más importantes en este ejercicio. Es imprescindible que se tengan claros los siguientes roles: quién hace la estrategia de calidad, quiénes ejecutan y de los líderes tanto del área técnica como del negocio y usuarios finales. Cada uno tiene un papel claro en este ecosistema. Si se carece de claridad, es necesario definir las responsabilidad y sus roles n los procesos de definición, construcción, pruebas e implementación  y soporte previo la puesta en marcha de los procesos. Con las Metodologías Ágiles la calidad viene a ser responsabilidad de todos los miembros del equipo y bajo los principios ágiles de transparencia sumado a un sano y efectivo liderazgo se puede llevar a cabo un proceso “end to end”. La creación de los marcos de trabajo, la definición incremental y sostenida de KPI’s, capacitación y mejora continua (calidad de procesos) es indispensable para una efectiva adopción y cambio de paradigma.   Un aspecto clave es la medición y rendición de cuentas durante todo el proceso y realizada tanto por los desarrolladores como los testers.  Es importante hacer énfasis sobre el tema de la medición, ya que la tendencia es únicamente presentar indicadores operativos que no pasan de la mera exposición al líder técnico, sin embargo, la efectividad se encuentra en la creación de indicadores relevantes desde la perspectiva de costo, impacto y operación de manera que tanto los desarrolladores como los niveles superiores aprendan a interpretar los datos  y proyecciones  de manera que la toma de decisiones se haga de manera más estratégica (financiera/técnica), lo cual permite el enfoque de los recursos en los problemas que realmente son importantes y tienen un impacto directo en la operación afectando la percepción que se tiene del servicio. Como se ha visto, los cuatro pilares son igualmente importantes tanto en la definición estratégica como durante la adopción y evolución.  En conclusión, la calidad de un producto no es casualidad  y responde a una estrategia clara, así como una intensión desde todos los niveles de la organización iniciando por quiénes toman las decisiones. De lo contrario la imagen de la organización y el posicionamiento en el mercado puede verse afectado. 

Visibilidad, seguridad y control de activos tecnológicos

14 Mayo, 2018 | Mientras los ataques de seguridad dominan los titulares de la prensa mundial, la mayoría de las empresas sigue siendo un objetivo atractivo para ciberdelincuentes. Las organizaciones deben proteger una cantidad creciente de información valiosa con personal y presupuestos de TI limitados. Y los agresores lo saben y los ataques dirigidos están en aumento. ¿Cuál es el costo real de estas violaciones de seguridad? No solo es la pérdida de ingresos, los datos comprometidos o el cumplimiento con leyes y regulaciones lo que está en juego. Los incidentes de seguridad pueden conducir a una pérdida de confianza entre clientes, socios y proveedores, así como daños a la reputación de una organización a largo plazo. *Fuente: 2015 Cost of a Data Breach Study: Global Analysis, Ponemon Institute, May 2015 Al mismo tiempo, prevenir las brechas de seguridad es ahora más desafiante que nunca. Las organizaciones de hoy dependen de un crecimiento constante del número de “endpoints” físicos y virtuales, incluyendo servidores, computadoras portátiles, computadoras de escritorio, tablets, teléfonos inteligentes, puntos de venta (POS), cajeros automáticos (ATMs) y quioscos de autoservicio. Todos estos dispositivos ejecutan diferentes sistemas operativos y aplicaciones, y con frecuencia acceden a la red desde ubicaciones remotas. Como resultado, errores de configuración, actualizaciones y parches no aplicados y brechas de cumplimiento son cada vez más comunes. Las tecnologías y estrategias de seguridad actuales ya no pueden seguir el ritmo de las últimas amenazas. Los “endpoints” se están convirtiendo en el eslabón más débil de seguridad de TI en las empresas, y el objetivo de ataques cada vez más sofisticados. Los especialistas de seguridad y de tecnología están constantemente alertas ante nuevos tipos de malware, ransomware, virus, worms (gusanos) y spyware, y las amenazas potenciales están a menudo ocultas dentro de páginas web y correos electrónicos. Responder a los incidentes de seguridad rápidamente es el primer factor para reducir el costo de la pérdida de información El entorno de los activos tecnológicos en las empresas cambia constantemente. Los especialistas en seguridad e infraestructura de TI luchan para acceder a la información actual sobre sistemas operativos, versiones de software, uso de aplicaciones y de cumplimiento en cada dispositivo en la red. Sin un adecuado descubrimiento, actualización, y patching, la probabilidad de un ataque exitoso crece exponencialmente. Si no puedes verlo, no puedes corregirlo. Desmontar los ataques con una adecuada administración de “endpoints” Tradicionalmente, las empresas han recurrido a múltiples productos de varios proveedores para aplicar actualizaciones de seguridad y parches, administrar y asegurar sus diversos activos tecnológicos. En la mayoría de los casos los parches se aplican uno a uno a través de medios como un USB, y los informes de cumplimiento se mantienen dentro de hojas de cálculo. Sin embargo, estos procesos manuales son difíciles de mantener a medida que la organización crece, particularmente en ambientes distribuidos, y no permiten una respuesta rápida ante un ataque. IBM BigFix es una solución de gestión del ciclo de vida de los “endpoints” diseñada para ayudar a las empresas de todos los tamaños a administrarlos de manera eficiente y que les permite una respuesta a tiempo ante amenazas de seguridad. Además de automatizar la administración de actualizaciones y parches, la solución de IBM proporciona visibilidad de todos los dispositivos conectados a la red, incluyendo datos sobre el software que está instalado en ellos. Los administradores pueden usar una sola consola para descubrir e inventariar los recursos, distribuir y administrar aplicaciones para Sistemas Windows, UNIX, Linux y Macintosh; y empoderar a los usuarios finales para instalar aplicaciones usando un portal de autoservicio. La falta de visibilidad y control le hacen vulnerable frente a amenazas de seguridad y pérdidas financieras. La cuestión ya no es si sufrirá un ataque, sino cuándo. IBM BigFix le permite detectar, corregir y proteger activos tecnológicos, rápidamente. Con IBM BigFix las empresas pueden:   Descubrir todos los “endpoints”, dentro y fuera de la red corporativa, con visibilidad en tiempo real.   Corregir vulnerabilidades y aplicar parches en todos los “endpoints” en minutos   Obtener conocimiento de la situación en tiempo real y capacidad de respuesta ante incidentes en todos los “endpoints” para mitigar el daño Algunos ejemplos de resultados de IBM BigFix en diferentes sectores: Retail: Gestión de 27,000 servidores a lo largo de más de 3,000 localidades con solo dos colaboradores de TI. Banca: 50,000 PCs, servidores y ATMs protegidos en 1,800 localidades con una sola consola. Salud: Tasa de 98% de cumplimiento en actualizaciones en más de 4,000 estaciones de trabajo con una reducción del 50% de los costos de ejecución. Una solución integral y asequible Las empresas de diferentes tamaños se enfrentan a las mismas preocupaciones de seguridad y muchas veces recurren a la combinación de diferentes herramientas complejas y manuales para la gestión de sus activos tecnológicos. Pero ahora hay una manera más fácil. Con IBM BigFix, las empresas sólo tienen que implementar una única solución costo-efectiva para la gestión de “endpoints”, mejorando la visibilidad, la seguridad y el control. Además, con IBM BigFix las organizaciones obtienen en una forma rápida y sencilla: Visibilidad: reducción de las amenazas descubriendo “endpoints” que ni siquiera sabían que existían. Escalabilidad: Gestión de hasta 250.000 “endpoints” desde un único servidor, con soporte a múltiples plataformas y más de 90 sistemas operativos. Confianza: Tranquilidad de saber que los “endpoints” vulnerables se corregirán rápidamente. Conformidad: Cumplimiento normativo con comprobaciones automáticas. Velocidad: Instalación masiva de software y parches a gran velocidad. GBM tiene la experiencia y una práctica de seguridad regional que puede colaborar con las empresas para comprender el tipo de solución que necesitan y luego apoyar la implementación para facilitar la obtención de los beneficios y un rápido retorno de la inversión. Además, las soluciones permiten un inicio rápido y la implementación paulatina de funcionalidades avanzadas para potenciar el alcance e impacto.  

Sabías que... tus clientes dentro de 10 años hoy tienen 10 años de edad...

14 Mayo, 2018 | Increíble pero cierto... les comparto este dato que tome de una reciente charla del evento de IBM THINK 2018. "El 43% de las empresas no saben cómo estará su industria en los próximos tres años ...." Difícil de creer, pero es una realidad. Hoy día muchas de estas empresas con serios problemas de miopía comercial pueden pensar que tienen garantizado sus servicios o productos, porque ellas, en el presente, cuentan con una participación de mercado posiblemente envidiable. Ahora bien, los próximos tres años, es altamente probable que la situación sea completamente diferente. La transformación digital ya hoy día es una realidad, y también es una exigencia de los clientes hacia sus socios de negocio. De hecho los clientes/usuarios son los que están contribuyendo a la transformación digital, por medio de la forma en que ellos exigen comunicarse con sus clientes y proveedores.  La transformación digital son los procesos de negocio apoyados en las TICs. Este tipo de "aplicaciones/procesos digitales" permite a las empresas generar nuevos mercados y oportunidades de negocio. Sin duda es también una manera diferente de interactuar con los clientes.  La transformación digital, normalmente inicia por las áreas que tienen más relación con el cliente. No se necesita dar pasos gigantes para demostrarle a los usuarios que una compañía se está transformando digitalmente. Es clave que tu estrategia de TICs/Transformación , este alineada con tu estrategia de negocio - esta alineación prácticamente te garantiza cualquier ejecución sea exitosa.  Sin duda la transformación digital permite a las empresas ser disruptivas, tener una característica que sus  principales competidores de ese mercado no tengan- ventaja competitiva. Hablando de ventaja competitiva, las empresas deben abrir el zoom de sus competidores y tener visibilidad y/o apertura ante los competidores indirectos. Otro dato interesante del IBM THINK 2018, el 78% de las empresas a nivel mundial (noten que en nuestros países este dato no es ajeno) se ha sentido amenazada por startups o empresas emergentes.  ¿A qué se debe eso? Startups digitales se les llama porque acceden a tecnología de punta rápidamente. No se enfrentan al TI legacy, es decir, a tener que usar procesos de negocio (tradicionales ortodoxos) muchas veces obsoletos y viejísimos. Evidentemente las empresas establecidas dependen de estos procesos,   sin ellas no pueden seguir operando. Por otro lado, las  empresas emergentes están empezando de cero, sin duda a es más fácil empezar de cero a tener que administrar un área de TI y procesos de negocio establecidos. Esto es ventaja competitva de las startups o de aquellas empresas que lograron brincar la barrera antes mencionada. En pocas palabras, las empresas nuevas no cargan con el “ equipaje extra “ que cargan todas las empresas establecidas. Son mas dinámicos…   BENEFICIOS DE LA TRANSFORMACION DIGITAL  Mis 8 beneficios claves:  1. Llama la atención de los consumidores digitales Cambiar la visión de la empresa por una más moderna y humanizada permitirá atraer a los consumidores digitales que son cada día más importantes para las empresas. 2. Mejora la experiencia del cliente Como se mencionó en la definición de Transformación Digital de las empresas, esta estrategia permite lograr una mejor experiencia del cliente, rediseñando todos lo puntos de contacto con éste. Este cambio debe permitir la participación, la co-creación e interacción de consumidores y clientes con tu empresa. 3. Crea una ventaja competitiva El proceso de Transformación Digital de la empresa permite crear productos y servicios nuevos, lo que se convertirá en una ventaja competitiva sostenible en el tiempo. La identificación de nuevos modelos de negocio le darán a la empresa diversificación y crecimiento. Recuerden: es clave que la estrategia de TICs/Transformación, esté alineada con su estrategia de negocio. 4. Impulsa cultura de innovación La implementación de una estrategia de Transformación Digital, permite impulsar una cultura de innovación en toda la organización lo que le permitirá a la empresa garantizar no solamente el éxito actual sino futuro. 5. Mejora la colaboración interna La estrategia de Transformación Digital permite mejorar la colaboración interna y aumentar el empoderamiento de empleados y equipos. 6. Mejora la eficiencia en los procesos La estrategia de Transformación digital permite mejorar la eficiencia en muchos procesos internos de la la empresa, como:  Atención al cliente / Experiencia al Cliente  Ventas Desarrollo de Nuevos Negocios / Procesos de Negocio Mercadotecnia Gestión Humana Finanzas , entre otras. 7. Profundiza el análisis de datos La Transformación Digital permite sin duda profundizar en el análisis de las grandes cantidades de datos (Big Data) que se producen en todas las áreas de la empresa y fuera de ella. Esto significa convertir los datos en conocimiento para la toma adecuada de decisiones. Gurus en el area citan que la " Data " es el nuevo petróleo de las empresas - esperando ser " refinado " para garantizar grandes utilidades y diferenciación. 8. Lealtad de los clientes La Transformación Digital permite mejorar la atracción, conversión y fidelización/lealtad de los clientes. El mayor conocimiento del cliente logrado por el análisis de la información ( data ) permitirá satisfacer mejora las necesidades y expectativas de éste, lo que impactará positivamente en los resultados de lealtad.   Entonces, recapitulando... Existen muchas definiciones de Transformación Digital, les comparto la mía: “La Transformación Digital consiste en la re-orientación ¡¡ CONTINUA !! de toda la organización, hacia un modelo eficaz de relación digital en cada uno de los puntos de contacto de la experiencia de cliente” Considero que la transformación digital hoy día ¡¡No es opcional!! Los clientes están esperando y exigiendo que las empresas realicen cambios hacia la digitalización y la personalización, en la fabricación y comercialización de los productos y servicios. Saludos!

El agilismo empieza en la mente

19 Abril, 2018 | Las metodologías ágiles, la holacracia (sistema de organización en el que la autoridad y la toma de decisiones se distribuyen de forma horizontal), la quinta disciplina y otros métodos que han emergido en los últimos quince años, son más que marcos de trabajo. Si se observa con más detalle se puede determinar que éstas forman parte del cambio hacia procesos de trabajo colaborativos y libres de pesadas estructuras monolíticas cargadas de narcicismo. En el caso de “agile” no solo se modificaron las prácticas de desarrollo de software, sino también todos los procesos asociados a éste. Como consecuencia, se hicieron cuestionamientos como los siguientes: ¿Cómo puedo generar valor de manera rápida? Realmente, ¿qué se quiere lograr con este aplicativo? ¿Cuánto valor estoy agregando a mi cliente, o a la industria? Para finalmente darse cuenta de que se ocupa un enfoque cliente céntrico. Se trata de las necesidades y problemas de nuestro cliente no de mí. El trabajo colaborativo requiere de un cambio de paradigma hacia el pensamiento conjunto, a través de diferentes enfoques hilvanados por la sinergia y aportes de individuos enfocados en el nosotros y no en el “nosotros y ustedes” (Vinasco, 2017). Esto no surge de manera vertiginosa, como todo cambio cultural, toma su tiempo. Es importante tener este aspecto claro. Así como el hecho de que la gran mayoría de las organizaciones surgieron bajo la sombra de teorías administrativas clásicas donde unos cuantos toman las decisiones, la responsabilidad se concentra en algunos roles, y los demás miembros cumplen tareas sin entender claramente el ¿porqué?, y el ¿para qué?. Es de extrañar por qué en pleno siglo XXI tenemos esta situación, si desde el siglo pasado teorías administrativas como las de sistemas del comportamiento, de relaciones humanas y otras más, ya venían vislumbrando que el enfoque de Fayol puramente funcional no desarrollaba el potencial del pensamiento humano y mucho menos el pensamiento grupal (Rojas, 2017). Lo cierto es que, tal se puede ver el auge de estas técnicas obedece a un proceso que venía gestándose hace muchos años atrás por diversos herejes que se atrevieron a cuestionar el “estatus quo” y probar con nuevas formas de hacer las cosas, que al final de cuentas como nos muestra la historia, es como el ser humano y la sociedad han evolucionado; es decir, cuestionando constantemente y buscando nuevas formas de hacer las cosas. Estamos en plena era de la industria 4.0, donde la automatización y digitalización en todas las industrias son imperativas en los próximos cinco años. Vivimos en un mundo menos predecible, por tal razón los marcos de trabajo ágiles y colaborativos son indispensables si las industrias quieren permanecer y repuntar. Cada día mueren y nacen empresas, aquellas que sobrevivan necesitan un replanteamiento de sus estructuras orgánicas, así como cambios profundos en la cultura de trabajo y finalmente en su operativa. A esto, debemos sumarle una llegada de más millenials y Z a los puestos de trabajo, los cuales tienen estructuras de pensamiento diferentes que requieren conocer el porqué y para qué de las cosas; hay que recordar también que estos grupos generacionales experimentan ciclos de cambio más cortos. Como se puede ver, estamos frente a una gran coyuntura social, económica y tecnológica. Por tanto, el trabajo se vuelve más retador para quienes se encuentran en posiciones de mando. Es por ello que la agilidad y la colaboración se vuelven un pilar básico en el ADN de la cultura organizacional. Ahora bien, es fácil perderse entre tanto material y falso gurú que pregona en las calles su falsa experiencia en el campo de trabajo. Por tal razón, desde la junta directiva, el C-level y los gerentes de línea requieren estar atentos a los cambios que se están dando en las industrias y en los mercados laborales. Las cosas están cambiando, por tanto, es necesario ajustar las velas si se quiere llegar a buen puerto. Surge entonces la duda, con este panorama, ¿Por dónde debo iniciar? Lo primero que debe ocurrir es que se tenga una consciencia de la situación coyuntural desde la cúpula. Posteriormente, es necesario el entendimiento claro de las opciones existentes, casos de éxito y fracaso para tener más contexto. Para luego establecer la estrategia y dar inicio a las tácticas y planes operativos. Siempre tomando en cuenta que se debe arrancar con planes piloto para conocer la magnitud del cambio. Se debe tener claro que no se trata de la adopción por moda o de innovación por derrame (OECD, 2005). Como lo indica Peter Senge en su libro la quinta disciplina (Senge, 2006), se trata de crear organizaciones inteligentes donde la innovación no se logra hablando de nuevas ideas, sino de construir prototipos para hacer cosas que realmente generen valor a nuestros clientes o mejoren significativamente nuestros procesos. Cada individuo debe conocer muy bien sus responsabilidades, actuar por pericia y menos por delegación tradicional. Son necesarias organizaciones que aprendan y desaprendan, que sean inteligentes (Senge, 2006). Se requiere desarrollar inteligencia social que le permita a la empresa “dialogar con su cliente”, que sea capaz de interpretar qué ocupan y qué está haciendo el mercado. Y sobre todo, desarrollar ese diálogo interno para que de manera ágil se responda a los cambios constantes. Para ello, la inteligencia colaborativa es indispensable. Muchas empresas han incursionado en cambios cosméticos y superficiales; los cuales son a corto plazo y no logran profundizar en las personas. Muchos se preguntarán ¿por qué? La respuesta es porque no hay convencimiento. Esto se trata de un cambio del hacer al ser. De adentro hacia afuera. La ruptura del paradigma del yo o del nosotros comienza dentro de las personas y se evidencia en sus interacciones, transparencia, adaptación, espíritu de servicio, respeto y valor a la ideas de los demás, así como de valentía para saber cuándo callar y seguir a otro que no sea yo. Una vez que realmente se vivan estos valores, la adopción es sumamente fácil pues el cambio es profundo y genuino. Sin embargo, para ello, se debe cumplir lo que indica John Maxwell, “la gente hace lo que ve” (Maxwell, 1998). Estos valores deben vivirse de manera auténtica por los superiores. Como se ha visto, todos los enfoques de trabajo ágil y colaborativo tienen bases muy simples, donde se tiene un balance entre autonomía y rendición de cuentas.  Tal como se visualiza el panorama, las organizaciones o se vuelven ágiles y realmente centradas en el clieente o simplemente mueren. Ahora surge la pregunta más importante, ¿está usted realmente listo para este cambio? En conclusión, antes de arrancar con un cambio estructural y cultural hacia metodologías ágiles o colaborativas, es necesario asegurarse que desde los niveles más altos de la organización se tiene el conocimiento y convencimiento de la nueva vía a seguir. Este grupo debe facilitar el apoyo completo al conjunto de personas responsables de definir y liderar el cambio, los cuales requieren de un conocimiento claro tanto teórico como práctico, así como una gestión del cambio desarrollada en conjunto con el equipo de recursos humanos. Un aspecto importante es contar con apoyo de expertos o partners que hayan vivido el proceso, pues la retroalimentación es muy provechosa. Se puede hacer uso de diversas comunidades nacionales e internacionales que pueden compartir sus experiencias de éxitos y fracasos. Es vital arrancar con algún plan piloto donde se pueda vivir la experiencia en primera persona y se permitan ajustar de manera rápida los procesos y roles de manera que los individuos de las diferentes áreas participen de manera colaborativa e interactiva con sus clientes. Las personas deben ser empoderadas, capacitadas y motivadas a aprender haciendo sin dejar de lado que mientras se construye se debe continuar dando valor a los clientes. Y, finalmente, estar claros que esto es un cambio profundo de identidad de la organización y de sus diferentes estructuras de poder.    

Infraestructura Lenovo, la mejor para el Data Center

22 Marzo, 2018 | Nuestros clientes tienen una búsqueda constante para obtener y/o mantener sus ventajas competitivas. Y es que la competitividad va más allá de las fronteras de dónde reside la empresa; en un mundo globalizado la competencia es contra empresas de todo el mundo.   La transformación digital está replanteando los planes de negocios de las empresas, tal así que IDC estima que el 65% de los CEO están trabajando en ello puesto que son las oportunidades de negocios que surgen de la tecnología lo que replanteará las nuevas ventajas competitivas. Siendo la transformación digital una estrategia casi que obligatoria, es igual de necesario contar con una infraestructura de Data Center optimizada, eficiente y ante todo confiable. La confiabilidad es un factor clave para nuestros clientes empresariales y de pequeñas empresas, donde el tiempo de inactividad puede ser altamente costoso.  De acuerdo con los resultados obtenidos por la destacada firma consultora Information Technology Intelligence Consulting (ITIC)1 a través de último Global Server Hardware Reliability Report, el 98% de las organizaciones dicen que una sola hora de inactividad cuesta más de US $100,000; el 81% de los encuestados indicó que 60 minutos de inactividad le cuestan a su negocio más de US $300,000 y un récord de un tercio o 33% de las empresas informan que una hora de inactividad les cuesta US $1 millón a más de US $5 millones. Lenovo es un fabricante líder y comprometido que está desarrollando y llevando al mercado productos que no sólo respaldan el tiempo de actividad al máximo, sino también alcanzando los mayores índices de confiabilidad y de rendimiento.   Lo anterior queda demostrado en los hallazgos del último informe de ITIC1 en el cual se destacan los servidores Lenovo con la menor cantidad de tiempo de inactividad no planificado entre todas las ofertas de servidores x86; más un 99% de respuestas positivas en el servicio, soporte y calidad del producto.   En adición, Lenovo proporciona los niveles de rendimiento más altos del mercado:  88 récords mundiales de rendimiento2, 1ª posición en rendimiento SAP3, 2ª posición en la calificación de supercomputadores de TOP5004, y más.   La prueba está en los datos. Y no sólo queda ahí. Lenovo también mantiene su posición número 1 en “satisfacción del cliente” por octavo estudio consecutivo del Technology Business Research (TBR)5, desde enero de 2015 y 24 de 30 desde el segundo semestre de 2009. El estudio incluye encuestas bianuales de 300 responsables de TI responsables de la compra de servidores x86. El informe señala que Lenovo recibió el más alto nivel de lealtad a la marca como resultado del cumplimiento de las expectativas de confiabilidad, rendimiento y eficiencia del cliente. En Julio del año pasado, Lenovo introdujo su nuevo portafolio ThinkSystem & ThinkAgile6, el cual abarca servidores, almacenamiento, redes y soluciones.  Como lo destacaron varios influenciadores de la industria, el nuevo portafolio de Lenovo introduce un enfoque renovado y simplificado, diseñado para actualizar los Data Centers, completamente adaptable a las nuevas necesidades de TI y entregando productos de clase mundial respaldados por una organización con una amplia experiencia, heredada en parte de IBM.   En complemento, el nuevo portafolio permite elegir entre diferentes tecnologías y escalar a medida que cambian las cargas de trabajo. Finalmente, Lenovo ha dado un salto importante en términos de seguridad empleando rigurosos procesos empresariales que van desde el diseño el BIOS y firmware hasta el desarrollo seguro de software a lo ciclo de vida, pasando por el control de la cadena de suministro más transparente, auditable y segura del sector.   Julian Box, fundador y director ejecutivo de Calligo, dio testimonio de lo anterior con la declaración siguiente en Julio de 2017: “Mediante la ejecución de Microsoft Azure Stack en hardware Lenovo en nuestras jurisdicciones, podremos prestar los servicios Azure que desean los clientes, con la tranquilidad de tener sus datos en la zona correcta de la Unión Europea”. Como resultado a las dinámicas mencionadas, queda en evidencia el compromiso de Lenovo en proveer productos diseñados para Data Centers, simplificar la experiencia de compra del cliente y posicionar al nuevo Lenovo como la mejor infraestructura de Data Center. GBM ha logrado alcanzar crecimientos continuados en los últimos años gracias a las nuevas estrategias promovidas con Lenovo, convirtiéndose GBM en su principal socio en la región. Construya el futuro de su negocio con GBM. Referencias: 1. Information Technology Intelligence Consulting (ITIC) 2017 – 2018 Global Server Hardware, Server OS Reliability Report - https://bit.ly/2ClIHC3 2. 88 récords mundiales de rendimiento - https://bit.ly/2FiHqwz 3. TOP500 List - https://bit.ly/2Fu1qzu 4. SAP Benchmarks - https://lnv.gy/2oCALJ2 5. Technology Business Research (TBR) – Lenovo leads the competition in x86-based server satisfaction - https://bit.ly/2BR4LHd 6. New ThinkSystem Porfolio - https://lnv.gy/2tbbZxi

Integración y Transformación Digital

21 Marzo, 2018 | La transformación digital está siendo impulsada por metodologías y herramientas que permiten a empresas tradicionales innovar como una Startup y escalar los desarrollos a la nube. Design Thinking, Producto Mínimo Viable (MVP), DevOps, Agile, microservicios, API Economy, son todos conceptos muy de moda y que están incrementando dramáticamente la velocidad de implementación de ideas. Uno de estos conceptos, el de Microservicios, está en la mente y planes de los CIOs de las empresas más importantes, debido al impacto que tiene en la arquitectura actual de las empresas y en los resultados de las iniciativas de transformación digital y de innovación. Microservicios La arquitectura de microservicio se centra en dividir las aplicaciones en silos en pequeños componentes que luego se pueden cambiar de forma independiente, creando una mayor agilidad y una escalabilidad elástica. Los microservicios permiten hacer un mejor uso de la infraestructura nativa de la nube y administrarse de forma más simple, proporcionando la resilencia requerida por las aplicaciones en línea 24/7. También mejora la propiedad de acuerdo con las prácticas de DevOps mediante las cuales un equipo puede realmente asumir la responsabilidad de un componente de microservicio a lo largo de su ciclo de vida. Las discusiones de la arquitectura de microservicio a menudo parten de la búsqueda de formas alternativas de crear aplicaciones, pero las ideas centrales que lo respaldan son relevantes para todos los componentes de software, incluida la integración. Los “runtime” de integración han cambiado drásticamente en los últimos años, y ahora permiten una orquestación de plataforma automatizada, escalamiento elástico, integración y despliegue continuos, y generalmente fomentan buenas prácticas de software como el desacoplamiento, ya sea como parte de la construcción de una aplicación o la integración. Los patrones modernos de "integración ligera" proporcionan contenedores especializados y ajustables, que ofrecen agilidad, escalabilidad y flexibilidad mejoradas, y se ven muy diferentes a los patrones de ESB centralizados del pasado. La mayoría de las empresas que implementaron Enterprise Service Bus con el Integration Bus de IBM desconocen que sus inversiones están ahora más vigentes que nunca, y que ya poseen ese "runtime" para "integración ligera" que les permite acelerar sus desarrollos para transformación digital. IBM Integration Bus: un “runtime” de integración ligero para transformación digital IBM Integration Bus (IIB) ha cambiado significativamente desde los días de SOA. IIB ofrece ahora un “runtime” de integración extremadamente ligero con soporte de primera clase para protocolos modernos como REST y está completamente alineado con las necesidades de implementación nativa de la nube. Algunos de los cambios en el IIB que tienen mayor impacto para transformación digital: “Runtime” de integración rápido y ligero. El “runtime” de IIB se ha reducido drásticamente en los últimos años. La instalación es muy sencilla y el “runtime” en sí puede detenerse e iniciarse en segundos, sin embargo, ninguna de sus funciones ha sido sacrificada. Es totalmente razonable considerar la implementación de un número muy pequeño de integraciones en un “runtime” de IIB y ejecutarlas de manera independiente. Virtualización y “contenerización”. IIB se ejecuta en contenedores tipo Docker como una verdadera aplicación nativa de la nube con una arquitectura adaptada para su uso en tecnologías de "containers" bajo un framework de Kubernetes. “Stateless”. Las instancias del IIB son “stateless”, y no dependen entre sí. Como tales, se pueden agregar y quitar de un clúster libremente y las nuevas versiones de las interfaces, o incluso el “runtime” en sí, se pueden ejecutar uno junto al otro. Esto además ayuda a garantizar la facilidad de clonación de la configuración del servidor de integración entre entornos. Listo para “deployment” distribuido. Es posible ejecutar múltiples “runtime” en forma completamente distribuida, pero al mismo tiempo monitorearlos y administrarlos en un solo lugar. Soporte de herramientas DevOps. Listo para “Continuous Integration & Deployment”. Ahora su instalación está basada en archivos de secuencias de comandos y propiedades, compilación, implementación y configuración para habilitar "infraestructura como código". Se puede además automatizar su instalación a través de herramientas como Chef, Puppet, IBM UrbanCode Deploy, y se puede automatizar la ejecución de pruebas unitarias y el Build/Deploy con Ant, Git y Jenkins. Cloud first. IIB on Cloud ya ha estado disponible desde hace algún tiempo. Ahora además se ha introducido una imagen estándar docker al servicio Bluemix Containers para poder implementar el IIB directamente en la nube. Sin embargo, admite una amplia gama de opciones de implementación, desde instancias totalmente administradas o dedicadas en IBM Cloud hasta implementaciones portables en contenedores en otros proveedores de la nube. Los usuarios también pueden optar por una instalación de software más tradicional y autogestionada, la decisión de dónde implementar la integración se puede optimizar a las necesidades del negocio. Soporte JSON / REST. La exposición de REST y las interfaces de servicios web es una capacidad central para IIB. Las interfaces se pueden definir directamente dentro de las herramientas, o crearse en base a las definiciones predefinidas de Swagger o WSDL, incluidos los aspectos clave de la seguridad. Aún puede utilizar el potente y gráfico “Data Mapper” incluso con datos JSON sin esquema. Cada vez más flexibles capacidades de integración. Independientemente de si las aplicaciones estén on premise, en la nube, o en ambas, se cuentan con las siguientes capacidades de integración que pueden ser utilizadas de acuerdo a las necesidades del negocio y de la arquitectura requerida: Service-oriented RESTful Event-oriented Data-driven File-based (batch or real-time) Moderna conectividad. IIB sigue el ritmo de las necesidades de conectividad actuales. Ahora proporciona conectividad nativa a bases de datos NoSQL como MongoDb y Cloudant, servicios de mensajería como Kafka y aplicaciones SaaS (software como servicio) como Salesforce. Instalación basada en el sistema de archivos. La instalación de IIB ahora no es más que colocar binarios en un sistema de archivos y ponerlo en marcha. Perfectamente adecuado para la forma en que las imágenes para contenedores como Docker se crean usando sistemas de archivos en capas. Con todas estas funcionalidades y nueva arquitectura queda claro que IBM Integration Bus es completamente adecuado como “runtime” mínimo en el espacio nativo de la nube y está listo para cualquier forma de patrón de integración liviano y acoplado a DevOps para “Continuous Integration & Deployment”. IBM APP Connect Enterprise Además de la extraordinaria modernización del IIB, ahora IBM Integration Bus Advanced será IBM APP Connect Enterprise. A partir del 30 de marzo de este año 2018, los clientes con IIB (versión advanced) que tengan su soporte activo, podrán hacer uso de IBM APP Connect Enterprise el cual fusiona dos grandes soluciones facilitando aún más las iniciativas de transformación digital: IBM Integration Bus V11: Maduro y flexible “runtime” de integración para transformación digital. IBM App Connect Professional: agrega facilidades de integración de aplicaciones en entornos híbridos con solo configuraciones sin codificación. App Connect Enterprise ofrece una plataforma para una amplia gama de necesidades de integración en una empresa digital moderna. Es ideal para las empresas que necesitan aprovechar arquitecturas “API driven”, conectar aplicaciones basadas en la nube o utilizar facilmente las tecnologías de inteligencia artificial (IA) para extender el valor y la inversión en sus datos y sistemas existentes. Entre las principales capacidades y características que incluye el nuevo IBM APP Connect Enterprise V11 están: Conectividad extendida de servicios en la nube y software como servicio (SaaS), con plataformas en la nube y aplicaciones locales. “Runtime” de integración livianos para la implementación basada en contenedores y nativa de la nube. Opciones de implementación con un equilibrio entre control, administración y presupuesto. La capacidad de crear y exponer API a través de un enfoque sin código que se puede administrar fácilmente a través de IBM API Connect. Herramientas nuevas y simples para todos los estilos de usuarios que trabajan juntos para exponer e integrar sistemas empresariales. App Connect Enterprise V11 es el sucesor oficial para el IBM Integration Bus. Si ya es usuario de IBM Integration Bus solicite información sobre cómo aprovechar la inversión que ya ha realizado, acelerar su camino hacia la transformación digital y acceder a App Connect Enterprise.

Lenovo reafirma su liderazgo

13 Febrero, 2018 | Lenovo, una compañía innovadora, líder mundial en el mercado de computación personal y servidores x86, ha adoptado estas palabras como insignia para lograr mantenerse por tercer año consecutivo como el fabricante número uno de computadoras personales a nivel mundial, diseñando y fabricando los mejores y más innovadores productos de la industria. Además, anunció que su plataforma de servidores X6, líder en la industria, ha establecido  10  benchmarks  adicionales  de rendimiento, incluyendo dos nuevos récords mundiales de SAP, así como un nuevo récord mundial de Java y SPECcpu. Servidores Lenovo logra un total de 34 récords mundiales y continúa el hilo de la familia X6 de números uno y récords mundiales desde su lanzamiento en el 2014. Diseñadas para ofrecer el máximo rendimiento y tiempo de disponibilidad para aplicaciones y despliegues de la nube, las soluciones de Lenovo X6 son ideales para clientes que buscan fiabilidad, capacidad de administración y escalabilidad, con la flexibilidad de ejecutar sistemas operativos como Windows o Linux. Los resultados actuales de rendimiento reflejan la misión de la compañía de ayudar a los clientes a transformar sus Data Centers al adoptar modelos emergentes de consumo y entrega de datos, como infraestructura originada en la nube, Big Data y soluciones analíticas impulsadas por las plataformas x3850 X6 y x3950 X6. “Con más de 30 benchmarks de récords mundiales alcanzados este año, los resultados actuales son un excelente testimonio de la innovación y diseño tecnológicos del servidor X6. Estos resultados de rendimiento no sólo demuestran nuestra capacidad para mejorar continuamente sino que refuerzan el compromiso de Lenovo de crear una innovación centrada en los Data Centers que impulsa un valor empresarial atractivo para los clientes y sus más exigentes aplicaciones y cargas de trabajo” dijo Kamran Amini, General Manager, Server and Storage System Business Unit de Lenovo. Nuevo resultado récord mundial en el benchmark de aplicaciones estándares de ventas y distribución SAP de dos niveles en Windows Siguiendo con su extensa historia de logros al obtener excelentes resultados de rendimiento en los parámetros de aplicación estándar de SAP, el Lenovo System x3950 X6 (8 sockets) logró un sobresaliente resultado récord mundial en el sistema operativo Windows para el parámetro de aplicación estándar de ventas y distribución (SD) de dos niveles de SAP. Diseñado para poner a prueba el hardware y el rendimiento de la base de datos de las aplicaciones y los componentes de SAP, el x3950X6 proporcionó una mejora del 28% en el rendimiento por encima del sistema Lenovo de la generación anterior y una mejora del 4% por encima de los procesadores E7-8890 v4. Para los clientes que ejecutan aplicaciones SAP Business Suite, el último resultado del parámetro de Lenovo hace que el servidor presente un mayor rendimiento para procesar flujos de trabajo de transacciones comerciales en un entorno SAP. Nuevo resultado para SAP Business Warehouse Edition Lenovo también publicó otro resultado récord mundial en SAP Business Warehouse Edition para el parámetro de aplicación estándar de SAP HANA (SAP BW/4HANA). El potente Lenovo System x3850 X6 de 4 sockets proporcionó un rendimiento líder en la industria para los tres indicadores de rendimiento principales con 1,3 billones de registros en una configuración de un solo nodo. El parámetro de aplicación estándar SAP BW/4HANA es la última incorporación a la lista de parámetros de SAP BW y sus tres fases (carga de datos, procesamiento de consultas, y tiempo de ejecución de consultas). El objetivo es aprovechar al máximo las nuevas capacidades de SAP HANA para procesar la carga de trabajo del parámetro. El resultado se logró en el Lenovo System x3850X6, configurado con cuatro procesadores Intel Xeon, SAP HANA 1.0, y SAP NetWeaver 7.5. El Lenovo x3850 X6 proporciona la confiabilidad y disponibilidad de clase empresarial necesarias para las aplicaciones empresariales críticas que se ejecutan en SAP HANA. Lenovo ofrece soluciones sencillas y escalables para SAP HANA y es líder mundial en SAP HANA con más de 6.800 implementaciones. Nuevo parámetro SPEC CPU 2006 para aplicaciones de cómputo intensive Una vez más, Lenovo ha publicado una puntuación superior del parámetro SPEC CPU2006 para el servidor en rack de 4U Lenovo System x3850 X6, mediante el uso de procesadores Intel Xeon E7-8894 v4 de alto rendimiento con 24 núcleos. Ideal para medir las aplicaciones informáticas multi-hilo exigentes, tales como las cargas de trabajo de Computación de Alto Rendimiento (HPC), el x3850 X6 logró una puntuación de liderazgo SPECint_rate_base2006 mediante el uso de dos procesadores Intel Xeon E7-8894 v4, 256GB de memoria TruDDR4, y sistema operativo de servidor SUSE Linux Enterprise Server 12 SP1 (x86_64). Nuevo resultado global récord mundial en SPECjbb 2015 Java business benchmark El Lenovo System x3850X6 alcanzó resultados de rendimiento líderes con cuatro procesadores (4P) para el Parámetro de Distribución SPECjbb2015.SPECjbb 2015 que es un Parámetro Empresarial de Java y es el parámetro SPEC utilizado para evaluar el rendimiento de los servidores que ejecutan las aplicaciones Java típicas. Al utilizar las máquinas virtuales (VM) para servidores Java HotSpot de 64 bits (versión 1.8.0_111) y el sistema operativo para servidor SUSE Linux Enterprise Server 12 SP1, el x3850 logró 224.892 max-jOPS y 75.274 puntuaciones críticas jOPS, lo que denota que el x3850 es el servidor de mayor rendimiento tanto para el tiempo de respuesta como para el rendimiento de la aplicación Java vigentes. Otros registros de benchmark en procesamiento de negocios, gran analítica de datos y virtualización de infraestructura Por último, Lenovo mantiene el primer lugar para seis parámetros adicionales a través de una variedad de pruebas de la industria, tales como SPECint 2006, SPECfp 2006, SPECvirt 2013, STAC-M3 Shasta Suite9, y TPC-E10. Notablemente, el rendimiento de Lenovo en TPC-E, que mide y compara rendimiento y precio de varios sistemas de Procesamiento de Transacciones En Línea (OLTP) y bases de datos, estableció el resultado superior de cuatro procesadores de 9,068.00 tpsE (transacciones por segundo E) a $139,85 U$S/TpsE, un 30% más rápido que el rendimiento del X3850 X6 utilizando la generación anterior de procesadores Intel Xeon E7 v3. Éste es el mejor rendimiento de cuatro procesadores en la industria y se une a los resultados actuales de rendimiento número uno de 2P y número uno global/8P de Lenovo para extender el dominio con el parámetro TPC-E y el rendimiento de OLTP. Computación personal Recientemente la prestigiosa revista “Laptop Mag” realizó la evaluación de las mejores marcas de computadoras portátiles para el presente año, en donde Lenovo demostró que hacer las cosas de forma diferente lo posicionan con los mejores productos para el año 2017. Escuchar las necesidades de los clientes es una prioridad para fabricar el mejor producto del mundo. Entre los principales diferenciadores que llevaron a Lenovo a ser el mejor evaluado están: la duración de la batería en los modelos de alta gama de ThinkPad, que ofrece hasta 17 horas de trabajo continuo con una sola carga; los mejores teclados en la industria, que ofrecen mayor durabilidad y ergonomía para el usuario; y el tradicional “trackpoint” que es realmente preciso. Atractivos diseños en la familia Yoga 910 de pantallas sin biseles, lo que permitirá a los usuarios tener una mayor visión del contenido haciéndola la mejor portátil híbrida plegable dos en uno del mercado. Innovadores teclados halo, o teclados virtuales en la nueva línea de productos Yoga Book en donde está marcando una diferencia indiscutible posicionándolo como líder en el mercado al ser el primero en integrar este tipo de tecnologías. La evaluación sucede en el momento preciso, ya que en este 2017, se celebran los 25 años de creación y lanzamiento al mercado de la primera ThinkPad, dándole a la marca el posicionamiento que realmente se merece. Innovación, diseño, soporte, garantía, una amplia gama de productos y hacer las cosas diferentes del resto de competidores en la industria es lo que coloca a Lenovo como el producto preferido por millones de usuarios a nivel mundial.