fbpixel

Por: Alberto Segovia

|

22 Marzo, 2017

Internet de las cosas está aquí, y ¿ahora qué?

Entender el principio de conectividad entre dispositivos y máquinas hablando entre ellos, suena un tanto abstracto y hasta demasiado futurista, imaginando realidades como el del entorno de películas como Terminator o Matrix. Pudiésemos pensar que es aún mucho más complejo comprender la existencia de un protocolo universal, con el que puedan comunicarse millones de máquinas o equipos entre ellos y puedan gestionar algún tipo de respuesta basado en el estímulo que se envía o la acción que se solicita. Creo que muy pocos imaginaron que realmente esto pudiera ocurrir de una forma tan acelerada o en unas décadas inmediatas desde que salieron las primeras ideas de esta conectividad.

Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), cambió el mundo para que no sea igual nunca más. Así como los negocios digitales llegaron para cambiar nuestras vidas, así lo hizo IoT, para reducir los tiempos de respuesta y mejorar aún más nuestra calidad de vida.

Cuando hablamos de una “cosa” nos referimos a un equipo o dispositivo que es capaz de generar alguna respuesta en función del diseño o ingeniería que permitió su fabricación. Detrás de él existen cientos de horas de esfuerzo tecnológico que han sido utilizadas para que funcione. Sin embargo, esta “cosa”, está incorporada dentro de un ecosistema sobre el cual debe generar un servicio o un bien, pero aislada de su entorno; y su precisión, mantenimiento o medición, deberían ajustarse o monitorearse de forma aislada e integrarse a sistemas de información,

para entenderla y poder realizar las respuestas esperadas.

¿Pero qué tal si esas “cosas” comienzan a hablar directamente con sus responsables y trasmitir lo que ellos necesitan en función de los distintos indicadores de control y evaluación?

Entendiendo que es IoT

Es difícil decir cuándo nació IoT. Sin embargo, puedo decirles que Kevin Ashton, de origen inglés, definió el termino como la forma en que internet se conecta a sensores. Ashton fue cofundador de Auto-ID Center, en el instituto del centro Tecnológico de Massachusetts, que desarrolló el conocido RFID y otros sensores para la industria y para el manejo de cadena de suministros. Ashton afirmó, “El problema es que las personas tienen un tiempo, una atención y una precisión limitados, y no se les da muy bien conseguir información sobre cosas en el mundo real. Y eso es un gran obstáculo. Somos cuerpos físicos, al igual que el medio que nos rodea. No podemos comer bits, ni quemarlos para resguardarnos del frío, ni meterlos en tanques de gas. Las ideas y la información son importantes, pero las cosas cotidianas tienen mucho más valor. Si tuviéramos ordenadores que supieran todo lo que tuvieran que saber sobre las “cosas”, mediante el uso de datos que ellos mismos pudieran recoger sin nuestra ayuda, nosotros podríamos monitorizar, contar y localizar todo a nuestro alrededor. De esta manera, se reducirán increíblemente gastos, pérdidas y coste”.

A través de esta concepción, comienza a definirse la forma de fijar protocolos que pudieran usarse para comunicarse a través de internet las diferentes “cosas” (no solo las electrónicas), que tuvieran una dirección y un protocolo que las hiciera “hablar” y pudieran ser interpretados por servidores que tradujeran sus mensajes.

Aunque el concepto es relativamente nuevo, desde hace unos 30 años, han habido pasos importantes para permitir la comunicación de los equipos o máquinas entre sí. Logrando avances en dispositivos domésticos e industriales.

Pudiese definir entonces IoT como una red gigante que conecta objetos físicos entre sí. Y que disparan eventos o respuestas de forma remota según las prioridades o capacidades de los mensajes o servidores definidos para el manejo de la información.

A lo largo de algunos meses, equipos de investigación han seguido de cerca el crecimiento de las tendencias globales en IoT. En particular, han analizado cómo el ecosistema de IoT permite a las entidades (tales como consumidores, empresas y gobiernos) conectarse y controlar sus dispositivos de IoT en 16 entornos, como la manufactura, el hogar conectado, el transporte y la agricultura.

Analistas de Business Intelligence (BI por sus siglas en inglés)  clasificaron todos estos datos para crear un informe que discute todos los componentes del ecosistema de IoT, incluyendo sus dispositivos, análisis, redes y seguridad. También prevé el mercado emergente de IOT, incluyendo las megatendencias, el crecimiento de dispositivos, el monto invertido y el potencial retorno de la inversión.

Pasaríamos un largo tiempo describiendo todas las bondades o desaciertos que pudiera tener IoT. Sin embargo, lo que queda claro es que las organizaciones y empresas de tecnologías  han estado haciendo grandes inversiones en este sentido para generar automatización y ser predictivos a la hora de tomar decisiones sobre los negocios que están asociados a esta ola que se ha convertido en tsunami.

Como ejemplo de estos avances, hoy quedé gratamente sorprendido al recibir en mi email, un dashboard de mi vehículo que contenía información del día, como la presión de las llantas, kilometraje, consumo de combustible, etc. Así como pudiera estar planificando la cita para el mantenimiento de las 10K millas. Es información en donde yo no hice nada y fue la propia conexión del carro la que envió, toda la data, esta fue procesada por los servidores del fabricante y me la enviaron al correo. Básicamente, son las cosas que hablan entre ellas y como resultado se generó un evento para mi consumo.

Cada día se liberan más elementos innovadores que apuntan directamente sobre IoT, lo que nos lleva a identificar algunos sectores importantes:

  • La industria: la maquinaria que se encarga de controlar los procesos de fabricación, robots ensambladores, sensores de temperatura, control de producción, todo está conectado al internet en cada vez más empresas, lo que permite centralizar el control de la infraestructura.
  • Infraestructura urbana: control de semáforos, puentes, vías de tren, cámaras urbanas. Cada vez más ciudades implementan este tipo de infraestructuras basadas en el internet de las cosas que permiten monitorear el correcto funcionamiento de sus estructuras además de adaptar más flexiblemente su funcionamiento ante nuevos eventos.
  • Control ambiental: una de las áreas en las que está teniendo más éxito el internet de las cosas, pues permite acceder desde prácticamente cualquier parte a información de sensores atmosféricos, meteorológicos, y sísmicos.
  • Sector salud: cada vez más clínicas y hospitales alrededor del mundo confían en sistemas que les permiten al personal de salud monitorear activamente a los pacientes de manera ambulatoria y no invasiva.
  • Sector automotriz: más fabricantes han agregado opciones de monitoreo y gestión de control en los vehículos, para cerrar las brechas de servicios con los clientes.

Y algunos otros donde la tecnología no para de establecer y liberar objetos o dispositivos asociados con el uso de Iot como lo son: el sector doméstico, sector energético, sector de telecomunicaciones, etc.

Tendencias de IoT para este año 2017

“Las empresas están impulsando la transformación de internet de las cosas. Los productos de consumo, como los portátiles y la electrónica conectada, ciertamente recogen una gran parte del mercado, pero se  estima que más del 80% del gasto de IoT hasta 2020 estará en aplicaciones B2B y casos de uso.” Internet de las cosas será uno de los principales impulsores de la transformación digital que las empresas experimentarán en los próximos años, creando un entorno de autoaprendizaje que impulsará la interrupción digital en el mundo físico. IoT será un elemento crítico de esta transformación, ya que permite la aparición de nuevos modelos de negocio y permite cambios en los procesos de trabajo, mejoras en la productividad, contención de costos y experiencias mejoradas de los clientes.

Dentro de las marcadas tendencias que tendremos para este año podemos enmarcar 5 como principales:

  1. API’s: Al exponer datos que permiten conectar varios dispositivos, las API proporcionan una interfaz entre internet y las cosas que revelan posibilidades no vistas anteriormente. En el próximo año, el poder y la importancia de los APIs estarán a la vanguardia de la conversación en torno a la habilitación y más importante de la monetización de internet de las cosas.
  2. Seguridad: Los desafíos en seguridad deberán abordarse a través de una combinación de interoperabilidad, educación y buen diseño, y adoptar un enfoque proactivo y no reactivo para diseñar características de seguridad, lo que dará como resultado mejores productos y soluciones.
  3. Plataforma: Una plataforma IoT debe conectar dispositivos, debe recopilar datos, debe manejar miles de vendedores, decenas de estándares y debe ser capaz de escalar a millones de dispositivos enviando miles de millones de mensajes. Para entregar valor verdadero más allá de los fundamentos, debe agregar la cognición, la seguridad, el aislamiento, la generación de la perspicacia y la automatización del lazo cercano. Con estas capacidades y los avances tecnológicos de apoyo, la plataforma IoT se convierte en un agente de transformación para una empresa.
  4. Computación Cognitiva: Más allá de las implementaciones IoT tradicionales, la computación cognitiva está aumentando la cantidad de datos para mejorar el entorno de aprendizaje y aumentar las posibilidades de lo que se puede hacer con la analítica de borde haciendo sensores capaces de diagnosticar y adaptarse a su entorno sin necesidad de intervención humana. Otra gran ventaja del IoT cognitivo es la capacidad de combinar múltiples flujos de datos que pueden identificar patrones y dar mucho más contexto de lo que estaría disponible.
  5. Blockchain: Blockchain está jugando un papel importante en la internet de las cosas, mejorando la seguridad, haciendo más transacciones sin fisuras y creando eficiencias en la cadena de suministro.

Edición #68

Business transformation Edicion #68

Contenido

 

  • 25 años en la industria tecnológica
  • Su trabajo y dedicación han hecho posible lo que hoy es GBM
  •  Informe de sostenibilidad GBM 2016
  • Internet de las cosas está aquí, y ¿ahora qué?
  •  Gestione con éxito  la infraestructura de forma remota
  • Innovación: Un camino de retos constantes
  • Transformación  de los negocios y el avance de la sociedad
  • Evite ser presa fácil de los hackers
  • Cambios radicales
  • Se triplicará la adopción de soluciones conginitivas
  • Su negocio es tan rápido como el accesp a sus datos
  • Gestión de activos empresariales
  • Administración integrada de red
  • Plataforma bancaria digital
  • 5 tendencias que transformarán los negocios en 2017