Por: Revista IT Now

|

22 Marzo, 2017

Gestione con éxito la infraestructura de forma remota

Los servicios administrados por un tercero, además de ser una responsabilidad en manos de expertos, le permiten centrarse en el negocio, reducir costes y errores humanos.

Para lograr una administración remota que satisfaga los objetivos que tiene todo CIO, es necesario que conozca en detalle los elementos que debe tomar en cuenta, que garanticen la calidad de la gestión, así como aquello que debe otorgarle el proveedor de servicios administrados.

Si las condiciones en las que está el departamento no responden a los estándares y normas del gobierno de TI, es momento de plantearse la necesidad de que alguien más lo haga por usted, sobre todo porque asegurarse de tener al personal con las últimas certificaciones, la seguridad de la información y la continuidad del negocio son responsabilidades que demandan de mucha dedicación y por lo general los CIO están superados por las necesidades que se presentan a cada momento.

Según Lisette Gálvez, Outsourcing Services Regional Manager de GBM, hay tres momentos clave antes de tomar la decisión de tercerizar la administración de la infraestructura de forma remota y que esto sea exitoso; lo que puede coincidir con que la organización esté a punto de renovar y migrar a nuevos ambientes de infraestructura, sistemas operativos o bases de datos.

“El CIO debe hacer una selección correcta del proveedor y que éste tenga la experiencia y las credenciales que dan los fabricantes en la plataforma que desea que administre, validar que las plataformas sean compatibles con los skills de proveedor y los acuerdos de niveles de servicios que el cliente requiere para su negocio, es decir, validar si es de 7-24 o 5-8”, indicó Gálvez.

América Central no es ajeno al comportamiento global en cuanto a la tercerización de servicios. Empresas como GBM aseguran esa garantía al contar con personal especializado, como el establecido en El Salvador, disponibilidad de la conectividad, con su centro de datos en Panamá, y replicación en Guatemala, para que los negocios se enfoquen en sus actividades propias.

“Al tener un contrato con SLA, el especialista se vuelve transparente porque la empresa tiene respaldo de que permanecerá en el tiempo y mantendrá el nivel de servicio contratado, el riesgo del personal está a cargo de GBM, así como la obtención de certificaciones, calidad técnica y conocimiento”, agregó.

Otro aspecto que enciende las alarmas para recurrir a los servicios administrados lo determinan los niveles de crecimiento: cuando los CIO optan por innovar, suelen proliferar infraestructuras más complejas y avanzadas que dejan de ser inherentes a la plataforma tradicional. Ahí es momento de parar la inversión y tercerizar.

Por ejemplo, GBM cuenta con Smart Ops, un servicio que administra, monitorea y soporta ambientes de SAP (Netweaver) y de sistemas operativos en Power (Power i, AIX) e Intel (Windows y Linux) tanto en premisa del cliente o ubicados en el centro de datos, y se acopla a cualquiera que sea la estrategia de TI del cliente.

“Smart Ops administra lo que tiene en la oficina, sin importar la ubicación que se tenga en Centroamérica y República Dominicana, la cual puede estar una parte en el data center. Además, hacemos un monitoreo global de todas las plataformas y análisis de utilización de TI”, agregó Gálvez.

Si el departamento de TI cuenta con especialistas y aún así experimenta fallas en el servicio, o dificultades en parches o versionamientos, es posible que esté sobrecargado para dar la administración correcta.

Los errores comunes se ven en el impacto a la calidad ya que afecta la disponibilidad del sistema y del negocio.

“¿Cuántas veces hemos ido a un establecimiento donde no hay sistema? En muchos casos, el negocio ha crecido tanto que la capacidad de adquirir tecnología ya no es suficiente para brindar el servicio.

Por otro lado, el administrador de la tecnología no es el problema sino por el siting que hay que crecer, pero eso solo se logra monitoreando el sistema”, aseguró Gálvez.

De ahí que al tercerizar, los negocios reciben un servicio de calidad comprobado, reducen el impacto de la rotación de personal y además se enfocan en su propia naturaleza, a diferencia de resolver aspectos estrictamente tecnológicos.

¿Sus sistemas se caen con frecuencia? ¿La rotación del personal en TI es recurrente? Ponga atención a esos aspectos para dar continuidad al negocio en manos de un tercero.

Hay un momento en la vida de TI en que por el crecimiento de los sistemas, la volatilidad del personal técnico o seguir utilizando sistemas heredados, surgen fallas y aumentan los riesgos para la continuidad del negocio; señales para que considere ceder a un tercero la correcta gestión de los ambientes y aplicaciones.

Según Lissette Gálvez, Outsourcing Services Regional Manager, en GBM, cada vez son más las empresas que tercerizan los ambientes de bases de datos, sistemas operativos y aplicaciones de forma remota.

Para sustentarlo, GBM lanzó Smart Ops, un servicio que ofrece una mesa de ayuda, monitoreo de los ambientes de servidores, aplicaciones y red, y la operación y administración de ambientes para Netweaver y bases de datos, Power i, AIX y su virtualización con VMware.

“Lo que hacemos es una eficiente administración remota tanto para pequeñas, medianas y grandes empresas. Con Smart Ops, dejarán de observar baja calidad en el rendimiento de los sistemas y tendrán ambientes estables con niveles de servicios contratados que garantizan la disponibilidad”, dijo Gálvez.

5 razones para tercerizar la administración de TI

¿Cuándo es el momento de tercerizar la administración de las aplicaciones para una empresa? La gerente dio cinco razones a tener en cuenta.

  1. Para que el personal técnico se libere y se enfoque en el core de negocio, por ejemplo, en minería de datos o hacer más con inteligencia de negocios. Según Gálvez, es necesario que los administradores de bases de datos hagan descansar a la empresa porque o están sobredimensionados o subdimensionados. Muchas veces la contratación de estos profesionales no siempre da el 100% que esperan las empresas. En contraste, la tercerización incluso genera una base de conocimiento para que la próxima vez que haya un incidente, se optimice el tiempo de resolución.
  2. Cuando la rotación del personal técnico es frecuente, se ha llegado a un plató de funcionamiento y de estabilización y el personal salta a otra oportunidad de trabajo. Si esto es recurrente y repetitivo, impacta al negocio ya que los sistemas no permanecen afinados en su totalidad. En décadas anteriores, la rotación era poco frecuente; con las nuevas generaciones, como los millennials, el personal técnico siempre está buscando nuevos horizontes y busca la dinamización de su vida laboral. Ello expone a cierto riesgo el conocimiento del personal que, por salario o condiciones personales, no se queda de forma prolongada en un empleo.Cuando la calidad del personal técnico no tiene el conocimiento correcto o adecuado para garantizar la estabilidad de los sistemas empresariales.
  3. Cuando la calidad del personal técnico no tiene el conocimiento correcto o adecuado para garantizar la estabilidad de los sistemas empresariales. “En la administración de ambientes, GBM tiene personal experimentado, el cual hace un diagnóstico inicial para determinar qué está ocasionando las caídas, luego se realizan los ajustes para estabilizar el sistema”, indicó Gálvez.
  4. Cuando la empresa planea ampliar la base instalada de servidores o implementar nuevos sistemas operativos que requieren skills de conocimiento que representan una curva de aprendizaje extensa ante el volumen de servidores, de ambientes o de la nueva tecnología.Una empresa regional, o con múltiples oficinas, antes tenía servicios y centros de cómputo en cada oficina o país; hoy los proveedores las acompañan en el proceso de consolidación hacia sitios primarios y que se repliquen en sitios de contingencia o de recuperación de desastres. “Al consolidar los ambientes de servidores, de bases de datos y de sistemas operativos, hay un incremento de todos los ambientes a administrar. Si una empresa está pensando en crecer su parte de servidores por distintas razones, nuestra oferta es de forma inmediata”, dijo Gálvez.
  5. Para garantizar la disponibilidad del negocio. Cuando los sistemas no son estables o enfrentan caídas recurrentes, algo no está funcionando bien.

Por lo general, las empresas que enfrentan este tipo de problemas conservan un esquema tradicional de TI, lo cual es una clara señal de que deben reevaluar su condición para mantener el control cuando el objetivo es el negocio y no lo que ocurre con TI.

La tercerización no implica descartar el soporte del fabricante; en caso de tener uno de tercer nivel, se debe recurrir al contrato de mantenimiento para que tanto el hardware como el software estén actualizados, que los sistemas operativos y las bases de datos estén con el último parche del fabricante y que todos los parámetros estén configurados, indicó la gerente.


Edición #68

Business transformation Edicion #68

Contenido

 

  • 25 años en la industria tecnológica
  • Su trabajo y dedicación han hecho posible lo que hoy es GBM
  •  Informe de sostenibilidad GBM 2016
  • Internet de las cosas está aquí, y ¿ahora qué?
  •  Gestione con éxito  la infraestructura de forma remota
  • Innovación: Un camino de retos constantes
  • Transformación  de los negocios y el avance de la sociedad
  • Evite ser presa fácil de los hackers
  • Cambios radicales
  • Se triplicará la adopción de soluciones conginitivas
  • Su negocio es tan rápido como el accesp a sus datos
  • Gestión de activos empresariales
  • Administración integrada de red
  • Plataforma bancaria digital
  • 5 tendencias que transformarán los negocios en 2017