Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Aficionado de las bases de datos.

Si hay algo en lo que destaca es en hacer a SQL Server eficiente y rápido. Ha trabajado en sistemas desde hace aproximadamente 18 años de los cuales los últimos 12 han sido en bases de datos. Ha trabajado en diferentes industrias y dado soporte a empresas de diversos países con aplicaciones distribuidas a nivel mundial.

Certificado como "Microsoft Certified Expert en Data management and Analytics"

Su vida profesional fluctua entre compartir el conocimiento adquirido y en manternese actualizado con la nueva innovación y como aplicarlo en sus nuevos proyectos.


SQL Server 2008 llega al fin de soporte

27 Mayo, 2019 | ¿Ha valorado el impacto que supondría perder su información más importante si su base de datos SQL Server llegara a ser objeto de un ataque? ¿Y si en el momento del ataque no pudiera solicitar soporte a Microsoft? Para mantener los principios de estándares internacionales sobre disponibilidad, integridad y confidencialidad, las bases de datos de cada compañía representan el core sobre el cual gira muchas veces la continuidad operativa de la empresa. Microsoft en todos sus productos mantiene su soporte por diez años dividiéndolo en dos fases. “Mainstream Support” durante los primeros cinco años posteriores a su lanzamiento. Durante este período lanza actualizaciones significativas y mejoras al software. Al finalizar éste inicia el soporte extendido “Extended Support”, durante este período únicamente se trabaja en parches de seguridad para reducir vulnerabilidades que puedan ser explotadas por personas mal SQL Server 2008 fue lanzado el 6 de agosto de 2008 y se ha posicionado en el mercado de base de datos como la versión adoptada más estable (previo a SQL Server 2016), caso similar a lo sucedido con Windows XP en los sistemas operativos de escritorio. Basándose en la política de los 10 años, el soporte de esta versión debió finalizar en 2018, sin embargo, al estar en conjunto con la versión R2, su fin de soporte ha sido calendarizado para el 9 de julio de 2019. Cuando recuerdo cuáles eran las novedades tecnológicas en el año 2008, vienen a mi mente dispositivos como el iPhone 3G, el Blackberry Bold era el rey del mercado, la primera generación de Android, los procesadores Intel Core 2 Duo, entre otros. Muchos habrán recordado esos grandes lanzamientos y la increíble revelación que las capacidades de éstos ofrecían en aquellos tiempos. Esto nos lleva a la siguiente pregunta, ¿quién utiliza actualmente alguno de ellos? Entonces, por qué si para nuestro uso personal y profesional buscamos las últimas tecnologías, como los nuevos teléfonos inteligentes o herramientas de trabajo más eficientes, no hacerlo en la gestión del activo más valioso, la información. ¿Qué implicaciones tiene para una empresa que finalice el soporte? Al finalizar el soporte, Microsoft no seguirá generando parches de seguridad para el motor de base de datos. Esto es importante para empresas que dependen de regulaciones internacionales, por ejemplo, si se encuentran certificados ISO 27001 o PCI-DSS. Aún si el sistema no está sujeto a regulaciones internacionales, no poseer soporte lo pone en una situación de vulnerabilidad, ya que eventualmente Microsoft empezará a retirar de sus sitios oficiales las opciones a descargar parches. Una pregunta muy frecuente que se ha recibido sobre este tema es ¿pero qué gano migrando a una nueva versión? Y la respuesta es muy sencilla, muchísimo. Retomando el ejemplo de los dispositivos de 2008 si los comparamos con los actuales, sus características se ven superadas, no solo en términos de hardware sino también en el software y la experiencia al usuario; y en SQL no es la excepción. SQL Server 2008 y en especial la versión R2 fue la versión que comenzó a posicionar a Microsoft como un competidor importante en el segmento de gestor de datos, sin embargo, las versiones más recientes han tenido adelantos increíbles respecto a la versión anterior. SQL Server 2017 incluye mejoras sustanciales a características que en 2008 se encontraban básicas por ejemplo crear ambientes altamente disponibles con Always On. Posee también, características que facilitan la administración y optimización, así como permite aplicar diversos niveles de seguridad por medio de encriptado o bien diferentes formas de limitar el acceso a la información de manera granular. Desde dos versiones anteriores posee compatibilidad nativa con Azure la nube pública de Microsoft para poder crear ambientes híbridos. Otra característica de esta versión es que es la primera versión compatible con Linux. Todo esto parece muy interesante, pero el mes de julio está cerca y esto significará que si llega la fecha y aún no he migrado ¿mi aplicación se detiene o dejará de funcionar? Para nada, la base de datos seguirá funcionando, no se apagará, únicamente perderá cualquier respaldo o soporte por parte de Microsoft. Aunque no todo está perdido, Microsoft es consciente que el tiempo ya se acaba y existe un considerable número de empresas aún con 2008 instalado en sus ambientes productivos, por lo que ha lanzado un plan de mitigación, que consiste en migrar la infraestructura a Azure y al tenerla allí  Microsoft extiende el soporte por 3 años más, esto únicamente si se migra hacia la nube y no incluye soporte telefónico solamente parches de seguridad. GBM recomienda migrar a la versión más reciente para aprovechar todas las nuevas características que este motor ofrece, y así generar más capacidades de innovación en lugar de dejarlo únicamente como un almacén de datos. De la mano con SQL Server también está el sistema operativo, el soporte para Windows Server 2008 y Windows 7 finaliza el 14 de enero de 2020. Esto quiere decir que al momento de esta publicación estamos aproximadamente a ocho meses que finalice el soporte de éstos; aún es tiempo de planificar la migración de los dispositivos a versiones más recientes. GBM le apoya a realizar un diagnóstico, a preparar el proyecto para una exitosa migración de sus ambientes, y una vez migrado capacitarlo en cómo aprovechar esas nuevas características.