Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Hoy en día, el tema de moda es la Transformación Digital. No hay un seminario, taller o evento en general, donde el tema no esté ocupando el primer lugar. Los principales proveedores de tecnología están orientando su estrategia o guión de ventas en cómo su propuesta apoya la estrategia de transformación de los negocios y no hay una sola organización a quien no ocupe este tema.

A pesar de la gran cantidad de información y proveedores hablando del tema, en nuestra experiencia al trabajar con diferentes clientes en Centroamérica y República Dominicana, hemos detectado una serie de interrogantes como factor común.

En el libro “Leading Digital”, realizaron una clasificación de cerca de 391 empresas Top de Forbes, de acuerdo con su industria y el impacto que la Transformación Digital ha tenido en ellas, considerando las capacidades digitales y de liderazgo digital con que cuentan, clasificándolos en cuatro grandes grupos, que explico a continuación y que se pueden observar en el cuadro adjunto.

a. Principiantes, son aquellas empresas que consideran que la Transformación Digital no ha llegado a su negocio, pues no han sentido un alto impacto dentro de su modelo de negocio actual. Dentro de este grupo vemos figurar industrias como la farmacéutica, productos enlatados y manufactura. Desde nuestra perspectiva, resaltamos dos puntos principales para las empresas que están dentro de estas industrias: el primero, no es solamente mirar a sus competidores directos, pues cada vez es más común que veamos cómo ideas disruptivas que no necesariamente vienen por empresas del mismo nicho generen un cambio abrupto en los modelos de negocio tradicionales y, como segundo punto, resaltamos la importancia de iniciar a la mayor brevedad con su estrategia de transformación digital, la cual podría permitirle generar una ventaja competitiva en su mercado.

b. Conservadores, dentro de este grupo están aquellas empresas que han realizado algunos esfuerzos o inversiones en ideas que les permitan “Transformar” su modelo de negocio. Pero su apuesta sigue siendo tibia y sin una estrategia organizacional. Dentro de este cuadrante encontramos industrias como utilidades (servicios como agua y electricidad), además de la de seguros. Al igual que lo mencionamos en la categoría anterior, acá resaltamos la posibilidad de establecer una ventaja competitiva en el mercado si se inicia un proceso de transformación en este tipo de empresas. Sin embargo, un punto particular en este cuadrante es, que sí hay empresas que de una u otra forma están testeando algunas ideas o prototipos, de ahí que es de suponer que la disrupción esté más cercana para estas industrias.

c. Fashionistas, como su término lo indica, este tipo de empresas siempre tratan de estar a la moda, lo cual los lleva a comprar una gran cantidad de “juguetes digitales”. No escatiman en invertir en digitalizar su negocio, pero su punto débil se centra en no contar con una estrategia bien definida y que les permita articular sus esfuerzos para agregar valor a su empresa y sus clientes. Otro de los factores a resaltar de las empresas que están dentro de este cuadrante, es que aunque generan mayores ingresos que otras de su competencia, éstos no se traducen en ganancias, pues no optimizan sus procesos y carecen de objetivos comunes, por lo que podríamos definir que no son eficientes en su negocio.

d. Máster digitales, este cuadrante está ocupado en su gran mayoría por empresas de la industria de Banca, Retail y alta tecnología, lo cual consideramos que es consecuente con el comportamiento que notamos en el mercado. El retail ha estado en gran medida impactada por el cambio en el comportamiento de los consumidores. Las personas hemos cambiado drásticamente la forma en que consumimos los servicios, adoptando la tecnología como parte de nuestro día a día con el objetivo general de agregar utilidad y hacer más fácil nuestra vida. La Banca es quizá una de las industrias más longevas que existen y ha conservado su modelo de negocio tradicional durante muchos años, de ahí que modelos de negocio disruptivos, en su gran mayoría han sido implementados por empresas pequeñas (Fintech, Startup) quienes han identificado grandes oportunidades de negocio en una industria ampliamente regulada y tradicionalista. Definitivamente, los efectos de la Transformación Digital serán reflejados de manera visible sobre la banca en los años venideros. Los banqueros deben estar sumamente ocupados con esta situación que amenaza de manera directa su negocio. Y finalmente, tenemos las empresas de alta tecnología, desde nuestro punto de vista compuesto por empresas que en su gran mayoría, por no decir todas, nacen digitales y que siguen captando clientes de cuanta industria desean, utilizando la mejora en la experiencia del cliente como su caballo de batalla, con grandes fortunas disponibles para experimentar en ideas que generen nuevos modelos de negocio y sin los sesgos, temores o regulaciones que afrontan otra serie de industrias.

e. Es una tendencia en otras regiones como Europa o Estados Unidos y no tanto para Centroamérica y/o Latinoamérica, el término globalización ha sido ampliamente utilizado desde los años 80´s o 90´s. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, no ha sido sino hasta el siglo actual que gracias al aprovechamiento de las tecnologías hemos podido verlo realmente aplicado. Las barreras de todo tipo han sido derribadas gracias a esto. Las estadísticas indican que una idea disruptiva puede generarse e impactar un modelo de negocio en 12 ó 18 meses, los planes estratégicos, ya no son de 10 ni tan siquiera de 5 años, las empresas prefieren planear a 2 años y realizar revisiones exhaustivas al menos cada 6 meses.

Latinoamérica, y más específicamente Centroamérica, no está exenta de este fenómeno, tendencias como Fintech que en algún momento se veían lejanas para nuestra región ya están presentes, ideas innovadoras y que atacan directamente temas tan delicados como el mercado cambiario ya ocupan puestos importantes en nuestras economías con monedas como Bitcoin. De ahí que hoy en día el reto no es compararme con empresas de mi región, debo mantener la mirada en otras regiones, ver tendencias y sobre todo analizar el impacto en el comportamiento que éstas causan sobre el comportamiento de los consumidores.

f. Debo contar con una estrategia al respecto, iniciamos nuestras ponencias sobre Transformación Digital con la frase, “El momento es ahora” y es precisamente la forma en que deseamos incentivar a las empresas que aún no cuentan con su estrategia a iniciar cuanto antes.

El impacto de la Transformación Digital es amplio y profundo, todas las empresas hemos tenido que adoptar procesos de cambio para sobrevivir en el proceso. GBM en su papel de líder en integración de tecnología en la región no ha sido la excepción, hace no muchos meses nuestro portafolio de productos y servicios era sustancialmente distinto.

Actualmente, nuestra estrategia X as a Service (XaaS) nos ha permitido continuar liderando el mercado, siendo la empresa #1 en la región y sobre todo continuar asesorando a nuestros aliados de negocio en los procesos de transformación digital.

Pero este reto no es de un día, la estrategia debe ser constante, clara y ampliamente comunicada. El mayor de los retos es cambiar la forma de pensar de las personas (clientes y colaboradores), quienes son los actores más importante en este proceso, con los cuales se debe generar cultura para la adopción, incentivando la innovación y la mejora continua.

g. Realmente mis clientes están preparados para la transformación digital, el principal impulsor de esta ola de Transformación Digital es el cliente. Sin importar la industria o mi modelo de negocio, toda estrategia definida, debe tener como eje principal el cliente. Los procesos de TD deben construirse de afuera (experiencia del cliente) hacia adentro (modelo de negocio y procesos), priorizando a detalle cada uno de los esfuerzos para articularlos de manera que permitan aportar valor y generar pequeñas victorias que le den aún más fuerza a la estrategia.

Más del 30% de nuestros clientes, son a su vez clientes de Amazon, Apple o Google, cuyo enfoque está 100% orientado en mejorar la experiencia del cliente y su fascinación por el servicio es tal que se convierten en fans de sus productos y servicios; por lo que no esperan menos de la relación que tienen con el resto de empresas. Si su empresa no está realizando los esfuerzos, alguna empresa más, que incluso ante nuestros ojos puede parecer insignificante por no contar con el músculo comercial o financiero, si va realizar el esfuerzo y puede impactar profundamente mi modelo de negocio.


Compartir este artículo

No se encontraron artículos



Escribe un comentario