Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Hace  años que venimos dando paso a la transformación digital y podría ser que por la naturalidad con que lo hemos observado creemos que se trata solo de moda. No obstante, les invito a mirar poco atrás y ver el poder transformador que la tecnología digital ha traído a nuestro nuevo mundo en menos de una década. Más aún, la invitación debe ir en el orden de proyectarnos hacia el futuro y potenciar este fenómeno.

Sin percatarnos hace siete años vimos como los celulares que estaban reservados para unos cuántos, se convirtieron en “smartphones” y aparecieron de repente en las manos de todos. Niños, taxistas, médicos, abogados, panaderos, personal de servicio doméstico, oficiales de seguridad y cuanta persona se nos pueda ocurrir hoy tiene una relación personal, de apego y dependencia de su teléfono inteligente.

El poder de cómputo nunca fue tan accesible, tan cercano y tan humano. La tecnología se ha democratizado y no solo porque su acceso es casi universal sino porque los usuarios son quienes tienen el poder:

Los medios de comunicación masiva han cambiado. La información está en manos de los usuarios en segundos y las cadenas de noticias no solo han tenido que ampliar su comunicación a las redes sociales, sino que han tenido que crear plataformas para alimentar su contenido con lo que se produce en redes sociales.

• Una plataforma de servicios, como pudiera ser una sucursal bancaria digital, determina en gran medida la fidelidad de los usuarios hacia un banco. Si mi banco no responde a lo que quiero en facilidad para prestar sus servicios bancarios, fácilmente puede determinar que cambie. A fin de cuentas, los usuarios necesitan servicios bancarios, no bancos.

• Los usuarios se enganchan con quien les agrega valor y están receptivos a que se les sorprenda. Están dispuestos a cambiar su forma de hacer las cosas si eso es compatible con sus expectativas, sino como explicamos el éxito de Waze.

• Todas las industrias de una u otra forma, tarde o temprano se ven afectadas por esta transformación digital. Pueden haber ejemplos locales y cambios pequeños, pero también existen esos que se han vuelto gigantes y ya han revolucionado algunas industrias de manera casi global como es el caso de Uber, Netflix, AirBnB, etc.

• Y bueno, como si esta transformación no fuera suficiente reto, ya se avecina la computación
cognitiva.

La presente edición le trae muchos artículos en esta línea. La transformación digital y ahora la computación cognitiva nos ponen al frente de una verdadera disrupción.


Compartir este artículo

No se encontraron artículos



Escribe un comentario