fbpixel

Por: Rubén Castillo Morales

|

21 Junio, 2017

A lo largo de los años, las compañías han acumulado mucho valor obtenido con el desarrollo de sus productos, servicios y reglas de producción generando conocimiento complejo y valioso sobre sus respectivas industrias y consumidores.

Las empresas actuales se han convertido en negocios cada vez más digitalizados con el objetivo de mejorar su producción, obtener y  proporcionar  valor  en  sus  modelos operativos  y  mejorar  radicalmente  la manera en que operan de forma sostenida. Si bien hablar de software correspondía hace algunos años a empresas cuyo core business
era el de tecnología, hoy día se ha permeado a prácticamente todas las empresas de todo los sectores de la industria.

Además de ese conocimiento en aplicaciones de software y sistemas de información, estas  empresas también miles de datos y de información histórica   del   comportamiento de sus productos y servicios, tendencias y evolución hasta alcanzar una importante madurez en sus “activos digitales”. Aunado a ello, el contexto en que les tocará seguir compitiendo está cambiando.        
            
De esta manera, podemos decir que el uso de software se convirtió en negocio y por ende, las empresas se están volcando cada vez más a  hacerse  “programables”  y  “consumibles digitalmente”. En la nueva era de consumo digital  B2B,  las  empresas  líderes  han logrado    ventajas competitivas digitales lo cual ha generado el fenómeno de Economía Digital, específicamente se está experimentando un gran interés o tendencia hacia la Economía de APIs.

Comencemos por entender qué es un API

Por  sus  siglas  en  inglés,  Application Programming Interface (API) o Interfaz de Programación de Aplicaciones es cuando una entidad expone un activo digital o un servicio definido, y que puede ser fácilmente invocado desde una aplicación que puede estar dentro o fuera de la organización.

El API expuesto es consumido por un “API consumer” quien lo integra usualmente en un App que él gestiona y ofrece a los usuarios finales. Este conjunto de servicios constituye lo que conocemos como la API economy (economía de las API). Esto permite que las capacidades existentes sean intercambiables, de  modo  que  se  pueden  usar  de  nuevas formas, rápida y fácilmente, estimulando así la innovación y la creación de valor para el negocio.

Esto permite que un producto o servicio hable con otros productos o servicios. De este modo, una API permite abrir datos y funcionalidades a otros desarrolladores, a otras empresas o incluso entre departamentos y ubicaciones dentro de una empresa. Es cada vez más la manera en que las empresas intercambian datos, servicios y recursos complejos, tanto con socios como abiertamente con el público.

Las APIs, en esencia, aportan dos tipos de beneficios:

  1.  Reestructuran y organizan los sistemas internos para dar apoyo a nuevos proyectos innovadores  de  una  manera  uniforme, reduciendo la inversión en mantenimiento e incrementando la agilidad.
  2. Aportan  oportunidades  para  generar nuevas maneras de llegar a los socios del negocio,  generando  ingresos  y  afianzando alianzas estratégicas.

Dicho de otra manera, permiten la creación de  negocios  programables.  Ejecutan,  de manera  específica,  estrategias  de  software estructuradas en torno a amplias interfaces internas y externas. Éstas son la clave para liberar el poder del software.
            
En el futuro cercano, la mayoría de las empresas van a ser programables. La economía digital estará impulsada por las APIs. Las compañías que hagan un uso y gestión adecuado de éstas lograrán  diferenciarse  y  ser  competitivas, dejando de lado a todas aquellas empresas que tomen la decisión de quedar fuera de la economía digital.

¿Por dónde comenzar?
La transformación digital global es el motor de la nueva economía, pero también es cierto que atrae mucha atención y presión en todas las empresas que se ven obligadas a competir contra empresas totalmente digitales y que ya llevan cierta ventaja en tiempo y madurez en sus respectivos sectores del mercado.

Debido a esto, y especialmente en nuestra región, las empresas líderes están extendiendo sus servicios hacia los canales digitales, lo cual ha involucrado una conversión interna o transformación de sus productos y servicios hacia un esquema digital, ocasionando en algunos casos la desaparición misma o sustitución de algunos de estos productos y servicios por otros más modernos que se adapten a los nuevos modelos de negocio.

Las empresas han entendido el valor de ampliar la experiencia de sus clientes a través del uso y disposición de canales digitales compartiendo información, activos digitales, servicios de valor basados en la personalización de la experiencia soportados en el entendimiento y preferencias personalizadas del público, potenciando su valor, diferenciando su servicio y creando un acercamiento que se traduzca en la fidelidad de sus clientes.

La pregunta que muchos líderes en su negocio pueden estar haciéndose es, ¿cómo encamino mi empresa hacia la economía de APIs?

Todo comienza con identificar cuáles de sus datos y bienes disponibles tanto dentro como fuera de su empresa pueden ser aprovechados. Siempre entendiendo que cada negocio tendrá un punto de inicio distinto basado en su realidad y estado de madurez tecnológico y de procesos. Cada empresa posee su propia historia, fortalezas, debilidades, entorno, competidores, industria y modelo de negocio particular, lo cual define su punto de partida. Para sacar partida de sus activos y bienes deberá integrar sus datos, sus procesos deberán hacerse eficientes y gestionables, la información generada por su organización debe ser interpretable, visible, sus datos deben tener correlación en tiempo real, sus eventos capturables, permitir la toma de decisiones o interacción en tiempo real, una visión general y completa del estado actual de sus socios de negocio, del estado de su empresa, de sus productos y servicios, y de su contexto.

La empresa deberá iniciar un proceso interno de optimización y transformación de sus activos considerando arquitecturas basadas en servicios.

La creación de una API está basada en los datos que están dentro y fuera de la empresa. Se requiere acceso a las aplicaciones empresariales, y esto se logra a través de tecnologías probadas de integración y procesamiento de eventos. Una vez creada una API, ésta puede llevarse al mercado digital a través de una plataforma de distribución de API para escalabilidad, seguridad y adopción rápida, usando un portal de autoservicio para desarrolladores.

Para iniciativas de API, podríamos decir que tenemos que garantizar los siguientes aspectos: reutilización, compartición y encapsulación.

La diferencia aquí es que el enfoque gira alrededor de la velocidad con la que se puede llegar a la empresa por parte de los consumidores. Para ello, es importante conocer el comportamiento previsto y existente de los consumidores de APIs en su deseo de hacer uso de los activos digitales del negocio y mucho de no duplicar el esfuerzo sin “reinventar la rueda”. Con base en esto, podemos decir que encaminarse hacia una Economía de APIs no es suficiente a través de la mera exposición de sus activos, sino que será necesario implementar un proceso de gobernabilidad de tales APIs (API Management).

Las cinco etapas de madurez

Las siguientes descripciones vistas desde un alto nivel, resumen brevemente cada uno de los cinco niveles de madurez en que una organización puede encontrarse durante su camino hacia el desarrollo de su Economía de APIs:

Nivel 1
Aprendizaje utilizando un enfoque no estructurado: La empresa ha tenido APIs a su disposición durante algún tiempo. Las interfaces existentes con los sistemas han sido expuestas para que los desarrolladores internos y los socios accedan. Sin embargo, cada vez que se crea una de estas API, se realiza con un esfuerzo único. La implementación de la API, la puesta a disposición del público y la aplicación de la seguridad se implementan de forma única. No existe una metodología o gestión común alrededor de estas interfaces.

Nivel 2
Descubrir y experimentar para ganar comprensión del mercado: Las empresas que empiezan iniciativas de API tienden a concentrarse en los activos existentes de la empresa y poner esos activos digitales a disposición del público. El pensamiento común durante esta etapa de madurez temprana se centra en los activos que la empresa posee y cómo proporcionarlos al público de una manera controlada y segura.
 
Nivel 3
Implementar soluciones de mercado específicas: Al avanzar en la escala de madurez, las empresas ahora se centran en las necesidades de la audiencia y en el consumo de API con menos énfasis en la estructura de los activos existentes. Las soluciones dirigidas al público están impulsando la iniciativa, y las necesidades del consumidor son una prioridad.

Nivel 4
Ampliación a soluciones de mercado digital completas: Ya al alcanzar este nivel, el negocio está muy involucrado en la conducción de activos digitales. Los líderes empresariales están mirando más allá de la perspectiva orientada al consumidor de la etapa anterior hacia nuevos modelos de negocio, nuevas ofertas de servicios y nuevos canales para impulsar la estrategia digital.

Nivel 5
Innovar con la transformación predictiva: Una vez alcanzado el nivel más alto, las empresas están pensando en un ecosistema multidireccional en todas las industrias. La estrategia digital se basa en perspectivas que van más allá de una sola empresa. Las interacciones con los clientes pueden ser vistas como “predictivas” basadas en la integración de ecosistemas y en la computación cognitiva.

Compartir y permitir el consumo de activos digitales en forma segura

Es posible que compartir información dentro y fuera de la organización pueda generar algún nivel de aprehensión en la organización tradicional, pero al igual que se han desarrollado a nivel web diferentes formas de protección del acceso no autorizado, o abuso en el acceso, phishing, intentos de denegación de servicio, utilizando técnicas diversas como toma de datos contextuales del cliente que accede para predecir una suplantación, incorporando “captchas”, pre-enrolamiento y muchos otros mecanismos de seguridad informática, también en este caso se han desarrollado técnicas para impedir el “API abuse”.

Además de la seguridad, hay otros atributos que se toman en cuenta y deben ser ofrecidos a quienes confíen en los servicios provistos por la organización, entre ellos estabilidad, integridad transaccional, privacidad, mensajería adecuada y modelos predecibles de evolución funcional, entre otras características, muchas de ellas recogidas de las buenas prácticas de ingeniería de software ya existentes.

Otro aspecto a definir para las empresas tradicionales que quieran ingresar a la API economy es cuál será el modelo económico para incentivar y compartir ingresos con las empresas que generan las Apps y que asumen el rol de API consumers, desde modelos gratuitos, o los de “try & buy”, hasta aquellos que pagan fees en función a alguna variable previamente acordada. También es válido por supuesto no cobrar por el servicio, si la transacción en sí misma es rentable para la empresa proveedora del API.

Es difícil predecir cómo el mercado utilizará las APIs ofrecidas, pero lo que si podemos predecir es que lo harán de maneras más creativas, estos nuevos APIs acelerarán la innovación en la capa de presentación, integración y servicios contextuales generando nuevos modelos de negocio cada vez más disruptivos y potenciando la evolución del negocio y hasta generando nuevas tendencias globales, algunas de las cuales muchos de nosotros aún no podemos imaginar.
 


Edición #69

Business transformation Edicion #69

Contenido

 

  • 25 años de cumplirle a los clientes
  • 2017 objetivos claros en gestión social y ambiental
  • Gestión empresarial más eficiente y económica
  • Transformación digital
  •  Liderazgo digital
  • 5 innovaciones que transformarán nuestras vidas en 5 años
  • Reacción a la iniciativa de inteligencia artificial
  • En busca del “da Vinci Digital”
  • Diseñando experiencias de usuario
  • APIs la nueva economía digital de consumo
  • Evite ser una víctima más
  • Noticias falsas y confianza digital
  • Gestión de activos empresariales usando analítica
  • Lenovo reafirma su liderazgo
  • Meraki, tecnología que simplemente funciona
  • La experiencia de implementar ITIL