Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Todo indica que el inicio de la tercera década de este siglo, marcará aún más la carrera entre las compañías por brindar a sus consumidores y clientes internos, experiencias digitales que acerquen la oferta con la demanda y establezcan relaciones más sólidas quegeneren mayor transaccionalidad e ingresos.

Actualmente en esta carrera, la diversidad es la estrategia para la correcta ejecución con soluciones en entornos de multitecnologías que a su vez son soportadas en nubes híbridas, permitiendo la integración a diferentes plataformas de analytics y business intelligence, conectando con sus usuarios de manera simultánea y en tiempo real.

Sin embargo, el panorama no se plantea igual para todos los sistemas tecnológicos y es que hay particularidades que deben ser consideradas para competir en igualdad de condiciones y es acá justamente donde hay que buscar un “handicap”.

Muchos requerimientos de negocio se convierten, hoy en día en proyectos de misión crítica, los cuales requieren una planeación meticulosa que no solo cumpla las expectativas de presupuesto y tiempo sino también las necesidades del negocio.

Sistemas basados en ambientes SAP, plantean retos interesantes que generan una estrecha relación técnica y de negocio, provocando un acercamiento cada vez mayor entre los departamentos de TI con las diferentes áreas de mercadeo y ventas, finanzas y logística y aquellas relacionadas con los índices de satisfacción o experiencia del cliente.

Implementando SAP
El siguiente paso evolutivo está en SAP HANA y la suite S/4 HANA que colocan cada vez más cerca las versiones tradicionales SAP ECC en “Sistemas Legados” y con un soporte del fabricante a estas versiones anunciado hasta el año 2025, pone en perspectiva una situación que trae retos adicionales para las organizaciones TI: cumplir con las expectativas del negocio mientras en paralelo se plantean los proyectos de migración a HANA.
 
En el papel y a muchos metros de altura, la migración a HANA pudiera parecer una tarea sistemática, pero la realidad es que requiere de muchos factores adicionales que determinarán una migración satisfactoria como: alineamiento correcto de las necesidades del negocio, liderazgo ejecutivo dedicado a las iniciativas del proyecto, recursos calificados (internos y externos) para la ejecución, correcta administración de los riesgos presupuestales y de línea base, y más importante aún, riesgos de impacto en el negocio justamente este último es el más sensible por cuánto la transparencia que debe suponer de cara a los clientes y usuarios de dichos sistemas.

Indudablemente estos proyectos consumirán todos los recursos internos de soporte SAP, acompañando al proyecto en todas sus fases, generando la interrogante de cómo se operará y gestionarán los sistemas actuales; el show debe continuar.
 
Mientras la batería de recursos se destina a los proyectos de migración, buscar alternativas tercerizadas resulta una solución viable en todo sentido y así plantarle cara a la operación y gestión de los sistemas actuales.

Soluciones como los servicios SmartOps para ambientes SAP, proveen una capa BASIS, que resuelve a cabalidad esta necesidad garantizando por medio del marco de actividades de soporte BASIS definidas, la correcta administración de los sistemas de forma 100% remota utilizando los recursos del Centro de Excelencia regional de GBM.

Metodologías de trabajo basadas en las mejores prácticas dictadas por ITIL, ofrecen para estas tecnologías, una gestión que incluye el monitoreo en una base 7x24, de los sistemas mediante la integración por medio de SAP SOLMAN, lo que permite tener visibilidad de los principales procesos técnicos de negocio en todo el entorno del sistema, gestión de los EWAs y reacción proactiva ante cualquier evento que pudiera interrumpir la continuidad de los sistemas.

Parte del servicio también incluye diferentes tareas definidas, que van desde la ejecución de transportes SAP hasta la instalación de service tools y modificaciones de parámetros SAP Netweaver y sus bases de datos.

No es necesario sacrificar la operación actual, ni poner en riesgo la relación comercial con los clientes mientras todo el enfoque se dedique a las labores de migración. Escoger una adecuada oferta de servicios tercerizados puede brindar ese apoyo requerido que permita mantener la atención y enfoque en el negocio y en sus clientes mientras en paralelo se preparan los escenarios que no solo brindarán una nueva cara al negocio, sino que también aperturarán una diversidad de alternativas en la penetración de nuevos nichos de mercado.
¿Está usted preparado?
 


Compartir este artículo
No tema en dar el paso a la nube híbrida

03 Junio, 2020 | San José – junio 2020. La dinámica de los mercados de nuestra época obliga a las empresas a ser más versátiles, con infraestructuras tecnológicas más flexibles, seguras y escalables. Ante este panorama, no hay dudas de que el almacenamiento en la nube llegó para quedarse. Suponemos que, a estas alturas del siglo, ya está familiarizado con este término. No obstante, partiendo del hecho de que todavía habrá personas o líderes de organizaciones que no tienen claro el concepto, lo volvemos a establecer. Las nubes son entornos de las Tecnologías de la Información que extraen, agrupan y comparten recursos escalables con una red. Imagínese así todo un con junto de nodos como computadoras, formando parte de una red, en donde estos dispositivos electrónicos pueden almacenar información, acceder a una misma documentación simultáneamente en el momento y sitio que así lo deseen. Esa disponibilidad sucede, precisamente porque los recursos no están hospedados en servidores específicos de su compañía o discos duros locales, sino que la información se aloja en la red (internet) dándonos esa independencia de acceso en todo momento. Dentro del concepto de nube, sobresale el término Cloud Computing. Aunque algunas personas han llegado a pensar que ambos conceptos implican lo mismo, estas no son tan siquiera tecnologías en sí mismas. Por un lado, las nubes son entornos donde se ejecutan las aplicaciones, mientras que el Cloud Computing es la acción o función que se encarga de ejecutar cierta carga de trabajo en una nube. Finalmente, las tecnologías per se son los sistemas de software y hardware que se utilizan para diseñar y usar las nubes. Teniendo una vez más este refrescamiento de conceptos, es necesario hacer un breve recorrido sobre los diferentes tipos de nubes que hay y cuáles representan hoy un mayor uso en el mercado por parte de las organizaciones. La nube pública La nube pública es un entorno de almacenamiento creado a partir de recursos ajenos al usuario final, que pueden redistribuirse a otros inquilinos. Estos servicios informáticos son ofrecidos por proveedores externos a través de la internet pública, estando disponibles para todo aquel que desee utilizarlos o comprarlos, tal es el caso de IBM Cloud. Estas nubes pueden ahorrar a las empresas grandes gastos relacionados con la compra, administración y mantenimiento de hardware e infraestructura de aplicaciones locales, pues de ello se encargan sus proveedores. La escalabilidad sigue siendo una característica de las nubes. Bajo esta característica, todos los empleados de una empresa pueden usar la misma aplicación desde cualquier oficina o sucursal, con el dispositivo que prefieran siempre y cuando se tenga acceso a internet. La nube privada En términos generales, estas nubes son entornos de almacenamientos diseñados exclusivamente para un usuario final. Esto es, por ejemplo, cuando una empresa realiza la inversión para que se le cree un espacio de alojamiento en la red donde pueda almacenar y consultar información. Esos recursos a su vez podrán ser consultados por sus colaboradores, desde cualquier dispositivo, siempre y cuando estén conectados a internet y dentro de su red física o virtual. Esta modalidad de nube ha empezado a ser utilizadas por las empresas en centros de datos alquilados de otros proveedores que se encuentran fuera de las instalaciones. Todas las nubes se convierten en nubes privadas cuando la estructura de la informática es exclusiva para un solo usuario. La nube híbrida  Si lo que anda buscando es una arquitectura de TI que incorpore las bondades de los dos entornos anteriores, posiblemente la nube híbrida sea su mejor opción. Este entorno de nube se compone de al menos una nube pública y una privada, dos o más nubes privadas, dos o más nubes públicas. La forma en la que funcionan las nubes públicas y privadas siendo parte de una nube híbrida es similar a como lo hacen de forma independiente. Una red de área local, una red de área amplia y una red privada virtual. Las nubes independientes se vuelven híbridas cuando esos entornos se integran y se comunican entre sí, de la forma más sencilla. Aunque todavía hay organizaciones que no se atreven (o se arriesgan) a tener su información dentro de una nube pública, esto por la amenaza que representa para sus datos, la nube híbrida es el paso intermedio ideal para esas compañías. Por un lado, está el centro de datos y la parte más crítica de nuestros procesos protegido y controlado, mientras que por el otro se resuelven el resto de las necesidades con soluciones en la nube pública.  Es importante destacar que los entornos de nube pública y privada que forman la nube híbrida son entidades únicas e individuales. La integración o la parte clave en que ambas se complementan para formar la nube híbrida es mediante una interfaz de programación de aplicaciones, quien se encarga de asignar las cargas de trabajo de una nube pública y una privada. Las ventajas más relevantes de la nube híbrida se derivan de su composición mixta. Hay un mayor control, haciendo que las compañías tomen la decisión de qué información crítica se queda en el ámbito privado y cuál se queda en el público, flexibilidad relacionada con su escalabilidad, así como los recursos que puede aportar la nube pública. También se pueden mencionar la optimización de costes, pagando solo por lo que se usa y la sencillez que implica su migración. ¿Cuándo deberían las empresas plantearse el paso a una nube híbrida? Sí es una realidad que muchas compañías están optando por las nubes híbridas. Los datos han demostrado que este mercado está en crecimiento. Para el año 2015, hace 4 años, más del 85% de los CISOs (Chief Data Security Officers por sus siglas en inglés), afirman que sus empresas están migrando a la nube, según un estudio realizado por IBM.  Bajo esta demanda, el responsable de aquellas compañías que están pensando en migrar a la nube debería plantearse algunas cuestiones antes de optar por esta opción: ¿Para qué y cómo se va a usar la nube pública durante los próximos 2 años? ¿Qué servicios de nube pública utiliza la empresa y cuáles se deben mantener? ¿Qué plataformas locales es necesario conservar? ¿Cómo se integrará la nube híbrida con las cargas de trabajo actuales? A medida que más empresas adoptan los lineamientos de una economía digital, se ha generado una fuerte demanda por parte de Directores de Tecnología (CTO’s) por estar en la nube. Ante este panorama, los entornos de una nube híbrida les permite acelerar el proceso de innovación para satisfacer las nuevas necesidades del negocio. De acuerdo con Joe Peterson, Vicepresidente de Cloud Services de Clarify360, las empresas que aún tienen temor de colocar su información en la nube, perfectamente pueden hacer un clasificación de la información más sensible del negocio y aquella que si bien le pertenece, no implicaría mayor daño en caso de ser consultada por terceros. Ante esa situación, la nube híbrida es la solución ideal. Las empresas por ejemplo podrían tener su portal web, donde los clientes ven información sobre sus horarios de atención y ubicación de oficinas. Este portal bien podría entrar en la nube pública, pero cualquier otra información asociada a datos del cliente, realización de transacciones, acceso a registro médico requeriría de un entorno seguro. De ahí que, la organización puede segmentar este acceso a datos, asignando diferentes direcciones, según la seguridad de asociados, es esto justamente lo maravilloso de los entornos híbridos.     Fuentes:  Concepto de nube – Red Hat https://www.redhat.com/es/topics/cloud Concepto de nube pública – Microsoft Azure https://azure.microsoft.com/es-es/overview/what-is-a-public-cloud/ IBM Blog Latinoamérica – La nube híbrida en una mentalidad de transformación digital https://ibm.co/2UPFhS7  

Mejore su experiencia en trabajo remoto con estos 5 beneficios

29 Abril, 2020 | San José – Abril 2020. La pandemia por coronavirus que inició con la nueva década 2020, trajo cambios en el paradigma laboral a nivel mundial, haciendo que las empresas tomaran nuevas medidas para la continuidad de sus operaciones y sustentabilidad de la economía. En la región centroamericana y del Caribe esta coyuntura sanitaria impulsó a los comercios de productos masivos a migrar sus ventas a través del ecosistema digital de la mano del e-comerce; y a las compañías de todo tipo de industrias a implementar el teletrabajo  o trabajo remoto. Aunque son muy pocos datos los que existen de momento en relación al trabajo remoto y que incluya a todos los países de la región de Centroamérica y Caribe, se sabe que el teletrabajo ha aumentado indiscutiblemente. Por ejemplo, Cisco registró 14,000 millones de minutos en llamadas a través de su plataforma Webex y más de 300 millones de usuarios solo en marzo. Esto es más del doble de su uso en un mes normal. América Latina creció 8 veces en el uso de la herramienta.  Como bien se dice, no fue ni el CEO ni el CIO que impulsó la transformación digital, en muchos casos, fue el COVID-19. Esto ha generado que los negocios hayan tenido que permitir, en tiempo récord, que los empleados puedan trabajar de manera remota y que la operación de la empresa pueda continuar. Para ello se han habilitado tecnologías que a lo mejor no habían ni considerado o las veían como futuristas. Con la forma tan repentina en que las empresas optaron por trabajo remoto, se ha dejado entrever que hay que ponerle especial atención a la tecnología esencial con la que deben contar las empresas para garantizarse productividad, seguridad, eficiencia, agilidad e innovación aún estando fuera de la oficina física con el fin de diferenciarnos de la competencia, mantenernos competitivos y brindar una experiencia de gran valor a nuestros clientes  Ante este panorama, muchos expertos afirman que el haber atravesado esa resistencia al cambio por parte de muchas compañías de la región, podría hacer que aún después de superada la emergencia sanitaria, la mayoría de ellas opten por mantener muchas de las herramientas y normas establecidas durante este período. Para GBM, como empresa líder en tecnología de la región, es importante que las compañías que ya están experimentando las bondades del trabajo remoto, se aventuren aún más para dotar a sus empleados de la mejor experiencia en lo que a facilidades tecnológicas se refiere, garantizándose así no solo la continuidad de la operación y migración a la digitalización, sino también una mayor satisfacción de sus clientes internos y externos, de la mano de estos otros beneficios: Productividad: Las compañías deben asegurarse el espacio de trabajo completo para que los colaboradores puedan laborar desde cualquier lugar, en cualquier momento, desde cualquier dispositivo y de forma productiva. Para ello, GBM tiene a disposición desde los equipos básicos como computadoras y laptops, mediante sus servicios de gestión como Smart User, hasta softwares para incrementar la productividad de los equipos de trabajo, entre los que sobresalen Cisco Webex Teams o Microsoft Teams. Seguridad: No importa si se encuentra laborando dentro o fuera de su oficina, el espacio de trabajo debe ser una fortaleza contra las amenazas cibernéticas. Las soluciones de GBM abarcan seguridad en la red, punto final y en la nube. Como representantes regionales de Cisco, GBM ofrece soluciones para teletrabajo que tienen como fin resguardar el activo más importante de su compañía, los datos. Entre ellas se encuentran Umbrella, AMP4 EndPoints y Cisco AnyConnect, todos ellos orientados a brindar conexiones seguras, previendo las posibles amenazas. AppGate es otro de los aliados de GBM, que ofrece soluciones enfocadas en la protección de la red. Esta es una opción para aquellas empresas que han implementado de manera acelerada el trabajo remoto, brindándole seguridad mediante un perímetro definido por software. Por su parte, GBM como representante excluviso de IBM en la región, brinda además servicios de gestión de accesos e identidades para la protección de su organización ante infracciones. Eficiencia: La estrategia del negocio y su ejecución son primordiales para la continuidad de la empresa. Las soluciones en administración remota le permiten tener más tiempo para lo esencial, mientras un equipo técnico de GBM gestiona su tecnología con excelencia y con una disponibilidad 24x7. Este beneficio se logra gracias a las herramientas que GBM pone a disposición de sus clientes para administración 100% remota de sus ambientes de TI, garantizando altos niveles de servicio y disponibilidad. GBM además le apoya en la gestión de SAP, brindando renovación de infraestructura, crecimiento de la capacidad, continuidad de negocio, entre otros apoyos funcionales. Agilidad: En este nuevo normal, las aplicaciones, los sistemas y la información deben estar al alcance de los colaboradores, pero de forma segura. GBM, como líder en nube híbrida de la región, le ofrece toda una gama de soluciones ajustables a todos los presupuestos de las compañías relacionada con nube híbrida, servidores y contenedores. En lo que respecta a servicios en nube, GBM pone a disposición la nube privada o bien, las opciones de IBM Cloud, Microsoft Azure, GBM Cloud o la de su preferencia. Sea cual sea su elección, esto le permitirá que su gestión sea ágil y flexible, con cargas de trabajo y capacidad escalable. Si lo que requiere para complementar la seguridad de su compañía es espacio para resguardar su información, nuestra oferta en infraestructura de servidores también forma parte de este beneficio. Innovación: Para los negocios que quieren diferenciarse de sus competidores y brindar mayor valor a sus clientes, la innovación es crítica. Soluciones de inteligencia artificial, automatización de procesos y asesorías, facilitan su trabajo, optimizan el tiempo y agilizan la toma de decisiones. Las soluciones de GBM en este ámbito son variadas y pueden adaptarse a cualquier sector corporativo. Desde sistemas interactivos en los cuales delegue la gestión operativa, hasta consultorías para entender, prototipar y construir los procesos. Como parte de este beneficio, las soluciones en educación, como cursos y certificaciones, apoyan en la formación de sus colaboradores para el desarrolo de habilidades tanto técnicas como blandas para poder contribuir de mejor manera a la organización. La transformación digital de las empresas ya era una realidad. Esta pandemia solamente vino a acelerar el proceso. Los beneficios enlistados en este artículo, resumen la experiencia que GBM brinda a sus clientes desde el ámbito tecnológico, con el fin de apoyarlas desde la asesoría, la implementación y el seguimiento de sus necesidades de TI en general y específicamente para estos tiempos de teletrabajo.  

GBM es reconocida Great Place to Work

27 Mayo, 2019 | En la más reciente gala de premiación realizada por el instituto Great Place To Work (GPTW) en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, GBM fue galardonada como una de las mejores multinacionales para trabajar en Centroamérica y El Caribe. Este reconocimiento otorgado por primera vez a la compañía, representa la percepción de más de 110.000 colaboradores de diferentes empresas de la región y destaca la innovación, creatividad y mejora continua que impulsa GBM para el bienestar y el desarrollo del talento dentro de su modelo de cultura y clima organizacional.  Entre las múltiples fortalezas que hicieron a GBM acreedora de este reconocimiento, destacan sus programas de formación continua tales como Top Talent y GBM Leader, las iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa con impacto hacia lo interno como externo de la organización, así como estrategias de celebración que impulsa la compañía para el colaborador. La clave del éxito es nuestro talento Anualmente la compañía realiza estudios de clima organizacional con el fin de identificar fortalezas, así como áreas de mejora que permitan a los colaboradores vivir una experiencia enriquecedora, de crecimiento y estabilidad. “Para GBM, la evaluación de clima y cultura organizacional es un aspecto fundamental y uno de los principales mecanismos de comunicación con nuestros colaboradores. Año con año consideramos los resultados obtenidos para diseñar parte del plan estratégico. Ser la empresa líder en la gestión de tecnologías de información para la región centroamericana y del Caribe, no sería posible sin el talento humano con que contamos”, resaltó Ramón Aguilar, Presidente y CEO de GBM. En la actualidad, más de 1.600 colaboradores conforman la compañía que cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, Venezuela y Miami. En GBM el liderazgo participativo es clave para lograr el éxito. Por esta razón la firma busca alcanzar sus objetivos a través de planes de desarrollo en todos los niveles organizacionales. Sus líderes son personas que motivan y generan un ambiente positivo con el fin de impulsar en sus colaboradores el deseo y reto de aspirar a un mayor crecimiento y desarrollo tanto profesional como personal. Bajo este enfoque, buscan que sus colaboradores generen su propio crecimiento en la compañía, con una relación abierta y cercana que permita fortalecer sus competencias y detectar áreas de constante mejora. Los valores corporativos de GBM son: Confiabilidad, Transparencia, Disciplina y Coraje. La organización promueve en los colaboradores que conforman la compañía, prácticas relacionadas a trabajo colaborativo, agilidad, eficiencia y enfoque al cliente. Sobre Great Place To Work GPTW es un instituto especializado en realizar investigaciones sobre temas relacionados a clima y cultura organizacional, innovación, servicio al cliente, liderazgo, entre otras temáticas. Con más de 30 años de experiencia y alto reconocimiento mundial, a nivel centroamericano y del Caribe, tan solo en el 2018, 221 organizaciones fueron parte de investigaciones con el instituto; resultando en la percepción de más de 136.00  colaboradores.



Escribe un comentario