fbpixel

Por: Alberto Segovia

|

21 Junio, 2017

La transformación digital es para algunas personas como el Mago de Oz cuando los ciudadanos de la Ciudad Esmeralda lo vieron:

un gran misterio que intimida a todos, porque no saben exactamente lo qué es. Pero la verdad es que es más como un regalo entregado por el viejo hombre detrás de la cortina, puede significar cosas diferentes para las empresas, pero al final, una solución simple nos llevará adelante.

En abstracto, la transformación digital es donde se encuentran los datos agregados y los avances tecnológicos. En efecto, es la versión nueva de la revolución industrial, de esta era, es el proceso de integrar esos datos con los procesos de negocios comerciales e industriales.

Los ejemplos del mundo real ilustran cómo algunas industrias se transforman digitalmente. Espero que éstos le den un sentido de lo que significa.

La fabricación de automóviles, electrodomésticos, entre otros solía ser el trabajo de líneas de montaje, las personas que trabajaban de un lado a otro armando y juntando piezas, la pintura, y sacando los productos terminados, como vehículos, lavadoras, televisores. Para desaliento de los sindicatos, las empresas, lentamente hicieron una transición a la automatización, reduciendo los costos y marginando el error humano. Eso fue una transformación del negocio.

Esto no escapa en ningún sector de industria, DHL ha llevado a cabo con éxito un proyecto piloto de prueba de gafas inteligentes en un almacén en los Países Bajos como un primer paso en su viaje de realidad aumentada. En colaboración con DHL, Ricoh y el experto líder en soluciones de computación portátil Ubimax, utilizaron tecnología para implementar la “selección de visión” en las operaciones de almacenamiento.

O cómo Cisco externaliza toda su producción a los fabricantes por contrato, aunque el outsourcing tiene varios beneficios en términos de costos variables versus costos fijos, también introduce el reto de controlar los procesos de producción externalizados, particularmente la calidad del producto. Para manejar este desafío, Cisco desarrolló una plataforma “virtual” MES (Manufacturing Execution System) o VMES, que proporciona visibilidad en tiempo real a la calidad de la cadena de suministro. El VMES cubre tres aspectos fundamentales, las “3Ts” de las operaciones de producción subcontratadas: trazabilidad, transformación y prueba (o testing en inglés).

Al final del día son tres elementos clave que influyen en estas decisiones de transformación digital, reducción de costos, aceleración de los tiempos de proceso, e incremento de la rentabilidad por medio de la excelencia en servicios y productos. Elementos que pesan a la hora de tomar decisiones en los casos de negocio de la industria y la empresa.

¿Recuerda hace unos años, cuando solía ir fuera de su casa y ver el pequeño medidor de electricidad girando y llevando el registro de los kilovatios que están utilizando? Y muchos pensábamos, que si se apagaban las luces en las habitaciones, giraría un poco más lento.

El lector del medidor aparecía cada mes en la entrada de la casa o en el patio, registraba el uso e informaba el consumo. La mayoría de las compañías eléctricas realizaron una transformación comercial e instalaron medidores inteligentes, eliminando el costo del lector de medidores e integrando la mayoría de los hogares en una red inteligente que proporciona a los clientes acceso a su información en tiempo real.

Ahora, a medida que las energías renovables evolucionan y se integran de forma completa en nuestras vidas, estas mismas compañías eléctricas que pasaron a los contadores inteligentes van a realizar inversiones adicionales para poder analizar los datos y tomar decisiones más informadas que les beneficiarán a ellos y sus clientes.

Las empresas tradicionales (industriales) sienten la presión de repensar sus modelos de negocio. Para ello, toda la organización tiene que evolucionar tanto en la manera de interactuar y participar con los clientes como en la forma de operar y administrar sus recursos. Pero el miedo de llegar ahí por no saber a que se enfrentarán y el tamaño de la inversión que piensan deben hacer los paraliza.

Un estudio de investigación de Forrester Consulting encargado por Accenture Interactive, encontró que los principales impulsores de la transformación digital son la rentabilidad, la satisfacción del cliente y el aumento de la velocidad del mercado, he aquí los tres pilares base del mensaje principal para promover en las compañías este paso a la nueva era digital.

Las palabras clave son cambio y estrategia; algunos cambios son graduales y evolucionan hacia un objetivo final, que se vuelve claro en el tiempo, y es necesario hacer una serie de pequeños pasos para alcanzarlo. Por medio de acciones como adquisiciones, inversiones, asociaciones u otras actividades o declaraciones externas o internas, como las personas que lo promueven; de hecho la cultura organizacional es la parte más difícil de modificar.

Cambiar la tecnología, encontrar el talento adecuado, encontrar el conjunto de productos y la estrategia correcta, todo eso es factible. El mayor reto es la transformación cultural en empresas que tienen un legado muy profundo, este proceso de cambio puede deslizarse de forma sencilla si se maneja bien y con los factores humanos apropiados.

El rol de TI en este proceso
Si bien el área de TI estará en el centro de los servicios digitales, también hay un requisito para la colaboración con otros equipos dentro del negocio que están orientados al cliente; los profesionales de mercadeo y servicio al cliente, ya están apostando a los roles de liderazgo dentro de los proyectos de transformación digital.

Sin embargo, estos proyectos tienen como objetivo proporcionar nuevas formas de interactuar, los programas digitales a menudo requieren acceso a la información almacenada en los sitios de TI existentes. Estas fuentes de datos pueden retroceder décadas, entonces ¿cómo pueden las organizaciones casarse con las mejores opciones digitales para servir a clientes internos y externos con estos activos de TI heredados? El corazón de esto es una necesidad de pensar diferente alrededor de lo digital, basado en la mezcla correcta de la gente, de herramientas, de estructuras y de experiencia alrededor del principio de la colaboración, nadie es dueño absoluto de la información. Esto implica crear un cambio de mentalidad en torno a TI y al negocio desde el principio, incluso pasando de los enfoques convencionales a las operaciones de TI y hacia métodos más ágiles, hacia el negocio.

Los bancos, hospitales y clínicas, el mundo del entretenimiento, transporte y comercio electrónico tienen diferentes necesidades que la industria de manufactura y las compañías eléctricas, la clave está en identificarlas y apoyar a las empresas en esa transformación de la manera más transparente posible. El primer paso es retirar la cortina de la transformación digital, haciéndola menos intimidante.

El rol de SAP en la transformación digital

No puedo pasar por alto como nuestra línea de negocio SAP se ha convertido en pionera en soportar estos procesos en una sola plataforma. La tecnología no solo ha cambiado la forma en que vivimos y jugamos, sino que también está cambiando nuestra forma de hacer negocios, impulsando la transformación digital dentro de las organizaciones, donde una empresa integra tecnologías digitales, móviles, analíticas y en la nube en las formas en que opera e innova.

Las organizaciones que quieren aprovechar plenamente los beneficios de los procesos digitales necesitan un núcleo digital para hacer un uso eficaz de las enormes cantidades de datos que entran en sus sistemas. Porque más allá de la cantidad de datos lo que realmente es importante consiste en cómo almacenarlos, procesarlos y analizarlos para obtener ideas que conduzcan a mejores decisiones empresariales estratégicas.

S/4HANA es el núcleo digital que satisface estas necesidades. Basado en la plataforma SAP HANA en memoria, S/4HANA puede almacenar y procesar enormes cantidades de datos, reduciendo significativamente la huella de datos de una organización. Con SAP HANA, los algoritmos se ejecutan directamente en la base de datos, eliminando la necesidad de cualquier estructura de datos pre agregación o redundante, permitiendo que los procesos transaccionales y analíticos se ejecuten en un único sistema, y trae una infraestructura de TI “end to end”, estable y simplificada para los consumidores.

Edición #69

Business transformation Edicion #69

Contenido

 

  • 25 años de cumplirle a los clientes
  • 2017 objetivos claros en gestión social y ambiental
  • Gestión empresarial más eficiente y económica
  • Transformación digital
  •  Liderazgo digital
  • 5 innovaciones que transformarán nuestras vidas en 5 años
  • Reacción a la iniciativa de inteligencia artificial
  • En busca del “da Vinci Digital”
  • Diseñando experiencias de usuario
  • APIs la nueva economía digital de consumo
  • Evite ser una víctima más
  • Noticias falsas y confianza digital
  • Gestión de activos empresariales usando analítica
  • Lenovo reafirma su liderazgo
  • Meraki, tecnología que simplemente funciona
  • La experiencia de implementar ITIL